La consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, anunció en el día de ayer, martes 6 de marzo de 2018, que Confluència de la UTE de arquitectas valencianas formada por Quintana-Peñín, Elisabet Quintana y Blanca Peñín, ha sido el proyecto elegido para “la renovación urbanística con criterios claramente integradores y sostenibles” de la plaza de Brujas, la Lonja, el Mercado Central y la Iglesia de los Santos Juanes de Valencia.

Así lo ha decidido por mayoría el jurado de expertos que ha elegido este proyecto ganador entre las tres propuestas que mejor puntuación habían obtenido de las 21 presentadas en total. Los tres proyectos finales habían incorporado cambios después del proceso de participación pública contemplado en el concurso de ideas que por primera vez había planteado la Generalitat.


De esta manera, la consellera explicó que el jurado ha valorado del proyecto de Elissabet Quintana y Blanca Peñín “la puesta en valor y mejora de la integración de los monumentos existentes en el espacio urbano, así como la claridad en la definición del espacio público y el paisaje sin desvirtuar el carácter unitario que da identidad al conjunto”.

Igualmente, “se ha reconocido la forma en la que se utiliza e integra el elemento verde con los pavimentados, priorizando el uso de estrategias que contribuyen a reducir el efecto ‘isla de calor’ con criterios claramente sostenibles y trabajando el ciclo del agua”. Por último, se ha valorado también “la incorporación de criterios de perspectiva de género así como la propuesta de espacios suficientemente accesibles y seguros, que permiten y facilitan la integración de cualquier persona”.

El proyecto, que contará con un presupuesto de 246.000 euros siendo dirigido por las dos ganadoras del concurso, las arquitectas valencianas, está previsto que arranque, el inicio de las obras, en el primer trimestre de 2019.

Un entorno emblemático

Para Salvador, “un entorno tan emblemático y de tanta calidad para la ciudad de Valencia requería el mejor tratamiento y la máxima participación” y, por ello, se optó por la fórmula del concurso de ideas que “a pesar de que se tarde más en realizar las tramitaciones, vale la pena porque es enriquecedor, se da oportunidad al talento y a los ciudadanos para aportar sus ideas”.

De hecho, señaló que una de las principales novedades incorporada después del proceso de participación pública ha sido “el tratamiento de los espacios públicos con criterios de accesibilidad, para ser usados por todos desde los más mayores a los niños”.

A partir de ahora se inicia un plazo de 15 días para formalizar el contrato administrativo y se prevé que hacia finales de marzo ya esté adjudicado para que el equipo ganador redacte el proyecto de ejecución con un plazo de 3 meses. Tanto la redacción del proyecto como la dirección de obra tienen un presupuesto de 246.000 euros.

Para acortar plazos, la supervisión del proyecto se hará conjuntamente entre la Conselleria y el Ayuntamiento de Valencia y se espera que a finales de verano, la Generalitat lo pueda entregar al ayuntamiento para que empiece el proceso de licitación de la ejecución de obra.

Elizabeth Quintana y Blanca Peñín, autoras de la propuesta, han tenido como objetivo en el proyecto dar un carácter unitario a todo el entorno mediante diferentes elementos, destacando los espacios verdes y la integración de los monumentos, como la recuperación de la escalera de la antigua plaza de acceso a los Santos Juanes; la adecuación, y recuperación, de les Covetes, para convertirlas en espacios de interpretación; activar el espacio público de la avenida del Oeste y adecuarlo al espacio residencial con pavimentos peatonales y vegetales; e instalar una pérgola que recoja todos los elementos en superficie como el aparcamiento, la parada del autobús y otros elementos en la plaza de la ciudad de Brujas. 

Maqueta del proyecto Confluència de la UTE de arquitectas valencianas formada por Quintana-Peñín

Maqueta del proyecto Confluència de la UTE de arquitectas valencianas formada por Quintana-Peñín

Recreación del proyecto Confluència de la UTE de arquitectas valencianas formada por Quintana-Peñín

Recreación del proyecto Confluència de la UTE de arquitectas valencianas formada por Quintana-Peñín

Recreación del proyecto Confluència de la UTE de arquitectas valencianas formada por Quintana-Peñín

Devolver el espacio a la ciudadanía

Hay que recordar que la Generalitat y el Ayuntamiento de Valencia acordaron poner una solución después de 10 años de enfrentamientos de los anteriores gobiernos y consiguieron desbloquear la situación del parking de la plaza de Brujas. Además, en el acuerdo, la Generalitat adquiría el compromiso de redactar el proyecto y el consistorio se comprometía a ejecutar las obras de urbanización de la superficie de la Plaza.

En definitiva, para Salvador, “hemos dado una nueva visión a la regeneración urbana, con máxima participación, donde la Generalitat quiere que esté reflejada la esencia de la Conselleria de Vivienda basada en la regeneración urbana entendida como al retorno de los espacios públicos, de las plazas, para el pueblo, para la ciudadanía siempre con la mirada de género presente, la movilidad sostenible, los espacios verdes y compartidos, todo al servicio de la integración y de la participación social”.

Así mismo, el Mercado Central contará con espacios de carga y descarga y accesos adecuados al parking de Brujas y al mercado, pensando en las personas que van a comprar, además que se ha ha previsto la circulación de los autobuses de la EMT solicitadas por el Consistorio.

 

 

Fuente:

 

 

 

 

247 Compartir
Compartir247
Twittear
WhatsApp
Email