• Una visita a la Cueva de las Calaveras de Benidoleig, como la que nosotros realizamos, os hará descubrir esta bella cavidad y maravilla de la naturaleza, de unos 440 metros de longitud, donde destacan caprichosas formaciones y figuras gracias a las estalactitas, estalagmitas y cúpulas de más de 20 metros de altura.

La Cueva de las Calaveras es una joya de la naturaleza de gran valor arqueológico que se encuentra ubicada en término municipal de Benidoleig, provincia de Alicante, en la comarca del Marquesat de Denia, actualmente denominada Marina Alta -a poco más de una hora de Valencia capital-. Su dispone en la carretera de Pedreguer a Benidoleig, a escasa distancia de población, apenas 1.000 m., en la parte derecha del amplio valle del río Girona.

La Cueva es muy célebre por los hallazgos en su interior y por sus considerables dimensiones. A lo largo de sus 300 metros de recorrido -sin contar, además, la zona no visitable-, se puede apreciar el valor original de sus estalactitas, estalagmitas y sus preciosas cúpulas de más de 20 metros de altura. Además, sus vestigios de habitabilidad se remontan a más de 50.000 años a. C.


La primera noticia arqueológica la suministra el botánico Cavanilles, quien relata cómo en 1768 se realizaron los primeros hallazgos al efectuarse perforaciones en busca del agua que la había hecho famosa en tiempos anteriores -hasta entonces, como al principio de S. XVIII, la cueva era considerada como “muy grande y sin haberla hallado cabo”-; junto a esta noticia, Cavanilles proporciona otros datos como su testimonio en torno a 1795 que, más tarde, bautizaría a la cueva con el nombre que hoy es conocida:

“En aquellas entrañas y soledad, que ellos creían descubiertas por primera vez, hallaron tristes pruebas de su engaño, y de haberles precedido otros igualmente intrépidos, pero menos felices: tropezaron con calaveras y huesos tendidos por el andador, y en él vieron un pico de hierro de dos libras de peso. Las calaveras en número de doce eran de diferentes tamaños, pareciendo ser algunas de hombres, y otras de muchachos, y en ellas se conservaban muchos dientes con su esmalte”.

Los restos óseos, en número de una docena de personas, según relató A. J. Cavanilles eran de, presuntamente, agricultores musulmanes de época medieval que quedaron atrapados que murieron al realizar trabajos de captación de agua. Fue este hallazgo, tal y como ya se ha mencionado, el que dio nombre a la cueva “Calaveres”, pasando como leyenda al folklore popular engrandando la leyenda de reyes moros, fabulosos tesoros y princesas.

“El rey Ahlí Moho, buscó refugio en la cueva con su gran tesoro y las 150 mujeres de su harén, huyendo del Cid Campeador, quedando atrapados y pereciendo todos”.

Cueva de las Calaveras – Cueva de Benidoleig. Foto valenciabonita.es

Cueva de las Calaveras – Cueva de Benidoleig. Foto valenciabonita.es

Cueva de las Calaveras – Cueva de Benidoleig. Foto valenciabonita.es

Cueva de las Calaveras – Cueva de Benidoleig. Foto valenciabonita.es

Cueva de las Calaveras – Cueva de Benidoleig. Foto valenciabonita.es

La cueva tiene una gran historia, tal y como podéis leer en la web oficial, pero a modo de resumen os podemos mencionar que en un tiempo más cercano a nosotros, durante el siglo XX, la cueva fue objeto de la primera investigación científica de la naturaleza del asentamiento prehistórico, que había impulsado el camino de la H. Breuil en España (1913 – 1917), así como la investigación de J. J. Senent (1931-1933). Así mismo, desde principios del siglo XX recibe muchas visitas de turistas, y también los habitantes de la aldea durante los días festivos como Semana Santa. La cueva fue usada también como almacén de explosivos durante la Guerra Civil española; ya en los años 70 del siglo pasado, fue objeto de una reestructuración y, a continuación, se abrió al público como una cueva turística.

Podéis visitarla por completo, exceptuando la zona inundada y sumergida -que no es turística-, cualquier día del año en horario de invierno de 09:00 a 18:00 horas; y en verano, ya finalizando la primavera, de 09:00 a 20:00 horas. La entrada vale 3,90€ para adultos y 2,00€ euros los niños, pudiendo hacer el recorrido con tranquilidad y tomando todas las fotos que queráis.

 

 

 

 

Compartir2K
Twittear
+1
WhatsApp
2K Compartir