ÚLTIMA HORA (NOTICIA ACTUALIZADA A JUEVES 27 DE JULIO DE 2017):

  • El pleno del Ayuntamiento de Valencia ha rechazado, con Glòria Tello a la cabeza (lamentando y rechazando la tradición taurina en los pueblos), el regreso del “bou embolat” y el “bou en corda” a las pedanías de la ciudad de Valencia tras la petición realizada, la semana pasada día 19, por parte de las peñas taurinas, quienes congregaron más de 9.000 personas con la defensa de la fiesta mediante una lectura de un manifiesto en la plaza de Toros.
  • La propuesta, que ha llegado al hemiciclo y que ha sido defendida por el grupo del PP por parte de Félix Crespo, quien ha presentado una moción de apoyo a este manifiesto con el respaldo de Ciudadanos y representantes del PSPV como Toni Gaspar o Ramón Vilar y quienes han apelado a la tradición para que regresen los festivos de acuerdo con la normativa reguladora, incluía la petición para dejar sin efecto y anular la prohibición o que, en su defecto, tras una petición del concejal de Ciudadanos Manuel Camarasa, se realizase una consulta popular en las pedanías afectadas para que los vecinos decidieran

SOBRE LOS HECHOS EN JUNIO DE 2016:

El Pleno del Ayuntamiento rechazó el pasado 30 de junio de 2016 en la ciudad los espectáculos con animales que impliquen y se basen en el sufrimiento de las especies. Eso supone en la práctica que el Ayuntamiento no autorizará dentro del término municipal (la ciudad y sus pueblos o pedanías), festejos como el “bou embolat” y el “bou en corda”, que implican el maltrato como espectáculo.

“La excusa de las tradiciones no puede justificar el maltrato”. La concejala de Bienestar Animal, Glòria Tello, se mostró por entonces tajante en su rechazo a las prácticas que implican hacer espectáculo de la violencia y el sufrimiento de los seres vivos, en este caso, los toros, y así fue secundada mayoritariamente por el Pleno municipal, en contra de la propuesta planteada desde el Grupo Municipal Popular. Tello manifestó ya entonces, el año pasado, su satisfacción por esta decisión plenaria que rechaza “la pretensión aberrante de mantener y alargar deteminados espectáculos con toros en los pueblos de Valencia”, tal como ha señalado al término del debate.

Numerosas entidades habían pedido e hicieron uso de la palabra ante la corporación en la sesión plenaria celebrada en el Ayuntamiento para manifestar su posición sobre esta cuestión. Intervinieron representantes de las peñas taurinas El Carpesano, El Ferratge y Els Cabuts junto a la Federación de Peñas de Bous al Carrer de la Comunitat Valenciana; un veterinario y ganadero a título individual; la Asociación Valenciana Protectora de Animales y Plantas; el Colectivo Animalista Independiente; Acció Ecologista Agró, y AVATMA (Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia).

Los portavoces de las peñas taurinas defendieron estas prácticas en virtud de su realización en determinados lugares durante determinado periodo de tiempo que, aseguraron, avala su carácter de tradición, y lamentaron que no se haya dialogado ni negociado la postura del equipo de gobierno sobre este asunto. Por su parte, las agrupaciones de defensa animalista subrayaron que la violencia contra los animales representa un anacronismo impropio de sociedades avanzadas y contraria a los valores de progreso y civilización.

Este encuentro en las posturas se repitió en el debate posterior entre los grupos políticos. El concejal del Grupo Popular Félix Crespo acusó al gobierno local de no haber escuchar a las entidades taurinas; subrayó que tanto el bou embolat como el bou en corda son las tradiciones que se viven en los pueblos, citando al sociólogo Joan Francesc Mira, defensor de estas prácticas.

La concejala Glòria Tello respondió también con una cita, en este caso del papa Francisco, que en su encíclica Laudato si subraya que cualquier tipo de crueldad y ensañamiento contra los animales “va contra la dignidad humana”. Tello se mostró firme en su defensa de la potestad del Ayuntamiento de no autorizar los festejos, y recordó a los defensores de estos espectáculos que la prohibición solo afecta a dos de estas modalidades. Tello detalló el sufrimiento que para los bóvidos representa el traslado, empilonado, colocación de las bolas o la cuerda: miedo, quemaduras, lesiones por caídas, estrés… “Los toros son seres vivos, no minerales”, concluyó y reiteró que “el maltrato no se somete a consulta”.

El concejal del grupo Ciudadanos Manuel Camarasa intentó una postura que definió como intermedia entre la defensa de estas prácticas por parte del PP y el respaldo del equipo de gobierno a las garantías de no maltrato dentro del término municipal, pero mantuvo la petición de una moratoria en la prohibición.

Tras la exposición de motivos por parte de entidades y grupos políticos, el Plenario rechazó con todos los votos del equipo de gobierno tanto la moción del PP (con la abstención de Ciudadanos) como la enmienda alternativa de Ciudadanos (que también contó con la abstención en este caso del PP). Estuvieron ausentes de la sesión plenaria el concejal socialista Ramón Vilar y la concejala popular María Jesús Puchalt.

 

Fuente: Ayuntamiento de Valencia

Síguenos en Facebook: Valencia Bonita

Síguenos en Twitter: @valenciabonita_

Síguenos en Telegram: @valenciabonita

Comparte, si te gusta, en alguna de las siguientes redes sociales:

64 Compartir
Compartir64
Twittear
WhatsApp
Email