• El Pozo Negro de Ludiente, el cual recibe su nombre por su fondo negro y misterioso, es una preciosa poza de agua fría y transparente, una auténtica delicia natural donde disfrutar de un espectacular baño en plena naturaleza junto a su pequeña playeta de gravilla. 

La ruta que conduce al Pozo Negro de Ludiente -que en realidad está en el término municipal de Torrechiva, a pesar de estar más cerca de Ludiente- es un recorrido sencillo, muy recomendable en verano, pero que puede resultar peligroso realizarlo en época de lluvias, ya que caminaremos por dentro de la rambla o barranco de Santa Ana.

Esta ruta de fácil recorrido que discurre por el barranco Santa Ana, uno de los barrancos más grandes y profundos del Alto Mijares, se os hará corta y amena ya que, en su recorrido, iréis dejando pequeñas pozas a los lados del camino que, en ocasiones, incluso tendréis que saltear o bordear.


La recompensa de este trayecto es su final, donde os aguarda El Pozo Negro, el cual recibe su nombre por su fondo negro y misterioso, un fantástico lugar de agua transparente y fría que, según época, puede verse una pequeña cascada en la poza.

El Pozo Negro, en realidad, forma parte del término de Torrechiva, aunque el pueblo más cercano y desde donde más fácil acceso se tiene sea desde Ludiente.

La ruta, tal y como nos comentan desde caminsenlanatura.blogspot.com, se inicia desde la plaza del Olmet de Ludiente, desde donde saldremos en dirección oeste para busca la calla Nueva, para abandonar la población en dirección a un puente que cruza el río Villahermosa, dejando a nuestra derecha el molno de Abajo. Tras atravesar el puente, en el cruce de caminos tendréis que tomar el de la izquierda, como si quisiérais ir por dentro del lecho del río.

Acto seguido, el camino os hará girar a la derecha, punto exacto donde desemboca la rambla o barranco de santa Anna al río de Villahermosa, donde, como antes os hemos mencionado, puede ser peligrosa cruzarla en época de lluvias.

El camino de Torrechiva, más conocido como el del Pozo Negro, será el camino que tomaremos, el cual nos puede resultar dificil cruzarlo en ocasiones por discurrir frente a la rambla, ya que, en algunos puntos, el guijarral que se forma sobre éste nos dificulte el avance. No deberemos abandonarlo hasta llegar al Pozo Negro, un pequeño salto de agua sombre la rambla de Santa Ana que forma una piscina natural con forma rectangular.

También podemos seguir las indicaciones del track de Wikiloc de Manoloval, quien además de aportarnos el siguiente vídeo, nos menciona que el acceso es sencillo: desde Ludiente se coge un puente peatonal, no el grande de la carretera hacia Argelita, sino uno peatonal, y una vez cruzado el río Villahermosa, hay que entrar por el barranco hacia arriba. A cuatro kilómetros se haya el camino, no tiene prácticamente desnivel, y es muy cómodo, aunque seguramente tendréis que mojaros los pies varias veces.

 

 

La foto de portada pertenece al Ayuntamiento de Ludiente

 

 

 

1K Compartir
Compartir1K
Twittear
WhatsApp
Email