• NOTICIA ACTUALIZADA A 12 DE MARZO DE 2019: El Ayuntamiento de Valencia constituye una comisión de expertos para impulsar la declaración de la Paella como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. 

El Servicio de Promoción Económica, Internacionalización y Turismo ha constituido una comisión de expertos para impulsar el reconocimiento de la paella como Bien Inmaterial de la Humanidad. La concejala de Economía y Turismo, Sandra Gómez, ha presidido hoy la primera reunión de esta comisión, que está integrada por expertos, promotores y estudiosos de distintos ámbitos.

Tal como ha explicado Gómez, esta mañana se ha celebrado la primera reunión con los expertos de todo el ámbito gastronómico, cultural y social de la paella «porque vamos a empezar a trabajar para que esta receta valenciana sea reconocida como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, porque la paella merece un reconocimiento que va más allá de Valencia y más allá de España, y es ya de todo el mundo».

La concejala ha recordado que ya hay precedentes de platos que han recibido este reconocimiento internacional, como el arte de los «pizzaioli« napolitanos; la «Nsima», práctica culinaria del Malawi; el «café árabe», entendido como un símbolo de generosidad; o la tradición de preparar y compartir la «dolma», signo distintitivo de identidad cultural en Azerbayán.

En el caso de la paella valenciana, se trata de una tradición culinaria y social que constituye un icono de hospitalidad y un símbolo de unión e identidad valencianas, además del ritual que supone preparar y compartir la receta entre familiares, amigos o conocidos que se integran comiendo alrededor del círculo de arroz. La concejala Sandra Gómez ha destacado, además, que la receta y todo lo que gira en torno a ella «se está ganando un lugar en el calendario internacional, sobre todo con las actividades y promoción del Día Internacional de la Paella, que celebramos el 20 de septiembre»

La comisión constituida hoy está integrada por representantes de la Universitat de València, la Universitat Politècnica de València, la Universitat Jaume I, la Universitat de Alicante, y la Universitat Miguel Hernández. También participan expertos de Turisme Comunitat Valenciana; la Fundación Turimo València; la Federación Empresarial de Hostelería; el Concurso Internacional de Paellas de Sueca; Socarrat Estudio; Wikipaella; Publip’s Servicie Plan; la Denominación de Origen Arroz de València; y el programa VLC Gastronomía. «Hemos constituido una comisión que va a ir de la mano de los expertos. Es un camino largo por andar, pero estamos dando los primeros pasos para conseguirlo», ha subrayado la concejala.

La constitución de la Comisión de Expertos da cumplimiento al acuerdo del Pleno del Ayuntamiento del pasado 5 de octubre, en el que se aprobó una declaración institucional dirigida a impulsar y promover el reconocimiento internacional de la paella por parte de la Unesco.

El procedimiento para solicitar el reconocimiento como Bien Inmaterial de la Humanidad comienza con la Declaración de Bien de Interés Cultural, que otorga la Consellería de Cultura. Posteirormente, la Generalitat Valenciana presenta al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte  la propuesta de candidatura a la Lista de bienes culturales registrados de las diferentes comunidades autónomas para presentar a la Unesco, la llamada Lista Indicativa. El bien que es candidato debe permanecer en esta Lista al menos un año y a partir de aquí el proceso continúa durante al menos dos años más, interviniendo el  Consejo de Patrimonio Histórico y el Comité de Patrimonio Mundial para su aprobación.

El Servicio de Promoción Económica, Internacionalización y Turismo se encarga a partir de ahora de llevar adelante todo este recorrido y toda la tramitación administrativa. En estos momentos, ya ha iniciado los trabajos para cumplimentar la documentación que se solicita para obtener la Declaración de Bien de Interés Cultural.


  • NOTICIA DEL PASADO 27 DE SEPTIEMBRE DE 2018: EL PLENO DEL AYUNTAMIENTO DE VALENCIA REIVINDICA LA PAELLA COMO «PATRIMONIO CULTURAL INMATERIAL DE LA HUMANIDAD» DE LA UNESCO.

El Pleno del Ayuntamiento ha hecho constar hoy, jueves 27 de septiembre de 2018 en una Declaración Institucional, que «la paella constituye uno de los patrimonios imprescindibles de la gastronomía de la Comunidad Valenciana, que además va unido indefectiblemente a diferentes tradiciones festivas en su territorio».

El Pleno del Ayuntamiento de Valencia ha aprobado por unanimidad impulsar la declaración de la paella valenciana como «Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad» por parte de la UNESCO, donde además, se defiende que el cultivo de arroz en la Albufera ayuda a mantener el ecosistema.


Este organismo tiene en cuenta cuatro características para admitir las candidaturas: tiene que ser «tradicional, contemporáneo y viviente a un mismo tiempo» en primer lugar, pero además debe ser «integrador», «representativo» y debe estar «basado en la comunidad». «La UNESCO entiende por Patrimonio Inmaterial “todo aquel patrimonio que debe salvaguardarse y consiste en el reconocimiento de los usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas transmitidos de generación en generación y que infunden a las comunidades y a los grupos un sentimiento de identidad y continuidad (…)”».

Desde el Pleno del Ayuntamiento, se ha considerado que la paella cumple todos y cada uno de estos requisitos, ya que «la paella constituye uno de los patrimonios imprescindibles de la gastronomía de la Comunitat Valenciana, que además va unido indefectiblemente a diferentes tradiciones festivas en su territorio, donde se unen múltiples disciplinas y actividades, desde culinarias, a culturales, económicas, de ocio, medioamientales, de artesanía, etc., siendo un elemento integrador de la sociedad por la participación de todos, mujeres y hombres, niños y ancianos, teniendo una proyección internacional indudable».

Los distintos grupos han hecho constar que «todas las características son cumplidas por la paella, desde el cultivo y la obtención de los alimentos (…), hasta las cucharas de madera con que se come, las paletas y espumaderas, y sobre todo el caldero-sartén característico, que es el que da su nombre propio, pues se denomina paella, y el paellero», por lo que «se insta al Gobierno de España a que, previa aprobación por el Consejo de Patrimonio Histórico y su grupo de trabajo de Patrimonio Mundial e Inmaterial, apoye, impulse y defienda en las instancias internacionales oportunas la inscripción de la candidatura de la paella valenciana en la lista representativa del patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO».

Los mejores restaurantes para comer una buena Paella en Valencia en 2019

EL CULTIVO DEL ARROZ EN LA ALBUFERA «AYUDA A SOSTENER UN USO ADECUADO EN LOS ECOSISTEMAS ORIGINALES»

Tal como consta en la declaración institucional aprobada esta mañana, el Ayuntamiento, enterado de que «por parte de algunas empresas multinacionales de la industria agroalimentaria se pone en cuestión la sostenibilidad ambiental de los arrozales del Mediterráneo, quiere manifestar que esta zona de producción arrocera y piscícola es un humedal natural que ha llegado hasta nuestros días gracias a la característica de ser un espacio natural y productivo, tanto pesquero como de producción de arroz».

Por lo tanto, «el cultivo del arroz no supone en ningún caso un aumento en el consumo de agua del ecosistema local puesto que se trata de un humedal natural, alimentado desde siempre por los ríos y surtidores naturales de la zona, la cual integra los arrozales dentro de su lógico ecosistémica como fuente de alimentación para la avifauna: los campos de arroz son las únicas zonas que durante el invierno ofrecen la alimentación adecuada para las aves». Además, «los campos de arroz actúan como filtro de los sedimentos de las aguas procedentes de los ríos donde depositan los sedimentos evitando así la desaparición de la laguna, a la vez que aportan al lago un agua de mayor calidad; y el arrozal es un reclamo para las aves puesto que la presencia del arrozal inundado señaliza el lugar de nidificación».

La receta de la verdadera Paella (Valenciana)

«El mencionado Parque Natural de la Albufera está considerado como una zona húmeda de importancia internacional, especialmente como hábitat de aves acuáticas y como tal está incluida en el convenio RAMSAR de protección de las zonas húmedas y está declarada como Zona de Especial Importancia para las Aves (zona ZEPA) por la Unión Europea».

La Declaración Institucional concluye que «el arroz encuentra en los límites del Parque Natural de la Albufera las zonas idóneas para su cultivo y es determinante para el desarrollo de muchas de las especies que habitan en él».

La Paella, el plato más prostituido de la cocina española