• La playa para perros de Pinedo, playa can Pinedo, estará disponible esta temporada de baño de 2018 desde el próximo viernes 1 de junio, 15 días antes que la temporada de baño del año pasado. Y todo para los dueños que deseen disfrutar, durante más tiempo este verano, de un día de playa junto a su querida mascota.

Valencia vuelve a contar nuevamente para este 2018 con un espacio acotado para el disfrute y baño de las mascotas en la playa, que será, como en otros años, la zona habilitada de la pedanía de la ciudad. 

La playa se encuentra en la zona más cercana al puerto en Pinedo, Valencia (junto a la desembocadura del río). Para llegar a la playa con coche tienes que entrar por Pinedo viniendo desde el puerto o desde Valencia y girar la primera a la izquierda tras pasar Ambulancias La Peña. Tomas ese camino donde dejarás atrás un solar y el conocido motor de San Pascual del año 1944 por donde pasa la Sèquia del Canal.


La playa para perros de Piendo, también conocida como playa can de Pinedo, se inauguró en 2016, momento en el cual el Ayuntamiento de Valencia aprobó modificar la ordenanza municipal de utilización de las playas para permitir el acceso de los perros en zonas previamente acotadas y sin que interfieran en su uso habitual al resto de usuarios. Dicha modificación fue la del artículo 35 de la Ordenanza de uso de las playas y zonas adyacentes, que hasta entonces prohibía “el paseo y la permanencia de cualquier tipo de animal en cualquier época del año”. Así, para 2018, por tercer año consecutivo y en beneficio de poder disponer Valencia de una playa canina, la ciudad volverá a acotar una zona para los canes. 

Para este año, no sabemos todavía si la playa de Pinedo volverá a tener bandera azul -los distintivos para la nueva temporada de baño 2018 se entregan la semana que viene-, dado que la bandera azul se perdió por haber habilitado una zona acotada para perros. La razón es bien simple: este emblema de calidad es incompatible con la zona de perros habilitada en el litoral del mencionado pueblo de Valencia.

Este 2018, y también como novedad, se instalará un quiosco de helados, hamacas y sombrillas en esta zona, para dar un mayor servicio a la ciudadanía que utiliza esta playa.

La Bandera Azul es un galardón que otorga anualmente desde 1987 la Fundación Europea de Educación Ambiental a las playas y puertos que cumplen una serie de condiciones ambientales e instalaciones. En el jurado participan además las Agencias de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA-UNEP) y para el Turismo (OMT), así como la Federación Internacional de Salvamento y Socorrismo (ILSE); la Agencia Europea de Medio Ambiente (EEA) de la UE; la Unión Europea para la Conservación de las Costas (EUCC) (Coastal & Marine Union); la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN); un experto en Educación Ambiental y el Consejo Internacional de Asociaciones de la Industria Portuaria (ICOMIA). Los criterios para obtener la bandera azul se dividen en cuatro áreas fundamentales: Calidad de las aguas de baño, Información y Educación ambiental, Gestión ambiental y Seguridad, Servicios e Instalaciones.

Todo comenzó en 2016, cuando el ayuntamiento decidió no izar la bandera azul en la playa de Pinedo porque este emblema de calidad era incompatible. Sin embargo, la ciudad mantuvo el reconocimiento medioambiental pero no lo exhibió para no contradecir las normas de la organización que concede estas distinciones.

Para 2017, por contra, la ciudad perdió finalmente el distintivo. El consistorio confía recuperar la bandera azul este año, argumentando que todos los análisis reflejan que las condiciones del agua y arena son excelentes, aunque para ello se deberían modificar los criterios de los distintivos otorgados. 

La Playa Can en Pinedo regresa este 2018 desde el día 1 de junio, 15 días antes que el año pasado.

La playa dispone de unas normas básicas, como bozal para PPP (perros potencialmente peligrosos), atados con estacas que facilitarán tras el acceso a la playa (para todos los perros, deberán ir con correa en todo momento, al igual que en el agua), además de tener que respetar la zona de paso a 6 metros desde la orilla y respetando todo uso de la playa en la que podrán convivir animales y mascotas.

La playa canina estará habilitada desde el 1 de junio para la temporada de baño 2018, donde como ocurrió en años anteriores, habrá una persona, en la caseta, para recomendar y llamar la atención en caso de incumplimiento. Las personas que ahora están allá, o antes de esa fecha, incumplen la normativa por no estar acotado y habilitado el espacio aún, exponiéndose a una multa. Son las autoridades municipales las que tienen que velar por dicho cumplimiento.

Recuerda recoger excrementos, depositarlos en la basura y llevar los documentos de tu can en regla. En esta playa, podrás encontrar desde el 1 de junio de 2018 una caseta con información abierta de 9 de la mañana a 19:30 horas.

Las normas de comportamiento de esta playa son:

  • Perros potencialmente peligrosos han de llevar bozal.
  • Los perros deben ir atados en todo momento, incluso en el agua.
  • El propietario recogerá los excrementos y los tirará a la papelera.
  • El propietario es el responsable de los daños ocasionados por el animal y llevará la documentación del animal en regla (pasaporte veterinario y tarjeta de identificación).
  • No moleste a los otros usuarios.
  • Disfruta de la playa en compañía de tu perro 🙂

 

 

 

Compartir4K
Twittear
+1
WhatsApp
4K Compartir