Valencia, viernes 21 de febrero de 2020

  • El proyecto, icono de un nuevo concepto de ocio, ha sido diseñado en base a los ODS coincidiendo con los criterios de desarrollo de la ciudad.
  • Tras la reunión de carácter técnico mantenida con el alcalde, la vicealcaldesa y la regidora del Ciclo integral del agua, donde se han compartido los progresos, se avanza el proceso con los diferentes servicios para la aprobación del plan definitivo y agilizar el inicio de las obras.

Valencia, viernes 21 de febrero de 2020. Si BIOPARC Valencia es “naturaleza en la ciudad”, el Parque de Aventura proyectado por Rain Forest Valencia da un paso más y completa esa relación con el entorno con una visión dinámica y mucho más divertida, para ser “naturaleza activa en la ciudad”.

En un momento en el que la sociedad ha perdido gran parte de su conexión con el medio natural, el concepto BIOPARC consigue acercar la belleza de la naturaleza a las personas y el nuevo Parque de Aventura evoluciona haciendo posible “meterse” en la naturaleza para ofrecer naturainmersión. Un novedoso concepto que permite disfrutar de los atractivos de la naturaleza y vivirlos en primera persona, una experiencia de ocio de aventura inmersivo que mejora de forma sustancial la manera de disfrutar el tiempo libre en la ciudad de Valencia. 

El respeto por el medioambiente y aspectos como la crisis climática son ejes del compromiso empresarial del Grupo Rain Forest, empresa española de capital 100% privado, y orientan todas sus actividades desde el diseño, la construcción y la gestión de sus proyectos. Así, en la elaboración del Proyecto del Parque de Aventura se ha tenido en cuenta la agenda 2030 y, principalmente, los ODS 6, 7, 8, 9, 12 y 17. 

El proyecto prioriza la sostenibilidad ambiental basada en los principios de eficiencia y eficacia en la utilización de recursos, tanto energéticos como naturales. De esta forma se incorporan soluciones totalmente vanguardistas y tecnológicas, no utilizadas hasta ahora en ningún otro parque, que reducen sustancialmente el consumo de un recinto de características similares. 

La gestión del agua conlleva una inversión de 2 millones de euros en las últimos avances técnicos y se resume en nuestras cuatro “R”: Reducir el consumo de la red de baja gracias a un innovador sistema de filtrado y a la implementación de un circuito secundario; Reutilizar: no se trata sólo de consumir lo mínimo, sino de emplear el máximo de este recurso para otros usos como riego, baldeo, duchas o baños; Reaprovechar: parte del agua tratada se redirigirá para reducir el consumo de BIOPARC; y, además, Retornar: al tratarse de agua de gran calidad, se propone que el sobrante se devuelva a la red de baja de la ciudad o se cree un punto de abastecimiento. 

Respecto a la energía, el 100% del suministro eléctrico procederá de fuentes renovables. Asimismo, incorporando la última tecnología y realizando una inversión de cerca de 2 millones de euros, el Parque de Aventura reduce las necesidades energéticas externas con autoabastecimiento utilizando energías “limpias” que evitan la dependencia de combustibles fósiles con la consiguiente disminución de emisiones de CO2. Se han proyectado instalaciones de Fotovoltaica, Térmica para el agua caliente y la novedosa Geotérmica que incluso permitirá refrigerar espacios “a coste 0”.

Además de ser un espacio de ocio y disfrute para los valencianos, el Parque de Aventura será un elemento dinamizador del turismo, consolidando la imagen de una ciudad moderna, innovadora y sostenible. La ubicación estratégica al extremo oeste del jardín del Turia, promueve la “capilarización” de los flujos de visitantes por diferentes zonas de la ciudad y, de esta forma, fomenta que la riqueza generada repercuta en otros barrios.

Desde el punto de vista económico, generará 155 puestos de trabajo directos a tiempo completo y 848 empleos indirectos en la ciudad de València. Del mismo modo promueve acuerdos de colaboración con entidades e instituciones públicas para el desarrollo tecnológico y asesoramiento técnico. La inversión total prevista es de más de 25 millones de euros asumidos íntegramente por la empresa y el proyecto finaliza las dos parcelas pendientes de desarrollar.

Con todo ello, el Parque de Aventura ha constituido un reto en sí mismo desde el punto de vista de la innovación aplicada de forma integral, desde el diseño a los sistemas de ingeniería de las diferentes infraestructuras y ha conseguido el objetivo de establecer en la ciudad de Valencia el proyecto de estas características más innovador y sostenible de Europa.


NOTICIA DEL MIÉRCOLES 2 DE OCTUBRE DE 2019 (Uno de los mayores parques multiaventuras y fluviales de la Península estará en Valencia):

  • El objetivo del parque es recrear una zona salvaje y recóndita de Camboya. El proyecto ya tiene fecha de luz, y será en marzo de 2022 cuando esté completamente terminado.
  • Contará con atracciones de escalada, barranquismo, rapel, zona de playa con olas, caídas de más de 23 metros de altura o descensos acuáticos, entre muchas otras actividades. Las obras, que contarán con una inversión de más de 25 millones y que darán comienzo en enero de 2020, dispondrán de materiales naturales, tanto piedras, ladrillo como las rocas.
  • En estos momentos falta, tan solo, una modificación en la clasificación urbanística que será aprobada en el pleno del Ayuntamiento, donde se le dotará a la gestora de una concesión de cincuenta años del suelo público, una gestora que ya cumple 12 años de un suelo ya ganado en concurso.

El Ayuntamiento impulsará las acciones administrativas y organizará los servicios municipales implicados en la apertura de un parque de aventuras que, inspirado en los bosques de Camboya, completará el Bioparc. De hecho, hoy el alcalde de València, Joan Ribó, ha dado el visto bueno al anteproyecto de este parque que, con un presupuesto de 25 millones de euros financiados por inversores privados, se prevé que esté concluido en marzo de 2022. Se trata de unas instalaciones que ampliarán la oferta lúdica “del mejor parque zoológico de Europa”, según ha explicado José Maldonado, el presidente de Rain Forest, la empresa encargada de su gestión mediante una concesión desde hace más de una década.

El alcalde de València, Joan Ribó, acompañado de otros miembros del equipo de gobierno, se ha reunido esta mañana con el presidente de Rain Forest España, José Maldonado, y con el director general de Bioparc, Luis Ángel Martínez. Al concluir este encuentro han presentado a los medios de comunicación lo que el alcalde ha definido como un proyecto emblemático para la ciudad, “que finalizará las posibilidades de atracción en familia del Bioparc”, junto al Parque de Cabecera. De hecho, en la concesión de este parque zoológico ya se contemplaba el compromiso de la empresa responsable de darle a estas dotaciones un uso recreativo.

Por su parte, en nombre de la empresa Rain Forest, su presidente, ha explicado que “estas nuevas dotaciones se quieren enmarcar en el proyecto de ciudad que es València: familiar y sostenible”. José Maldonado ha resaltado que la inversión (de 25 millones de euros) no supone ningún coste económico para el Ayuntamiento “y que el resultado será un parque compatible con la naturaleza del Bioparc y con un carácter muy lúdico”. “Con esta intervención, que incluye espacios acuáticos -ha añadido- completamos la visión de la naturaleza emotiva, intuitiva y artística del Bioparc con otra visión activa y mucho más divertida. Cerramos el ciclo de la concesión y aportamos a Valencia un foco atractivo único”.

En cuanto a los plazos de ejecución, el anteproyecto se trabajará durante los próximos tres meses, y a principios del año 2020 se prevé que empiecen las obras. En total el Bioparc y el parque de aventuras, que estarán conectados por un área recreativa, ocupará unas 4 hectáreas. Rain Forest también asumirá la rehabilitación de las alquerías de la zona (Bienes de Relevancia Local), y en el caso de una de ellas, dedicada la cría de gusanos de seda, se recuperará su uso con un carácter lúdico.

Parque multiaventura Valencia capital


  • NOTICIA DEL PASADO 28 DE FEBRERO DE 2019: El recinto del que será el mejor parque acuático de la Península, rehabilitará la Alquería del Rey y Casa Figuerols, las cuales tendrán vida propia con el objetivo de recuperar el modo de vida de la huerta valenciana, tal y como se detalla en la nota de prensa oficial.

Bioparc Valencia promete crear, junto a sus actuales instalaciones, el mejor parque acuático de la península, el cual contará con atracciones icónicas. El nuevo diseño y proyecto será presentado en abril de 2019 ante el Ayuntamiento, con la idea de que se apruebe en verano de 2019 y pueda abrir al público en 2021, según declaraciones de Luis Ángel Juez, director general de Bioparc, el mismo que ha presentado todas las novedades para 2019, destacando la rehabilitación de la alquería y la casa.

Según se ha manifestado a prensa en el día 28 de febrero de 2019, Bioparc ya ha recibido ofertas de empresas americanas y holandesas de atracciones y diseño para el futuro parque, que será un referente a nivel mundial.

A pesar de que ya había un proyecto de parque fluvial y de aventura, tal y como explicamos en este mismo artículo más adelante, se ha rediseñado por completo la idea inicial (la cual ya está casi lista, muy avanzada), por lo que entre marzo y abril será presentado ante el Ayuntamiento de Valencia.

Cuando se presente el proyecto daremos más detalles. La foto de portada pertenece al viejo proyecto.


A CONTINUACIÓN, NOTICIA DEL PASADO MAYO DE 2017, DONDE NO SE LLEVÓ A CABO EL PROYECTO INICIAL:

  • Los nuevos proyectos de las parcelas colindantes de BIOPARC recrearán Asia. El proyecto de parque fluvial de aventura incluirá un templo de Angkor y una gruta subacuática como elementos más representativos.
  • La parcela restante mantendrá el concepto de parque de animales con hábitats del continente asiático.
  • Varias estructuras icónicas se incorporarán a la actual plaza de acceso.

Rain Forest Valencia, S.A. expuso el pasado mes de abril al Ayuntamiento de Valencia los proyectos que tiene previsto realizar desde ahora hasta el año 2019. Entre ellos está el planteamiento para la parcela de 25.000 m2 que linda con la Avenida Pío Baroja y el Parque de Cabecera que se presentó el pasado mes de febrero. Esta propuesta cuenta con un importante componente acuático: ríos lentos y rápidos, playas fluviales o el innovador “canyoning” donde personas de diferentes edades podrán interactuar con el agua. Contará con puentes tibetanos, tirolinas y pasarelas con un alto componente de acción y aventura. Basado en el agua y el aire, todas las experiencias girarán en torno a estos elementos ya que se trata de acercar la naturaleza a la ciudad y de sumar a la experiencia contemplativa de la visita a BIOPARC una experiencia activa de inmersión en un elemento emblemático de la capital del Turia, el agua.

Quedaba pendiente definir el proyecto de recreación paisajística de dichas actividades y finalmente ha sido ASIA la opción elegida. Así en este nuevo parque fluvial de aventura con elementos de naturaleza se incluye una gruta subacuática y la recreación de un templo de Angkor que nos trasladará a las a míticas ciudades del imperio Jemer que fueron engullidas por la jungla. Vegetación exuberante, esculturas en piedra, rocas de lava y un edificio que combina el ladrillo rústico con sillares de piedra tallada nos adentrarán en un ambiente de aventura selvática.

Este proyecto lo está desarrollando el equipo de Rain Forest Diseño en colaboración con la empresa valenciana Amusement Logic, de amplia experiencia nacional e internacional. El parque completo tiene una inversión estimada entre 12 y 15 millones de euros, con la creación de 50 a 70 puestos de trabajo directos. Y su inauguración está prevista para verano del 2019.

La otra parcela ubicada en la colina mirador junto a Pío Baroja se destinará a la ampliación del parque de animales centrándose en hábitats asiáticos y albergará especies animales amenazadas de ese continente.

Plano del proyecto del futuro parque fluvial de aventura junto a Bioparc

Rain Forest Diseño cúpula templo

El otro trabajo presentado ha sido la remodelación de la plaza de acceso a BIOPARC que se convertirá en espacio de bienvenida al público y en vertebrador de las diferentes propuestas de ocio. Dicho proyecto se basa en la colocación de elementos que resultarán icónicos y emblemáticos para la ciudad. Un bosque de acacias realizadas en metal y ratán aportarán el ambiente en que se situará un majestuoso elefante de madera y acero de 15 toneladas, 11 metros de largo y 8 de alto. Esta última actuación estará finalizada en la primavera de 2018.

 

Comparte, si te gusta, en alguna de las siguientes redes sociales: 

9K Compartir
Compartir9K
Twittear
WhatsApp
Email