Tal y como ha manifestado el periódico digital 20 minutos en su artículo, las máquinas han vuelto a las obras de la línea 10 de Metrovalencia desde el lunes 11 de junio de 2019, unas obras paralizadas en 2011 por falta de presupuesto después de invertir, el entonces Consell del PP de Alberto Fabra, alrededor de 200 millones de euros. 

Los trabajos previos comenzaron en el mes de abril, hace dos meses, momento en el que se hicieron tareas de topografía, señalización y planificación de los servicios que serían afectados a posteriori, además de visualizarse la instalación de un cartel de la Generalitat junto al agujero del túnel en el que se anunciaba la futura actuación para finalizar el trazado en 2021.

El periódico 20 minutos ha podido comprobar que las obras han comenzado a ejecutarse en la conexión de los tramos subterráneo y en superficie en la rampa situada en la avenida Amado Granell, a la altura de la avenida de La Plata, lo que supondrá además la construcción de la parada de Hermanos Maristas, próxima a la Ciudad de la Justicia.

Tras el desvío de servicios y la excavación de las pantallas de la rampa, la última fase consistirá en la construcción de la losa tranviaria desde la propia salida hacia el trazado en superficie construido al final de la avenida Amadro Granell, en el cruce con Antonio Ferrandis, a través de la rotonda que conecta Hermanos Maristas con Instituto Obrero. Este contrato incluye la construcción de la parada en superficie de Hermanos Maristas que dará servicio al futuro pabellón Arena del Valencia Basket y al PAI de Quatre Carreres.

El inicio de las obras supone reducir a un carril el tráfico en el tramo afectado de la avenida Amado Granell (a la altura del Colegio de Médicos), así como la supresión de las plazas de aparcamiento que se encontraban hasta ayer en la mediana junto al túnel.

En las que se sitúan a ambos lados de la avenida, según recogen las señales de prohibición, no se podrá volver a estacionar, al menos, hasta el 30 de septiembre. La construcción de la losa tranviaria supondrá, además, un rediseño de la zona, ya que atravesará también a la rotonda que une las avenidas Amado Granell, Hermanos Maristas e Instituto Obrero.

Una vez acabada esta primera fase, se continuará para realizarse el tramo a Ruzafa. FGV tiene previsto ejecutar las de arquitectura y equipamiento de paradas y estaciones del tramo Rampa Hermanos Maristas-Estación de Ruzafa, con un presupuesto inicial de 16 millones de euros (más IVA). Después se acometerán los tres proyectos restantes: electrificación y subestaciones; señalización y comunicaciones; y talleres provisionales.

Ver noticia completa en: https://www.20minutos.es/noticia/3666158/0/fgv-reanuda-obras-linea-10-metro-valencia/#xtor=AD-15&xts=467263


  • ARTÍCULO DEL PASADO 14 DE MARZO DE 2019, momento en el que FGV firmó el contrato que permitía iniciar las primeras obras de la Línea 10 de Metrovalencia. En aquel momento, se manifestó que las obras comenzarían después de Fallas, en abril. 

Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) ha hecho efectiva la firma del contrato correspondiente a las primeras obras de infraestructura de la Línea 10 (Alicante-Natzaret) de Metrovalencia, en el tramo entre las paradas de Amado Granell y la prolongación hasta Hermanos Maristas. 

El director gerente de FGV, Juan Andrés Sánchez Jordán, ha firmado el contrato con la empresa FCC Construcción SA, adjudicataria de estas obras. Esta actuación cuenta con un presupuesto inicial de 3.664.420,87 millones de euros, IVA incluido, y un plazo de ejecución de siete meses y medio. 

Hay que recordar que tal y como anunció el president Ximo Puig, la Generalitat va a retomar las obras de la antigua T2. De esta manera, la nueva Línea 10 cuenta con una inversión total de 50 millones de euros para ejecutar las obras previstas entre la calle Alicante y Natzaret. 

El objetivo de la Generalitat es completar los trabajos previstos en 2021. El proyecto está cofinanciado por la Unión Europea, a través del programa operativo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) de la Comunitat Valenciana 2014-2020. 

Las obras de esta infraestructura tranviaria que combina tramos subterráneos y en superficie, anteriormente denominada T2, comenzaron en el año 2006 y se paralizaron en el año 2011, por falta de presupuesto, después de invertir alrededor de 200 millones de euros. 

Actuaciones previstas 

FGV ha previsto que estas primeras obras comiencen el próximo mes de abril con la construcción de la rampa de conexión del túnel de la estación de Amado Granell y el tramo tranviario en superficie hasta la ubicación de la nueva parada de Hermanos Maristas, junto con la conexión con la plataforma actualmente construida. 

La construcción de la nueva parada en superficie de Hermanos Maristas, ubicada en la calle Amado Granell, conlleva también la ejecución del desvío de todos los servicios afectados y la adecuación de la urbanización del entorno. 
Además, esta intervención contempla instalar de nuevo la infraestructura del tramo tranviario del cruce de la calle Antonio Ferrandis que en su día se retiró para facilitar la circulación de vehículos. 

Tras esta primera actuación, FGV tiene previsto ejecutar también las obras correspondientes a arquitectura y equipamiento de paradas y estaciones; electrificación y subestaciones; señalización y comunicaciones; y talleres provisionales.


ARTÍCULO DEL PASADO MES DE ENERO DE 2019:

  • La Línea 10 de Metrovalencia (antes conocida como T2), unirá la calle Alacant (Estación del Norte) con el barrio de Nazaret, y se extenderá a lo largo de una distancia de poco más de 5 kilómetros, 5.320 metros, de los que 2.055 serán subterráneos; y el resto, en superficie. El trazado contará con 8 estaciones, 3 subterráneas y 5 en superficie.
  • La inversión total ascenderá a 50 millones de euros, 30 de ellos aportados por la Generalitat y 20 de procedencia europea, a través de los Fondos Europeos de Desarrollo Regional (FEDER). 
  • Puig anuncia que en las próximas semanas se hará público el Plan de Movilidad Sostenible del área metropolitana de Valencia.
  • Salvador subraya que la nueva línea tiene una “significación especial” porque mejorará la conexión con el centro de la ciudad mediante el transporte público.
  • Foto de portada de 20minutos.es

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado que las obras de la línea 10 de Metrovalencia, que unirá Nazaret con el centro de Valencia, se reemprenderán en el mes de abril, con el fin de contribuir “a una nueva perspectiva de lo que tiene que ser una ciudad integrada”. 

Así lo ha afirmado en la presentación del inicio de las obras de la línea, que ha tenido lugar en Nazaret, y en la que también ha intervenido la consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador.

El president ha destacado la “tarea rigurosa” que ha llevado a cabo la Generalitat, “en una situación lamentable de herencia recibida” ya que, ha denunciado, el anterior Consell había dejado “elefantes blancos, absolutamente paralizados sin uso, sin ningún tipo de planificación”. 

En este sentido, ha destacado la inversión total prevista, de 50 millones de euros, que se destinarán a que “en dos años, la L10 sea una realidad para vecinos y vecinas”. 

En concreto, ha explicado que las obras de la rampa que enlazará desde la estación de Amado Granell, el tramo subterráneo con el itinerario en superficie, empezarán en el mes de abril, mientras que, de marzo a abril, se licitará el resto de obras que completarán el proyecto. 

“La L10 conectará Nazaret con el centro de la ciudad”, ha subrayado Puig, que ha considerado que la conexión con la Estación del Norte ofrece unas perspectivas positivas para la intermodalidad. 

Se trata, ha afirmado el jefe del Consell, de una actuación “fundamental”, que es “la gran prioridad” del Consell y que enlaza con el objetivo de “dar una nueva perspectiva de lo que tiene que ser una ciudad integrada”, frente a la concepción “centralista” de Valencia. 

Asimismo, ha aludido a otras iniciativas que intentan “reforzar” el barrio de Nazaret, como la construcción de la sede de la Ciudad Deportiva del Levante o la conexión con la Ciudad de las Artes y las Ciencias. 

“Estas actuaciones dibujan un nuevo imaginario, esa conexión entre lo que se había situado la periferia de todo y el centro y la modernidad”, ha manifestado. 

En esta línea, ha anunciado que en las próximas semanas se hará público el Plan de Movilidad Sostenible del área metropolitana de Valencia, sin la que, ha asegurado “no se puede entender” la ciudad. 

Esta iniciativa, ha considerado el jefe del Consell, responde a la concepción de que “la movilidad es un derecho fundamental como otros derechos”, y ha apostado por construir “una ciudad abierta, sana”. 

Para Salvador, el proyecto de L10 marcará “un antes y un después en el desarrollo de nuestro transporte público ferroviario y tranviario” ya que, ha asegurado, tiene “una significación especial en lo relativo a la expansión futura” del barrio. 

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha participado esta mañana en la presentación de las obras de la Línea 10 de Metrovalencia, que van a comenzar en pocos meses, y que supondrán, ha afirmado, «un paso muy importante para este barrio y su conexión con el centro de la ciudad». Ribó ha manifestado su satisfacción y ha asegurado que, a partir de ahora, «vamos a trabajar en el objetivo de conectar este trazado con el Canyamelar a través de La Marina».

Los youtubers que se colaron en los túneles inundados de la T2 de Valencia son denunciados

Inversión de 50 millones de euros 

La consellera ha detallado que el conjunto de actuaciones de la nueva línea, que estará terminada en 2021, cuenta con una inversión inicial prevista de 50 millones de euros, 30 de ellos procedentes de la Generalitat y 20 de procedencia europea, a través de los Fondos Europeos de Desarrollo Regional (FEDER). 

Además, ha concretado que finalmente el proyecto contará con una única fase, a pesar de que inicialmente se contemplaban dos, puesto que la redacción de los proyectos ha permitido acelerar la inversión. 

La L10 tendrá un recorrido de más de cinco kilómetros entre Nazaret y la calle Alicante, con ocho estaciones, tres de ellas subterráneas, según ha explicado la responsable de Vivienda. 

“Después de completar la redacción de los distintos proyectos, se adjudicará en febrero la construcción del tramo comprendido entre la rampa de salida de Amado Granell hasta la primera parada en superficie, en Hermanos Maristas, conectando con la plataforma ya construida en su momento, que tiene continuidad hasta Nazaret”, ha explicado la consellera, que ha cifrado la inversión de esa obra en 4,8 millones de euros. 

Cuatro proyectos más, licitados a partir de marzo 

Este tramo es el primero de los cinco proyectos previstos en la línea. Los demás, ha detallado la consellera, se licitarán a partir de marzo, e incluyen la arquitectura y equipamiento de paradas, con una inversión de 28 millones de euros, o la electrificación y construcción de subestaciones, por 8 millones. 

Además, las actuaciones incluyen la señalización y comunicaciones, a las que se destinarán 7 millones de euros, y la construcción de cocheras provisionales, con una dotación de 3 millones de euros. 

La consellera ha explicado que las obras de esta infraestructura, antigua T2, empezaron en 2006 “y se paralizaron 5 años más tarde porque el Gobierno del PP dejó el proyecto sin dotación presupuestaria”. 

“Ha sido este Consell el que ha reemprendido la iniciativa”, ha destacado Salvador, que se ha referido al “compromiso con los vecinos” de terminar la infraestructura pese a las “dificultades de financiación”.

 

 

 

3K Compartir
Compartir3K
Twittear
WhatsApp
Email