• Se inauguró el 3 de marzo del 2016 en un campus universitario de Valencia, concretamente en la entrada del Colegio Mayor Galileo Galilei. Desde entonces, el comedor de este colegio deposita los excedentes en pequeñas raciones individuales para que los estudiantes puedan cogerlas de forma gratuita, solamente pulsando el número correspondiente en la máquina.

En plenas Fallas de Valencia, un 3 de marzo de 2016, se estrenaba en Valencia la primera nevera solidaria del Cap i Casal. Con esta nevera son ya 13 las que hay alrededor de España, un proyecto esperanzador que pretende acabar con la estigmatización del pobre. La de Valencia se sitúa en las puertas de la residencia universitaria Galileo Galilei, en la avenida de Tarongers, cuya solidaridad ha propiciado que hasta ahora haya donado 4.500 raciones de comida en poco más de 9 meses de funcionamiento. Todo un récord ya que el Colegio ofrece una media de 4.000 menús diarios, lo que, inevitablemente, propicia un excedente de comida de un día para otro. Gracias a este proyecto, se ha consiguiendo que ese excedente diario vaya a parar a la nevera solidaria, ubicada en las puertas de la residencia.

En todo momento ofrecen la seguridad en los alimentos que se encuentran en el interior de la máquina, dispensando ésta solamente alimentos seguros, con un control higiénico-sanitario correcto y sin romper la cadena de frío, quedando vacía al final del día. Por supuesto, todos los alimentos llevan su fecha de caducidad y su correcto envasado y etiquetado, siendo muy común las raciones de pollo frito, gnochi, fideuà o paella, entre otras. 

La idea de acoger la primera nevera solidaria en Valencia ha funcionado muy bien. Tanto que a diario se rellena, normalmente por las mañanas. Todo comenzó en 2015, en concreto en Galdakao (Bizkaia), gracias en parte a Alvaro Saiz, presidente y fundador de la Asociación Humanitaria de Voluntarios de Galdakao (GBGE). Desde entonces, 12 lugares más, repartidos por España, se han unido a esta idea solidaria, siendo Valencia una de ellas, consiguiendo así que que cualquier persona pueda coger estos alimentos que acabarían en la basura.

La nevera solidaria de Valencia nació gracias a la solidaridad de varias empresas y del Colegio Mayor Galileo Galilei de Valencia, quien aporta toda la comida y corre con el gasto del consumo eléctrico de la máquina. Empresas como Prieval o Nutripack, quien esta última aporta a coste 0 las barquetas en las que se envasa la comida; Jofraser, que construyó de forma gratuita la estructura en la que encuentra la nevera; o Delikia, que ha donado para este proyecto la máquina de vending en la que se introducen los alimentos encargándose de su mantenimiento diario, son las partícipes de este proyecto único en Valencia. 

Aunque eso sí, la de Valencia tiene ligeras diferencias respecto a las que se ubican en la calle repartidas por España, que por norma suelen ser proyectos de alguna asociación sin ánimo de lucro. La ubicada en las puertas del Colegio Mayor Galileo Galilei tiene una filosofía cercana a lo que viene siendo una máquina de venta automática, que se conoce de manera común por máquina de “vending”. Todo ello, según relatan, para evitar problemas.

La acción de depositar las raciones de comida que diariamente sobran del comedor de estudiantes, permite que cualquier persona que lo necesite pueda disponer de alimento de forma gratuita. La dispensación mediante maquina tipo vending garantiza la seguridad y trazabilidad de los alimentos, dado que nadie ajeno al Colegio Mayor Galileo Galilei puede dejar alimentos o manipular los que se encuentran dentro de la misma.

A ella se acercan a diario estudiantes cuya situación económica no es la más idóena, personal de limpieza de la calle, trabajadores de la zona universitaria o hasta vecinos cercanos de la zona, mayoritariamente del Cabanyal o la Malva-rosa. La idea, como según se relata desde la dirección del Colegio, es ayudar a personas que puedan tener dificultades económicas pero que, sin llegar a ser pobres, se les ayude dando salida a alimentos que hasta ahora se tiraban a la basura o se donaban con ciertos problemas al estar ya cocinados, intentando acabar así acabar con la estigmatización, además de ayudar a esas personas que puedan estar en situación de riesgo. Dicho de otra manera: se pretende contribuir a terminar con la contradicción de estar en un planeta en el que el hambre golpea a cerca de mil millones de personas al tiempo que se desperdicia una tercera parte de la producción mundial de alimentos.

Nevera Solidaria Valencia

El Colegio Mayor Galileo Galilei está situado en la ciudad de Valencia, en pleno Campus Universitario entre la Universidad Politécnica de Valencia y la Universidad de Valencia. La residencia de estudiantes Galileo Galilei es una de las mejores de España, por sus instalaciones, servicios personalizados y personal cualificado. El Colegio Mayor Galileo Galilei es un lugar perfecto para alojamientos de curso completo, unos meses e incluso unos pocos días.

El proyecto de nevera solidaria:

El proyecto se encuentra abierto a todas las personas, independientemente de su situación socioeconómica.

Según palabras de sus propias creadores, desde la página neverasolidaria.org, este servicio no es exclusivo para las personas “necesitadas”. Si lo que se busca es acabar con la estigmatización del pobre resulta bastante ilógico poner un servicio en exclusiva para estas personas ya que, en ese caso, el mero hecho de abrir la nevera ya le señala como un “necesitado”. La intención va más allá, donde creen en la integración y no en la exclusión.

Se quiere huir de etiquetas que no ayudan en modo alguno a la inclusión social, objetivo esencial de todo movimiento solidario. Insisten en que se trata de recuperar alimentos que, de otra forma, terminarían en la basura, no de dar de comer a los pobres. No hablan de caridad ni, siguiendo el guión cinematográfico de una época ya pasada, “sentar un pobre en nuestra mesa”.

El propósito de Nevera Solidaria es crear una Red de neveras que compartan la misma filosofía y que, de forma conjunta, favorezca una corriente solidaria.

Para conseguir este fin social, se pretende apoyar cuantos proyectos de expansión vayan surgiendo a nivel nacional, siendo uno de ellos, de los trece que hay hasta ahora, el ubicado en Valencia. En este sentido, se proporcionará toda la cobertura en cuanto a medios, documentación, información legal y riesgos higiénico-sanitarios de los proyectos que quieran unirse a nuestra causa con un objetivo común: la lucha contra el despilfarro de alimentos. De entrada ya advierten que no apoyaremos ningún proyecto en el que haya intereses económicos o políticos.

Beneficios de formar una red:

Estar en Red significa que todos los proyectos ya constituidos comparten los mismos principios, la misma documentación y los mismos permisos, por lo que si alguno de los proyectos que se quieran constituir se encuentran con algún impedimento legal, estarán dispuestos a ayudar y asesorar en todo momento.

Los permisos municipales no son fáciles de conseguir. Al ser este un proyecto innovador, las autoridades municipales se encuentran con demasiadas dudas que resolver para la concesión; son los propios creadores de esta idea, neverasolidaria.org, los que proporcionan la solicitud del permiso, el proyecto explicativo y el aval de todas las neveras ya constituidas, donde de ninguna manera apoyan proyectos de libre creación o que no cumplan la normativa de funcionamiento de Nevera Solidaria.

 

 

Comparte, si te gusta, en alguna de las siguientes redes sociales:

75K Compartir
Compartir75K
Twittear
WhatsApp
Email