• La ciudad de Valencia celebra la fiesta de su patrón San Vicente Mártir cada 22 de enero. Durante ese día, las celebraciones se llevarán a cabo en los llamados lugares vicentinos, donde el santo mártir estuvo presente en la Valentia de Diocleciano.

Cada 22 de enero, Valencia capital celebra el día de uno de sus patrones: San Vicente Mártir. Vicente fue un joven diácono martirizado en Valentia, allá por el año 304 por orden del emperador Diocleciano. El valenciano, que murió sin renunciar a su fe tras ser torturado tras la persecución ordenada por el emperador, despertó gran fervor entre la población, consiguiendo que con el paso del tiempo fuese nombrado Patrón de la Ciudad y que, con los años se ampliaran, los acontecimientos en honor al Mártir. Además de ser Patrón de Valencia, San Vicente Mártir es también Patrón del Gremio de Sastres y Modistas.

Es costumbre que, la mañana del 22 de enero, la actuación de dolçainers preceda la celebración de una misa solemne en la Parroquia de San Vicente. Al término de la misma, saliendo de la Catedral, tiene lugar una procesión general dedicada al Santo que recorre parte de los lugares donde, según la tradición, recibió martirio para, finalmente, terminar con una misa Pontifical. Es justamente en la propia Catedral de Valencia donde se venera el brazo del santo desde hace casi 50 años.

En esta fecha también se celebra el bautizo de San Vicente Ferrer, gran devoto de San Vicente Mártir al que se le festeja el segundo lunes de Pascua. A San Vicente Ferrer, como curiosidad, se le puso el nombre de Vicente debido a la festividad del día, donde hoy se conmemora bautizando a un niño en la misma pila en la que el santo fue cristianizado. Dicha fiesta está organizada por la Real Asociación de la Pila Bautismal de San Vicente Ferrer y comienza cada año con la muestra de los bults de Sant Esteve.

Los acompañantes van vestidos de época representando a los personajes que estuvieron en el bautizo de San Vicente Ferrer: el cura, el sacristán, dos jurados y el jurado mayor, virrey y virreina (estos añadidos con posterioridad, pues en aquel momento no existía dicho título), sirvientes (negro y negra), padre, la comadre con el niño, la madrina y seis damas más, pudiéndose añadir otros personajes como ha ocurrido en años anteriores.

San Vicente Mártir alrededor del mundo

Sepa el lector que Valencia no es la única ciudad ni lugar del mundo que celebra dicha festividad, a pesar de ser su santo Patrón.

San Vicente Mártir es patrono del distrito de Benimàmet, de las localidades de Guadassuar y Corbera y es titular, igualmente, de las parroquias de la pedanía de Venta de Gaeta, en el término de Cortes de Pallás, y de la del faro de Cullera, donde se le profesa enorme devoción porque el cuerpo de san Vicente apareció en una playa próxima tras ser arrojado al mar por sus verdugos con una rueda de molino atada al cuello. San Vicente Mártir es, a su vez, conmemorado en distintas partes del mundo con misas en su honor, además de procesiones y otras celebraciones religiosas.

Y es que nuestro querido San Vicente es también patrón de los viticultores en países como Francia, Bélgica, Alemania y Suiza, donde, además, es festejado en la isla caribeña de San Vicente y las Granadinas. La isla, que lleva el nombre del patrón de la diócesis de Valencia por decisión de Cristóbal Colón, fue descubierta el 22 de enero de 1498.

Así mismo, cabe mencionar que más de un centenar de poblaciones españolas y alrededor de medio centenar francesas llevan el nombre de San Vicente en memoria del santo valenciano, realizando a su vez el mismo día diferentes actos en conmemoración del mártir.

De la misma manera, San Vicente es copatrón de Lisboa, ya que tras la invasión serracena de Valencia, sus reliquias fueron trasladadas por mar acabando en Portugal, aunque, al parecer, este no era su destino.

Según cuenta la leyenda, que se recoge en el precioso libro de Fernanda Zabala, el de “Leyendas y tradiciones valencianas I”, se dice que:

Cuenta la tradición que antes de la partida del santo por culpa de la invasión serracena, los restos del Santo descansaban en la antigua iglesia de San Bartolomé o del Santo Sepulcro.

 

Esto ocurrió hasta el año 780, momento en el cual los responsables del templo deciden el traslado de restos y reliquias ante la posibilidad de la pronta invasión en Valentia por el dominio serraceno en las tierras andalusís, temiendo una expansión por la Península Ibérica llegando hasta nuestras tierras. Su traslado se decidió que fuese hasta Asturias, que por entonces no había sido sometida por los invasores entonces.

 

El viaje debía realizarse por mar, a pesar del riesgo de tener que navegar cerca de las costas africanas. Sin embargo, todo transcurrió sin graves contratiempos hasta que, pasado el estrecho de Gibraltar, un fuerte temporal obligó al navío a acercarse a la costa de los Algarbes lusitanos. Embarrancaron en una lengua de arena a la que dieron el nombre de Cabo San Vicente en honor del santo cuyos restos trasladaban.

 

Cuando se disponían a zarpar de nuevo, su barco fue avistado y destruido por una flotilla invasora. Buena parte de los náufragos consiguieron esconderse y salvar la vida, así como las reliquias. Fue entonces cuando en aquel mismo lugar donde les obligo el temporal a refugiarse, fundaron una colonia y un santuario en cuya cripta escondieron los huesos de San Vicente.

 

Muchos años más tarde, en 1112, la colonia fue arrasada por las huestes de Habul Hacem, y sus habitantes (descendientes de los valencianos) exterminados, pero las reliquias no fueron descubiertas. En 1148, el Rey Alfonso Henriques de Portugal conquistó Lisboa y enterado de la historia de las reliquias viajó al Cabo San Vicente. Entre los restos del santuario, casualmente descubrieron los restos delatados por una bandada de cuervos que acompañaron el viaje de vuelta y que, desde entonces figuran en el escudo de Lisboa.

Por último, mencionar que la más antigua representación artística en todo el mundo sobre San Vicente Mártir se encuentra en Roma, concretamente en una pintura mural del siglo VI en el cementerio de Ponciano junto a la Vía Portuense.

NOTA DE PRENSA DE AVAN:

Valencia celebrará el próximo martes a San Vicente Mártir, patrón de la archidiócesis y también de la capital valenciana, con misas solemnes, procesiones y bautizos de niños.

Así, la Catedral de Valencia, donde se venera el brazo izquierdo del santo, que murió sin renunciar a su fe tras ser torturado en el año 304 durante la persecución ordenada por el emperador romano Diocleciano, acogerá la solemne misa estacional a las 10.30 horas, presidida por el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares.

Al término de la celebración litúrgica, la imagen de madera plateada de San Vicente Mártir, obra del escultor valenciano del siglo XVIII José Esteve Bonet, será trasladada en procesión, según fuentes de la Catedral.

El recorrido de la imagen comenzará en la plaza de la Reina, siguiendo por la calle del Mar, Avellanas, plaza del Arzobispado y plaza de la Almoina para regresar a la Catedral.

Por su parte, la Coral Catedralicia interpretará dos obras de José Pradas, ambas a doble coro y acompañamiento de órgano, “Invictus martyr Vincentius” y “Ardebat Vincentius”; la Misa a San Agustín, de Donnini; y el motete “Jubilate Deo” de Giovanni Gabrielli, entre otras piezas.

Igualmente, este martes, a las 13 horas, recibirá el sacramento del Bautismo un niño llamado Vicente en la parroquia de San Esteban Protomártir de Valencia, acto tradicional en la fiesta, organizado por la Asociación de la Pila Bautismal de San Vicente Ferrer.

Misas en rito hispano-mozárabe

El martes por la tarde, a las 20 horas, tendrá lugar la tradicional misa en rito hispano-mozárabe, en la parroquia de Cristo Rey de Valencia, primitiva basílica sepulcral del santo, conocida como “La Roqueta”, situada en la calle San Vicente, 126. Igualmente, la parroquia celebrará por la mañana, a las 10 horas, la tradicional bendición y reparto de los panes de San Vicente, antes de la misa mayor de las 12 horas.

Por otra parte, en la parroquia San Vicente Mártir, ubicada en la calle Ermita 1, junto a la Plaza España, donde fue abandonado el cuerpo del santo por sus verdugos tras su martirio en el siglo IV, se oficiarán, también varias misas, entre ellas, una misa solemne este martes cantada a las 19.30 horas.

Igualmente, este martes también se celebrará una misa en rito hispano-mozárabe en la capilla cárcel de San Vicente, conocida como “el Pouet”, a las 18:30 horas, ubicada en la calle que lleva este mismo nombre, organizada por el Oratorio de San Felipe Neri y el Centro Ecuménico Interconfesional de Valencia CEIV.

Asimismo, este lunes, día 21 de enero, se celebrará otra misa en rito hispano-mozárabe, en la capilla del Santo Cáliz, organizada a las 19 horas, por la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir.

Previamente tendrá lugar en el Palacio Arzobispal, a las 18 horas, una conferencia con el título “Fortaleza de ánimo en el testigo de Cristo”, a cargo de Luis Miguel Castillo Gualda, rector de la Iglesia de la Compañía, profesor de la Facultad de Teología, Doctor en Teología Patrística, Filólogo en lenguas clásicas y farmaceútico.

Patrono de la archidiócesis de Valencia

San Vicente Mártir es patrono de la archidiócesis de Valencia y, dentro de ella, también de la propia capital valenciana, del distrito de Benimàmet, de las localidades de Guadassuar y Corbera y es titular, igualmente, de las parroquias de la pedanía de Venta de Gaeta, en el término de Cortes de Pallás, y de la del faro de Cullera, “donde se le profesa enorme devoción porque el cuerpo de san Vicente apareció en una playa próxima tras ser arrojado al mar por sus verdugos con una rueda de molino atada al cuello”, según fuentes del Archivo diocesano de Religiosidad Popular del Arzobispado.


ACTOS ANTERIORES AL 22 DE ENERO DE 2019:

La peregrinación ecuménica por los lugares vinculados a San Vicente Mártir en la ciudad de Valencia tendrá lugar el sábado 19 con la participación de diferentes confesiones cristianas. Cumple su 15 aniversario y se enmarca en la programación de actos de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos.

La ruta es uno de los actos organizados con motivo de la festividad, el martes 22 de enero, de San Vicente Mártir, patrón de Valencia, donde murió martirizado en el año 304 y el recorrido transcurre por diez estaciones, desde la parroquia del Salvador y Santa Mónica, desde donde se iniciará a las 08:45 horas, hasta la Basílica sepulcral de San Vicente Mártir, han indicado fuentes del Oratori de Sant Felip Neri, que organiza la peregrinación junto con la Asociación Ecuménica Internacional (IEF).

La peregrinación recorrerá los lugares más significativos vinculados al santo, también patrón de toda la diócesis de Valencia, entre otros, la columna en la que, según la tradición, el santo fue atado cuando fue llevado a Valencia desde Zaragoza para ser martirizado; la Catedral, donde podrá verse el brazo izquierdo del santo; las dos conocidas como “cárceles de San Vicente”, en la calle del mismo nombre y en la plaza de la Almoina; la parroquia valenciana de San Vicente Mártir, donde fue abandonado su cuerpo tras el martirio; así como la parroquia de Cristo Rey, donde el santo fue inicialmente sepultado, han añadido.

También el sábado 19, a partir de las 19:00 horas, se celebrará, dentro de los actos de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, el oficio ecuménico “Lux in Via” en el convento de Santa Clara, en la Avenida Pérez Galdós, presidido por el Vicario Episcopal para la Vida Consagrada, Martín Gelabert, y en el que predicará Emanuel Pop, de la Iglesia Ortodoxa Rumana.


PROGRAMA MARTES 22 DE ENERO DE 2019:

Fiesta del patrón de la ciudad.

  • Misa Pontifical a las 10.30 horas en la Catedral oficiada por el Arzobispo de Valencia Antonio Cañizares.
  • 11.30 horas (aproximadamente), después de la comunión, la imagen de madera plateada de San Vicente Mártir, obra del escultor valenciano del siglo XVIII José Esteve Bonet, será trasladada en procesión. Itinerario: salida de la Catedral por la Puerta de los Hierros, plaza de la Reina, calle de la Mar (estación a la prisión de San Vicente), Avellanes, Palau, plaza de la Almoina (estación al Horno de San Vicente) y entrada a la Catedral por la plaza de la Almoina.
  • NO TENEMOS CONOCIMIENTO AÚN SI ESTE AÑO VOLVERÁ A SALIR: Procesión del Gremi dels Sastres, de 12:00 a 14:00h., se iniciará al carrer de Maria Cristina y continuará por Sant Vicent Màrtir, por donde volverá a pasar a la inversa una vez llegue a la Plaza de la Reina y, así, acabar de nuevo en María Cristina.

Bautizo de San Vicente. Fiesta dels Bults, bautismo de San Vicente Ferrer.

  • 12.00 horas: conmemoración del bautizo de San Vicente Ferrer, desfile conmemorativo. Participa en la fiesta Na Violant, que es la Fallera Mayor de Valencia 2018, la saliente. Itinerario: Salida de la calle de la Mar, fachada de la Casa Natalícia, calle de la Mar, Glorieta, calle de la Pau, plaza de la Reina, Avellanes, els Venerables y final en la plaza de Sant Esteve. Acabada la misa bautizo, la comitiva se trasladará por las calles dels Trinitaris y el Salvador, hasta la Basílica de la Mare de Déu dels Desemparats.

Los Bultos de San Vicente Ferrer

  • Alas 13 horas, sacramento del Bautismo al niño Martín Vicente Cogollos en la parroquia de San Esteban Protomártir de Valencia, un acto tradicional en la fiesta, organizado por la Asociación de la Pila Bautismal de San Vicente Ferrer.

Parroquia San Vicente Mártir, ubicada en la calle Ermita 1, junto a la Plaza España: 

  • En este lugar fue abandonado el cuerpo del santo por sus verdugos tras su martirio en el siglo IV. A las 13.00 horas aproximadamente, Santa Misa, ofrenda y disparo de tracas.

Parroquia del Sant Crist Rei – Santo Cristo Rey (Amigos de San Vicent de la Roqueta).

  • A las 11.00 horas, reparto de panes y bendición, con ofrendas de flores a cargo de las comisiones falleras.
  • A las 12.00 horas, Santa Misa.
  • A las 20.00 horas, Santa Misa en el rito Hispano Mozárabe, presidida por el Cardenal, en la primitiva basílica sepulcral del santo, conocida como “La Roqueta”.

Capilla-cárcel de San Vicente Mártir: 

  • A las 18.30 horas, habrá na misa según el rito hispánico en la capilla-cárcel municipal de San Vicente Mártir, conocida como “el Pouet”, organizada por el Oratori de Sant Felip Neri.

 

 

 

 

3K Compartir
Compartir3K
Twittear
WhatsApp
Email