Los Jardines de Monforte, que se encuentran en la calle Monforte y muy cerca de la Alameda y de los Jardines del Real, albergan unas figuras de unos leones un tanto especiales y con una historia de rechazo.

En uno de sus jardines intimistas, situados en uno de los lados de la casa, se encuentran dos esculturas de dos leones “similares” a los que podemos encontrar en el Congreso de los Diputados de Madrid. Entrecomillamos similares porque, nada más lejos de la realidad, lo único que quizás pueda dar semejanza a estos con los ubicados en el Congreso es que son leones, aunque desde “la Meseta” los llamen de todo menos eso.

Fuente: jdiezarnal.com

Fuente: jdiezarnal.com

Los llamados “leones de piedra blanca de Colmenar”, son obra del escultor José Bellver y Collazos (nacido en Ávila 1824 y fallecido en Madrid 1869), quien fuera tío de Ricardo Bellver, autor del Ángel Caído del Retiro. 

Los leones, en su día, fueron un encargo realizado hacia 1850 para la escalinata del Congreso de los Diputados en Madrid, donde curiosamente no llegaron a colocarse nunca. Su rechazo fue simple: tenían un aspecto infantil, casi aniñado. No daban miedo a nadie. Curiosamente no fue hasta no hace unos años cuando, gracias al canal Historia, se percataron que uno de los leones del Congreso no tenía testículos, al contrario que los de Monforte, ya que las dos figuras sí disponen de ellos.

En primera instancia los primeros leones que presidieron el congreso fueron obra de Ponciano Ponzano, pero se estropearon rápidamente al cabo de un año de su colocación, en 1852.

Ponciano Ponzano, escultor de los actuales leones del Congreso. Fuente: www.allposters.com

Ponciano Ponzano, escultor de los actuales leones del Congreso. Fuente: www.allposters.com

¿El motivo? eran de yeso y pintados de bronce, sin ningún recubrimiento especial, y en tan solo un año el tiempo hizo el resto, degradando el tratamiento superficial que por entonces le dieron. Después del intento fallido de Bellver, y de que la prensa de la época madrileña presionara, la obra volvió a manos de Ponzano, donde la obra de Bellver fue retirada.

Pero entonces ¿Cómo es que llegaron a Valencia a los Jardines de Monforte? Fue gracias al Marqués de San Juan, Juan Bautista Romero, quien adquirió en Madrid en 1864 y se los trajo para su palacio valenciano donde quedan ubicados desde entonces.

Por cierto, para aquellos curiosos, podéis visitar el panteón de los Marqueses en el “Museo del silencio” de Valencia (PINCHA AQUÍ) donde curiosamente es el primer panteón construido en el cementerio en 1846, debido a la muerte del único hijo varón de los Marqueses en 1845: D. Juan Bautista Romero Conchés.

El horario de apertura del Jardín es del 21 de marzo al 20 de septiembre de 10.30 a 20.00 horas y del 21 de septiembre al 20 de marzo de 10.30 a 18.00 horas.

 

Fuente de la foto de portada: hedonismopop.hol.es

Fuente del artículo: Jdiezarnal.com y artículo del Levante EMV sobre el descubrimiento de “la falta de huevos” en uno de los leones del congreso.

 

 

Comparte si te gusta en alguna de las siguientes redes sociales:

 

 

 

3K Compartir
Compartir3K
Twittear6
WhatsApp
Email