• El borrador establece la creación de áreas de prioridad residencial (apr) y regula por primera vez el uso de los vehículos de movilidad personal, como los patinetes.
  •  La nueva ordenanza de movilidad da prioridad a peatones, y subraya la protección del espacio público y del transporte colectivo.

El concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, ha presentado esta mañana, lunes 1 de octubre de 2018, el borrador de la nueva Ordenanza de Movilidad, cuyo eje fundamental es la figura de las personas que se mueven a pie por el espacio público. Tal como ha subrayado el edil, «lo que define a esta ordenanza por encima de todo es que pone por primera vez por delante a los peatones, que somos todos y todas quienes habitamos la ciudad».

En su presentación ante los medios de comunicación, el concejal ha explicado que todo el articulado del texto «se ha realizado desde este prisma; y cada decisión se ha tomado teniendo en cuenta este principio de protección y prioridad peatonal». Grezzi ha agradecido «el trabajo intenso y dedicado del personal técnico del Servicio Municipal de Movilidad Sostenible en la elaboración de este borrador», un documento que, además, ha asumido las aportaciones de la ciudadanía a través de un proceso participativo en el que se han efectuado tres talleres específicos.


El segundo eje distintivo de la propuesta de Ordenanza se centra en el transporte colectivo que es, después de los desplazamientos a pie, la segunda manera más usada por los valencianos de moverse por la ciudad. El texto subraya su protección y prioridad sobre las formas de movilidad motorizadas particulares.

Además, la Ordenanza incluye como novedad la posibilidad de establecer Áreas de Prioridad Residencial (APR), un ámbito territorial configurado por un conjunto de vías públicas delimitadas y con continuidad geográfica, en las que se puedan implantar, con carácter general, medidas de restricción de acceso, circulación y estacionamiento de vehículos. El objetivo de estas zonas, ha explicado Grezzi, es disminuir la intensidad de tráfico “en aras a proteger el espacio público, patrimonio de toda la ciudadanía”; y se prevé que se señalen especialmente en áreas históricas o residenciales, así como en otras especialmente sensibles por motivos diversos. 

PATINETES Y BICICLETAS, NUNCA POR LAS ACERAS 

El borrador de la nueva ordenanza regula por primera vez la presencia y uso de los llamados vehículos de movilidad personal, es decir, patines, patinetes y otros elementos de características similares que, hasta ahora, estaban prohibidos (en la ordenanza anterior), «prohibición que ha acarreado diversos problemas para su circulación por la ciudad», ha lamentado el concejal.

Según se determina en el borrador, los patinetes eléctricos podrán circular por los carriles-bici o por las ciclocalles y zonas residenciales, según sean sus categorías y características de velocidad y potencia. En unos casos podrán circular por las zonas peatonales (patinetes de menor potencia), mientras que los de mayor velocidad irán por carriles-bici y ciclocalles. El límite de velocidad máximo será distinto según la zona: 10Km/hora en las zonas peatonales, 20 Km/h en los carriles bici; y hasta un máximo de 30 Km/hora en las calles 30 de un solo carril de circulación.

Los usuarios de estos vehículos no estarán obligados a llevar casco, pero sí luces y timbre en sus patines; y Movilidad sugiere, además, que hagan uso de elementos reflectantes. En ningún caso, ha subrayado el delegado de Movilidad, se permitirá el uso de estos vehículos en las aceras, que quedan reservadas exclusivamente para uso peatonal.

De hecho, ha recordado el concejal, la ordenanza tampoco permite que las bicicletas puedan circular por las aceras: está totalmente prohibido. «El texto resuelve cualquier tipo de duda sobre el lugar de las bicicletas en la ciudad, que es fuera de las aceras», ha destacado Grezzi, y la única excepción será el caso de niñas y niños que estén jugando o aprendiendo a circular sobre dos ruedas, pero que deberán ir siempre acompañados de una persona adulta a pie. Otra de las novedades del texto es que regula la ciclologística así como los mecanismos para poder controlar los grandes grupos de turistas en bici. Además, y como ya adelantó el concejal tras su reunión días atrás con la Jefa Provincial de la DGT, la nueva ordenanza introduce también en València la  regulación a 30 km/hora en vías de un sólo carril por sentido.

EL TRANSPORTE PÚBLICO

En cuanto al segundo gran eje de la ordenanza, el transporte público, se subraya la absoluta obligatoriedad de liberar el carril EMT-Taxi de todo tipo de obstáculos, dado que se entiende que dicho carril es el único reservado para el transporte de toda la ciudadanía -las motos no podrán circular por este carril-. Sólo se permitirá su uso por parte de los servicios públicos urgentes o de emergencia; los coches y motos podrán realizar paradas y estacionar en las mismas condiciones que hasta ahora.

La nueva ordenanza recoge algunas de las propuestas de sectores como transportistas y repartidores: amplía el tonelaje permitido para los vehículos de reparto de mercancías hasta las 12 toneladas, y asimismo incrementa el periodo de tiempo máximo de las zonas de carga y descarga de 20 a 30 minutos en las zonas señalizadas. La nueva ordenanza atiende “la histórica petición de este sector de recuperar el uso casi exclusivo de las zonas de carga y descarga”.

Otro de los aspectos destacables de la ordenanza es que abre la puerta a la regulación progresiva del aparcamiento no regulado de motocicletas sobre las aceras, mientras el Ayuntamiento continúa ampliando el aparcamiento en calzada. Se elaborarán planes zonales, pero en ningún caso se permite que se pueda circular con la moto en marcha sobre las aceras.

CREACIÓN DE UNA ZONA VERDE

En cuanto al estacionamiento, la ordenanza introduce una novedad en el estacionamiento regulado (la ORA), que es la creación de la zona de estacionamiento exclusivo para residentes. Hasta ahora en Valencia solo había zonas de rotación, y de uso mixto de rotación y de residentes. «A partir de ahora, igual que sucede en prácticamente todas las grandes capitales del mundo, también tendremos zona exclusivamente de residentes», ha explicado Grezzi.

El texto se detiene finalmente en aspectos como la modificación del acceso a los vados, que se flexibiliza en determinadas circunstancias, según el tipo de inmueble, “un aspecto reclamado especialmente desde los pueblos de Valencia”. Asimismo, y por primera vez, los caminos rurales aparecen de manera expresa en la ordenanza, según la propuesta del vecindario, y se prevé iniciar un trabajo de catalogación de dichos caminos y su uso.

El borrador de esta ordenanza deberá ser informado a partir de ahora por los distintos servicios municipales, y posteriormente continuará su tramitación según prevé la legislación vigente, hasta su aprobación definitiva por parte del Pleno Municipal, una vez cumplidos todos los plazos y fases pertinentes.

 

 

 

Compartir1K
Twittear3
WhatsApp
+1
1K Compartir