El siguiente relato es REAL Y TRISTE, y más en las épocas en las que estamos. En Navidad, al igual que a lo largo de todo el año, no todo es tan bonito. Vivimos en una sociedad que no favorece a los desprotegidos, aunque gracias a la caridad, bondad y sacrificio de muchas personas desinteresadas y asociaciones u ONG´s, muchos de estos pueden sobrevivir como pueden. Pero no todos quedan cubiertos y este es el caso de hoy, una persona que vive y duerme en un banco. Os dejo con el artículo que ha escrito un querido lector y que ha querido que lo publicásemos en Valencia Bonita para concienciar a todos y cada uno de nosotros, porque al fin y al cabo…te puede tocar a ti.

“VIVIR Y DORMIR EN UN BANCO” por Mendez Rubio Silvestre

11049522_448080725402582_8675988811901437815_o

Se llama Ioan Florín, 37 años, nacido en Rumania.

Actualmente hace vida y duerme en un banco del parque situado en la calle Zaragoza de nuestra ciudad, Paterna.  Dicho parque está justo antes de llegar a la rotonda del conocido “Mirapark”, o como así le llamamos en Paterna por una conocida heladería.

Desde que salió de su país, según me cuenta hace 15 años, ha vivido en distintas ciudades de España.  Las dos últimas antes de llegar aquí, han sido Castellón y Valencia. En mi interés por saber de Ioan, este accede a contarme una pequeña parte de su vida antes de llegar a Paterna.

Me cuenta que su último trabajo fue transportista, que le gusta las ciudades situadas junto al mar mediterráneo y que lleva más de 15 años sin ver a su familia que reside en Rumania. Me cuenta que España le gusta mucho, que hay personas buenas y malas como en todos los sitios que ha recorrido.

Es entonces cuando la curiosidad me puede más y le pregunto porque vive de esa forma. Le hago esta pregunta porque veo que pasa la mayor parte del día sentado en el banco y luego cuando oscurece, se tapa con un edredón y toma como almohada de su bolsa de deporte.

Ioan me dice que no quiere hablar del porqué vive de esa forma.

Curiosamente, la tarde esta nublada cuando hablo con Ioan y le digo que puede ser que llueva esa noche. En mi ímpetu de saber más sobre él, le pregunto que va hacer si llueve.  Tarda unos segundos en contestarme, donde solo hay silencio en mi mente y oídos durante ese espacio de tiempo.  Tras la pausa me dice:

“Si estoy durmiendo me pondré de pie y veré caer la lluvia”.

12377646_448080762069245_9122324022945742719_o

Ioan habla como él dice “al 50 %” cuatro idiomas:  Francés, inglés, español y rumano. Me entiende perfectamente y yo a él. Muchos de nosotros apenas salimos del español y esta persona sabe hasta 4 idiomas.

Me cuenta entre otras muchas cosas, que está de paso, que cuando tenga posibilidades se irá a otra ciudad, pero que antes le gustaría visitar “la albufera”.

Me intriga el conocimiento que tiene de lugares situados en Valencia. Después de casi una hora conversando con él, antes de despedirme le comento que vivo cerca y que me diga si necesita alguna cosa que le pueda ayudar: ropa, comida, etc.

Ioan se vuelve a quedar pensativo unos segundos y tras mirar su ropa y su bolsa de deporte me dice:

“ahí tengo todo lo que necesito”, “si tú me quieres ayudar cuando pases por aquí te quedas un ratito para poder hablar”.

Ioan me deja totalmente descolocado. Le doy la mano y me alejo.

Cuando llego a la esquina me giro para mirarlo por última vez y sigue en su banco. Quizás esa noche, como él dice, se tenga que poner de pie para ver caer la lluvia.

12371226_448080782069243_552382939392003094_o

Ioan durmiendo por la noche

Si alguien sabe como ayudar a este hombre o a tantos que están en la calle, si está en tus manos, actúa.

Artículo escrito por Mendez Rubio Silvestre, donde publica cosas de interés y otros artículos en su página de Facebook Paterna Ciudad

 

Síguenos en Facebook: Valencia Bonita

Síguenos en Twitter: @valenciabonita_

Comparte si te gusta en alguna de las siguientes redes sociales

653 Compartir
Compartir653
Twittear
WhatsApp
Email