• Dicen de este convento, en concreto de uno de sus claustros, que es el remanso de paz por excelencia de Valencia. Un lugar distinto, donde mirar al cielo es totalmente diferente a cualquier otro lugar de la ciudad (parece una línea de relleno pero os aseguramos que cuando lo visitéis y os dejéis llevar, lo entenderéis al observar el cielo sentados en su precioso claustro gótico).

La tranquilidad que inspiran sus líneas contrasta con el silencio que cada uno de sus visitantes procesa al cruzar su gran portón. El antiguo Convento del Carmen, hoy conocido como Centre del Carme y ubicado en la Calle Museo, tiene sus orígenes en el año 1281, cuando los carmelitas calzados se establecieron en Valencia a la muerte del rey Jaume I en el barrio de Roteros. Lugar promovido por el carmelita fray Arnaldo Gasch o fray Arnaldo de Bascher sobre terrenos que el rey Jaume I había donado al aragonés Íñigo Blasco en favor a su lealtad por haberle acompañado en la Conquista de Valencia, y que al igual que otros conventos fundados tras la Conquista Cristiana, todos se ubicaron fuera de las murallas árabes (extramuros), como los de Santo Domingo (1239), San Agustín (1250) y Zaidía (1268).

Gracias a su fundación, Real Monasterio de la Madre de Dios del Carmen (Reial Monestir de la Mare de Déu del Carme), se debe el nombre del barrio más castizo y popular de la ciudad: el barrio del Carmen (a pesar de que ahora este de moda Ruzafa).

El conjunto arquitectónico del antiguo convento desamortizado, y su iglesia, que pasó a ser parroquia de la Santa Cruz a partir de 1842 tras la exclaustración, rebasa los límites de la historia de la ciudad y puede ser utilizado como eje para dar amplia visión panorámica de la arquitectura valenciana y aún mediterránea.

Sus contantes ampliaciones y modificaciones sufridas desde su fundación a finales del siglo XIII, hacen de él, hoy en día, un lugar único y especial en Valencia. A destacar la que desarrolla Fray Gaspar Sent Martí (1574-1644), que tomó en el Carmen valenciano en 1591. Durante estos años de profesión del fraile arquitecto, además de construirse el sobreclaustro renacentista y las celdas del noviciado, se construyó una biblioteca, la capilla de la Comunión y el transagrario, en la iglesia.

Ya en el siglo XVIII se realizaron dos nuevas construcciones: la capilla oval de Nuestra Señora del Carmen (1774-1783) del arquitecto Vicente Gascó; y la nueva fachada del Convento (1778-1779) de José Gascó, con portada neoclásica y la inscripción “DECOR CARME”.

Por este lugar han pasado obras de gran importancia y personajes históricos de Valencia como Francisco Domingo, Ignacio Pinazo, Joaquín Sorolla, Manuel Benedito, los Benlliure y otros tantos, además de haber sido sede de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos desde 1848 y Escuela de Bellas Artes y de Artes y Oficios, hasta 1986, pasando también por su importante función para adaptarse a Museo de Bellos Artes (se inauguró como “Museo del Carmen”, siendo un albergue de las obras de arte de los conventos suprimidos o de iglesias y monasterios que no pudieron seguir albergando obras).

Curiosamente, y por suerte, su función como Museo le salvó de ser demolido, además de las voces que proclamaron al unísono su salvación por aquel entonces.  Tras ser declarado Monumento Histórico-Artístico Nacional en 1983, se inició su rehabilitación en 1989 para ser concluida parcialmente en 2011, convirtiéndose en la actualidad en un centro que acoge exposiciones de todo tipo, siendo además la sede del Consorcio de Museos de la Comunitat Valenciana.

Cualquiera que lo visite podrá encontrarse nada más entrar, junto al mostrador y a mano izquierda, una pequeña tienda. En el mostrador nos pedirán que dejemos bolsas o mochilas de gran tamaño (no así bolsos pequeños, bandoleras o de mano), para garantizar que no nos llevamos nada (se nos dará una consigna en forma de papel que podremos canjear por nuestras pertenencias a la salida).

La primera impresión que os podéis llevar del lugar es impresionante. Hemos de contaros que es la segunda vez que visitábamos el lugar y atendimos a las recomendaciones que nos dio una persona de confianza, donde nos dijo “siéntate en uno de sus bancos y relájate mirando al cielo en el claustro gótico. La paz que te inundará será inigualable”.

DSC_0411

Claustro Gótico. Fuente: © Valenciabonita.es – Por favor, si compartes esta imagen indica la fuente 🙂

DSC_0423

Claustro Gótico con la Torre Campanario de fondo. Fuente: © Valenciabonita.es – Por favor, si compartes esta imagen indica la fuente 🙂

DSC_0408

Claustro Gótico. Fuente: © Valenciabonita.es – Por favor, si compartes esta imagen indica la fuente 🙂

Este claustro, que es un espacio de circulación para visitar las distintas dependencias del antiguo Convento, está formado por preciosas bóvedas de crucería simples con arcos apuntados y ménsulas historiadas con animales, ángeles, figuras y escudos heráldicos.

Se construyó entre fines del siglo XIV y principios del siglo XV, siendo un singular ejemplar de herencia cisterciense al igual que el claustro de la catedral de Segorbe o el del convento de la Trinidad de Valencia, añadiendo también el desaparecido convento de San Agustín de Valencia.

Fue cubierto en el siglo XIX para ampliar el espacio expositivo del Museo de Bellas Artes aquí ubicado, donde fue restaurado y consolidado en su panda oeste en 1989 dada la perdida de verticalidad de algunos de los pilares, aún hoy visible.

En este mismo claustro podremos ver el sarcófago del escritor valenciano Vicente Blasco Ibáñez (vacío), realizado en 1935 por Mariano Benlliure. Este sarcófago jamás ha contenido los restos de Vicente Blasco Ibáñez, dado que este está enterrado en el Cementerio General de Valencia desde 1933, tras ser traslado a la ciudad desde Francia tras su muerte en 1928. Entre algunas de las inscripciones que podréis leer en el sarcófago, encontraréis la dedicatoria de “Valencia a Vicente Blasco Ibáñez” o los títulos de las obras de Blasco.

DSC_0413

Sarcófago del escritor valenciano Vicente Blasco Ibáñez. Fuente: © Valenciabonita.es – Por favor, si compartes esta imagen indica la fuente 🙂

DSC_0414

Sarcófago del escritor valenciano Vicente Blasco Ibáñez. Fuente: © Valenciabonita.es – Por favor, si compartes esta imagen indica la fuente 🙂

DSC_0417

Sarcófago del escritor valenciano Vicente Blasco Ibáñez. Fuente: © Valenciabonita.es – Por favor, si compartes esta imagen indica la fuente 🙂

También podremos ver detalles a lo largo del claustro, como un reloj de sol, el escudo de la familia Xinquer-Castellfort, confesionarios tapiados de los cuales uno de ellos tiene una inscripción o, por ejemplo, una reproducción de la fachada de la portada de la iglesia en escala reducida. 

Reloj de Sol.

Reloj de Sol. Fuente: © Valenciabonita.es – Por favor, si compartes esta imagen indica la fuente 🙂

Fachada de la iglesia en miniatura.

Fachada de la iglesia en miniatura. Fuente: © Valenciabonita.es – Por favor, si compartes esta imagen indica la fuente 🙂

DSC_0426

Escudo de la familia Xinquer-Castellfort. Fuente: © Valenciabonita.es – Por favor, si compartes esta imagen indica la fuente 🙂

Inscripción

Inscripción del confesionario. “A 4 de julio de 1670 se cerró este confesionario que avia mas de trescientos años que estaba echo, en el cual año 1670 se renovó este claustro, por precio de mil y cincuenta libras 1.050 L siendo Prior el MRPM fray Sebastián Blasco ex-provincial hizo la obra ….”.  Fuente: © Valenciabonita.es – Por favor, si compartes esta imagen indica la fuente 🙂

De la exposición de Sorolla no podemos mostraros nada, dado que está prohibido fotografiar (entre otras cosas), en las salas de exposiciones (una pena puesto que en ella se disponen restos encontrados y cubiertos tras una cristalera). De lo que si podemos mostraros fotografía es de la escalera barroca del siglo XVII, donde puede observarse, al final de ésta o a su principio si alzamos la vista, una cúpula muy parecida a la dispuesta en el Palacio del Marqués de Campo, el que hoy es el Museo de la Ciudad de Valencia.

DSC_0436

Escalera Barroca. Fuente: © Valenciabonita.es – Por favor, si compartes esta imagen indica la fuente 🙂

DSC_0452

Escalera Barroca. Fuente: © Valenciabonita.es – Por favor, si compartes esta imagen indica la fuente 🙂

DSC_0461

Escalera Barroca. Fuente: © Valenciabonita.es – Por favor, si compartes esta imagen indica la fuente 🙂

El Aula Capitular no la pudimos visitar porque estaba cerrada y nos quedamos con las ganas de ver el ventanal gótico junto con los dos óculos y el pavimento original del siglo XIV. Aún a malas pudimos ver a través de la cristalera (puerta de entrada), parte de los detalles.

De los restos que si pudimos fotografiar son los de la Casa árabe, una vivienda islámica, protegida con vidrio, muy bien conservada del antiguo arrabal islámico de Valencia. Se trata de una calle, orientada norte-sur y parte de las viviendas a ella recayentes, con estancias, un patio decorado, una puntura mural y un pavimento de ladrillos rojos y amarillos así como un pozo y una pila en el centro. Que esta vivienda haya quedado oculta hasta ahora se debe a la construcción del convento a partir de 1281, y que gracias a las excavaciones realizadas en los últimos años para la recuperación del edificio, podemos hoy observar parte de nuestra pasado de aquella Balansiya.

DSC_0478

Vivienda islámica. Fuente: © Valenciabonita.es – Por favor, si compartes esta imagen indica la fuente 🙂

En las exposiciones que se encontraban, además de la de Sorolla, pudimos ver la de “el nostre Patrimoni Inmaterial”, un recorrido por los bienes culturales que han sido declarados patrimonio inmaterial por la Unesco y que forman parte de la señas de identidad de los valencianos (el origen de la exposición fue la conmemoración del X Aniversario de la Convención del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO celebrada en el año 2013), y l’Arbre de les Llengües de Monique Bastiaans, una escultura hecha de materiales primarios: hierro y cerámica. Esta obra, dispuesta en mitad del claustro gótico, está formada por unas farolas retiradas de Valencia, dando así una segunda vida para ser recicladas y transformadas en el tronco las ramas principales del árbol. Representa, a través de sus hojas, las 7000 lenguas vivas en el mundo.

DSC_0493

L’Arbre de les Llengües de Monique Bastiaans en el Claustro Gótico. Fuente: © Valenciabonita.es – Por favor, si compartes esta imagen indica la fuente 🙂

La del Patrimoni se situaba en el Refectorio, una amplia sala rectangular de fines del siglo XIII y principios del siglo XIV, que sigue el esquema constructivo de arcos perpiaños o fajones y desaparecida armadura de madera (gótico llamado “de reconquista”). Se trata, según pudimos leer, de un modelo de gran fortuna de fines de la Edad Media, que se aplicó tanto a edificios religiosos como civiles (San Félix de Xàtiva, Atarazanas de Valencia o Iglesia del Salvador de Sagunto, entre otros lugares).

DSC_0490

Sala del Refectorio. Fuente: © Valenciabonita.es – Por favor, si compartes esta imagen indica la fuente 🙂

DSC_0489

Sala del Refectorio. Fuente: © Valenciabonita.es – Por favor, si compartes esta imagen indica la fuente 🙂

El otro claustro del Museo, el renacentista, es un lugar, también, digno de visita. Cubierto en el centro por un pequeño jardín, fue construido en la segunda mitad del siglo XVI y principios del siglo XVII para vertebrar las nuevas dependencias del convento necesarias por el aumento de la comunidad religiosa. De planta ligeramente irregular, es uno de los elementos más cultos de la arquitectura valenciana del momento, al revelar sus coincidencias con las láminas de tratados arquitectónicos como las Medidas del Romano de Diego de Sagredo. Está compuesto de cuatro galerías sustentadas por arcos de medio punto con columnas toscanas de capitel estriado, también presentes en el Palau de Scala o el antiguo Hospital General de Valencia, y en el centro del claustro, como os hemos dicho antes, un jardín con un pozo de piedra.

DSC_0431

Claustro Renacentista. Fuente: © Valenciabonita.es – Por favor, si compartes esta imagen indica la fuente 🙂

DSC_0438

Claustro Renacentista. Fuente: © Valenciabonita.es – Por favor, si compartes esta imagen indica la fuente 🙂

DSC_0443

Claustro Renacentista. Fuente: © Valenciabonita.es – Por favor, si compartes esta imagen indica la fuente 🙂

DSC_0444

Claustro Renacentista. Fuente: © Valenciabonita.es – Por favor, si compartes esta imagen indica la fuente 🙂

DSC_0486

Claustro Renacentista. Fuente: © Valenciabonita.es – Por favor, si compartes esta imagen indica la fuente 🙂

DSC_0459

Pozo del Claustro Renacentista. Fuente: © Valenciabonita.es – Por favor, si compartes esta imagen indica la fuente 🙂

Por último, de entre todas las estancias que visitamos también, nos llamó la atención el Dormitorio. Este lugar, antiguo dormitorio de los monjes, fue construido entre finales del siglo XIII y principios del XIV. Llama la atención especialmente de esta sala rectangular los detalles que podemos ver todavía a ambos lados (decoración pictórica). Resulta que estos detalles pertenecían a lo que por entonces eran las “celdas individuales” de cada monje, donde estas no tenían techo y disponían de una pequeña ventana, un camastro y alguna hornacina, aún hoy visibles, así como vestigios de la mencionada decoración pictórica. La distribución y techumbre son muy similares al dormitorio del monasterio de la Trinidad de Valencia.

DSC_0464

Dormitorio. Fuente: © Valenciabonita.es – Por favor, si compartes esta imagen indica la fuente 🙂

DSC_0472

Detalles pictóricos de celda. Fuente: © Valenciabonita.es – Por favor, si compartes esta imagen indica la fuente 🙂

DSC_0474

Detalles pictóricos de celda. Fuente: © Valenciabonita.es – Por favor, si compartes esta imagen indica la fuente 🙂

Después de recorrer todo el monasterio, y tras salir por la puerta de entrada, seguimos con esa sensación de paz que nos inspira el lugar. Caminamos justo a nuestra izquierda para poder ver la portada de la Iglesia y alzar la vista para ver la torre campanario. De vuelta a la realidad abandonamos este lugar del que sin duda alguna os recomendamos la visita a uno de los rincones que más nos han encantado de Valencia.

DSC_0502

Fuente: © Valenciabonita.es – Por favor, si compartes esta imagen indica la fuente 🙂

CENTRO DEL CARMEN
C/ Museo, nº 2. 46003 VALENCIA
Tel. 96 192 26 40
Fax. 96 192 26 41

HORARIO:
Invierno, de martes a domingo de 11:00 a 19:00 horas.
Verano (del 15 de junio a 30 de septiembre), de martes a domingo de 11:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 horas.

ENTRADA: de martes a domingo GRATUITA.

Síguenos en Facebook: Valencia Bonita

Síguenos en Twitter: @valenciabonita_

Síguenos en Telegram: @valenciabonita

Comparte, si te gusta, en alguna de las siguientes redes sociales:

0 Compartir
Compartir
Twittear
WhatsApp
Email