• Además de la rehabilitación prevista, se quiere finalizar la definición del plan de usos de los tinglados 2, 4 y 5, del edificio Docks y de la Base Alinghi. La recuperación de patrimonio de carácter histórico e industrial, y su uso para la ciudadanía, son objetivos prioritarios para el Consorcio. Por ello, la meta es abrir el frente marítimo y que todas las actuaciones contribuyan a la transformación y mejora de los distritos próximos.

El Consorcio Valencia 2007, entidad gestora de la Marina de Valencia, va a lanzar con carácter inminente la licitación de las obras de rehabilitación del Tinglado 2. Con un plazo de ejecución previsto de seis meses, se espera que el recinto esté rehabilitado antes de que finalice el 2018.

El CV07 realizó la primera actuación de emergencia sobre la infraestructura portuaria hace algo más de un año. En noviembre de 2016, se inició la la fase previa de rehabilitación de la instalación con el objetivo de asegurar la estabilidad del edificio y su ornamentación, hasta que se acometa la restauración integral prevista.


Los trabajos se centraron en las zonas laterales, las más deterioradas y hasta entonces, valladas por el riesgo de caída de elementos. La actuación- presupuestada en 42.010 € y con un plazo de ejecución de dos meses- consistió en el desmontaje de cuerpos inestables; la instalación de muros de refuerzo estructural y de lonas de protección; pequeñas reposiciones de elementos desprendidos; el saneamiento de bajantes de agua pluvial y la revisión de la instalación eléctrica.

Esta intervención, de seguridad y reversible, ha permitido que durante 2017 el Consorcio haya vuelto a conceder permisos para realizar actividades en el Tinglado 2.

Desde hace ya algunos años, diversas asociaciones y colectivos en defensa del patrimonio valenciano, tal y como podemos ver en patrindustrialquitectonico.blogspot.com.es, denunciaron que el tinglado modernista número 2 del Puerto de Valencia estaba profundamente degradado y abandonado, además de ser un bien que merecía ser rehabilitado urgentemente.

Luz verde a la rehabilitación

Durante este ejercicio, el CV07 ha estado trabajando para complementar la documentación del proyecto de la primera fase de rehabilitación con el fin de licitar la obra. Actualmente los pliegos ya están redactados y listos para lanzar la licitación, y existe disposición presupuestaria para la realización de la actuación. Uno de los factores que da luz verde al proyecto es el saneamiento de las cuentas de la Marina, que ha incrementado sus ingresos en 1,46 millones de euros durante el primer año de la nueva gestión.

Otro de los hitos clave en el 2018, año estratégico para la Marina, es finalizar la definición del plan de usos de los tinglados (2, 4 y 5), del edificio Docks y de la Base Alinghi. La recuperación de patrimonio de carácter histórico e industrial y su uso para la ciudadanía son objetivos prioritarios para el Consorcio.

El Tinglado 2, la plaza de los Poblados Marítimos

El Tinglado 2 es el reflejo del patrimonio industrial de una época portuaria. El recinto marítimo se ha convertido en un gran contenedor de todo tipo de actividades culturales y de carácter social que tienen como objetivo promover la participación ciudadana. La infraestructura también acoge certámenes náuticos de primer nivel y se ha consolidado como un reclamo para visitar La Marina de Valencia por su valor ambiental, su integración urbana y su carácter articulador del recinto con la ciudad. Además, su proximidad a los Poblados Marítimos es otro de los motivos para ejecutar su rehabilitación. La meta es abrir el frente marítimo y que todas las actuaciones contribuyan a la transformación y mejora de los distritos próximos.

DESCRIPCIÓN Y REFERENCIAS HISTÓRICAS:

Los Tinglados, el nº2, se configuran en tres cuerpos: dos elementos prismáticos en los extremos y en el centro una sucesión de planos quebrados en faldones sobre ligeros soportes. La composición es clásica, con simetría en la disposición de los edificios de fábrica. En los espacios intermedios se construyen grandes cubiertas con un ritmo de grandes luces derivado de su uso como almacén o depósitos. Para solventarlo se recurre a una interesante solución de cuchillos de perfilerías de acero. En la fachada no se refleja esta sinceridad constructiva como elemento formal del edificio construido, sólo llegan columnas de fundición ornamentadas a la manera clásica.

El alzado frontal de los elementos laterales de fábrica se configura como un arco de triunfo con dos mástiles en los extremos y dos columnas de fundición en toda la altura de la fachada. Los alzados laterales presentan un ritmo de cuatro pilastras que acentúan la dirección vertical cortadas por una franja cerámica con motivos geométricos a media altura que sirve de base a tres ventanas divididas en tres hojas cada una y con una banda superior a modo de cornisamento.

En cuanto a la ornamentación se utilizan elementos modernistas y motivos industriales como esculturas, cerámicas, luminarias que mejoran la unidad lingüística de la obra respecto al proyecto. En el proyecto original existía bastante confusión entre la ornamentación propia de la Secesión vienesa con la del II Imperio francesa. Aunque en la obra construida se mantiene la estructura compositiva general se modifica la mayoría de la ornamentación II Imperio por otra más acorde con la España industrial. La restauración realizada en los años 80 es bastante respetuosa. (Fuente: Ayuntamiento de Valencia)

 

 

 

 

Compartir104
Twittear
+1
WhatsApp
104 Compartir