El gofre es uno de esos dulces estrella que gustan tanto, una especie de galleta con masa crujiente parecida a un barquillo con apariencia de rejilla, de tipo oblea y de origen belga -al menos el que hoy en día conocemos-, y que se cocina, generalmente, entre dos planchas calientes, asegurando así la cocción de toda la masa.

Bien, esa es la teoría y definición más común, pero la práctica puede ser bien distinta. Y todo porque para los amantes de este placer gastronómico existen otras maneras de preparación que podéis degustar en diversos locales y que, bien seguro, puede a muchos de vosotros cambien por completo vuestra percepción de este querido dulce.


Hablamos de, por ejemplo, Waffle Time, un local situado en calle Cerrajeros nº4 de Valencia que abrió el pasado mes de febrero de 2018. Allí podréis encontraros un rico gofre casero recién hecho al que se le pueden añadir diferentes toppings y, ojo, comérselo como si fuera un helado gracias a un palo que lo sujeta. Eso de hacerlo como siempre se ha hecho puede pasar a la historia (o no). 

El gofre en Waffle Time

Otro rincón de Valencia es Xis Khrim Heladería Asiática, en calle Ribera nº3 de Valencia. Si bien este establecimiento no es nuevo, ya que lleva abierto desde verano de 2017, muchas personas todavía lo desconocen, sobre todo por su particular forma de servir los gofres: a la japonesa, con burbujas y rellenos de cualquiera de los diferentes sabores y toppings que elijamos.

Los puffles de Xis Khrim son unas esponjosas tortas que son originarias, su receta, de china, y que suelen combinarse con yogurt helado, o cualquier tipo de bola de helado, y diferentes toppings. Apenas tardan 2 minutos en prepararlas y se sirven al momento. Una forma tierna y calentita que te hará caer en la tentación.

Puffle de Xis Khrim

Pero oiga, esto no es nada nuevo, ya que para quien haya viajado a Hong Kong le resultará bien fácil recordar esta especie de gofres en forma de burbuja que se sirven en muchas esquinas acompañados de otros ingredientes. El gofre en el país asiático, a pesar de que existe otra forma típica de comerlo allá, se sirve en forma de cono, como un helado, y está realizado con una base de huevo que se remata con helado del sabor que queramos y de la forma que queramos.

Por cierto, también elaboran el taiyaki, un “gofre japo” (si bien podría definirse como bizcocho también) con forma de pez servido como si fuese un cucurucho, donde por la boca del pez suelen añadirse los ingredientes (helado y toppings favoritos). 

Taiyaki de Xis Khrim

Al igual que Xis Khrim, también está IceCoBar en calle de Santa Teresa nº3 de Valencia, quienes también se unen a la revolución del gofre por su forma de servirlos. En este caso bajo el nombre de “Waffle Bubble”, llenos de burbujas a los que añadir toppings de Nutella, Kinder Bueno, Oreo, chocolate blanco, fresas, plátano y otras delicias que podrás elegir allí mismo. Por supuesto también podrás rellenar tu gofre con helado, al que bautizan como IceBubble, la fusión del frío y el calor en un solo gofre. 

Así son los gofres de IceCoBar

Así son los gofres de IceCoBar

Sea de una forma u otra, incluso la clásica, los gofres son una rica y dulce manera de saciar a los más golosos. ¿Con qué forma te quedas? Por cierto, si algún emprendedor nos lee ¿no os parecería maravilloso que existiera un local en la ciudad capaz de aunar todas las anteriores recetas y elaborar todos estos tipos de gofres, además del tradicional, en un establecimiento que sería el “templo de los gofres”? Ahí lo dejamos…

Las meriendas más dulces en Valencia

 

 

 

 

 

Compartir723
Twittear
WhatsApp
+1
723 Compartir