Puede que os suene a ciencia ficción, por aquello de las numerosas películas donde se ha mostrado, pero lo cierto es que algo que será una realidad en Europa y muy cerca de nosotros, ya lo era, por ejemplo, en América, lugar donde ya se han congelado a cerca de 400 personas a través de diversas empresas.

La empresa valenciana Cecryon tendrá operativo desde principios de 2019 el que será el primer centro europeo de criopreservación humana, o lo que es lo mismo: la congelación de las personas tras la muerte.


Ubicada en la localidad de Riba-roja de Túria junto al cementerio, las instalaciones, que funcionan como una funeraria, cuentan con un edificio de 1500 m² que ha sido adaptado y convertido en uno de los centros de criónica más avanzados y preparados del mundo.

Hasta la fecha, además de numerosos interesados, dos personas ya han pagado los servicios de la empresa para poder conservar sus cuerpos bajo cero hasta que, si puede ser algún día, la ciencia les devuelva la vida. Y eso que la firma valenciana todavía no dispone de las cápsulas de criopreservación, aunque sí cuenta con el espacio y material.

Pero oye, que aquello de mantenernos congelados con la esperanza de devolvernos a la vida tras la muerte tiene un precio. El proceso de criopreservación por completo, el cual incluye el mantenimiento durante 100 años a –196 ºC, cuesta unos 200.000 euros más IVA, algo que seguramente no podrán permitirse la mayoría de los mortales. Y eso que prometen que, dentro de dicho pago, se incluye el gasto de reintegración en la sociedad si uno se despierta en el futuro -imaginaos, que os despertáis en un mundo lleno de robots y de trabajos que hasta ahora desconocíamos. Parece ser que son previsores-.

El método utilizado es la Criónica, la preservación a bajas temperaturas de seres humanos que la medicina contemporánea ya no puede mantener con vida. El principal objetivo de la preservación, es mantener los cuerpos para tratarlos médicamente y reanimarlos en el futuro.

Cabe decir, además, que no todo puede ser tan bonito, a pesar de podáis tener el dinero para poder congelaros, puesto que aunque los cuerpos vitrificados por el frío se puedan conservar durante años, el futuro de éstos quedará en manos del progreso científico y de la legislación futura que autorice, o no, revivir a fallecidos congelados.

Si deseáis más información, tan solo tenéis que pedir información en el formulario de contacto, enviar un correo a info@cecryon.com o llamar al 656 19 59 55.

 

 

 

 

Compartir1K
Twittear5
WhatsApp
+1
1K Compartir