• ÚLTIMA HORA, A 11 DE FEBRERO DE 2019: Tal y como se ha confirmado el 11 de febrero de 2019, en rueda de prensa, el servicio de televisión será gratuito para pacientes de todos los hospitales públicos a partir del 15 de febrero.
  • Hasta el momento, el servicio de televisión se ofrecía a través de empresas concesionarias, pero a partir de febrero de 2019, los costes en los hospitales públicos correrán a cargo de la Conselleria. 

La Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública convertirá en gratuito el servicio de televisión en todos los hospitales públicos de la Comunitat Valenciana, un servicio que actualmente tiene un coste aproximado de 4 euros diarios para los pacientes, 60 euros al mes, 17 a la semana o 30 por la quincena, y que es gestionado por empresas concesionarias que cobran al paciente por este servicio, tal y como ya se anunció en www.gva.es, algo que el 11 de febrero han confirmado garantizando que, a partir del próximo 15 de febrero, la gratuidad del servicio de televisión será en los hospitales públicos de los 20 departamentos de salud de gestión directa de la Comunitat Valenciana, incluidos los hospitales de personas enfermas crónicas y de larga estancia.

Esta medida se enmarca dentro del plan de dignificación y humanización de las infraestructuras sanitarias, “buscando el mayor bienestar del usuario de la sanidad pública, y la universalización del servicio, público y gratuito”, en palabras de la consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló, en el último cuarto de 2018. 


La consellera ya avanzó el pasado mes de octubre de 2018 que, el próximo mes de febrero de 2019, está prevista la finalización del contrato 352/2007, correspondiente a la instalación y explotación del servicio de telefonía pública, internet y televisión en los hospitales valencianos. 

“Con la finalización del contrato, la prestación del servicio se llevará a cabo de forma gratuita, con lo que el mantenimiento de las televisiones correrá por cuenta de la Conselleria de Sanitat, para lo cual se prepararán todas las medidas necesarias”, explicó. 

Con esta medida, los pacientes no tendrían que afrontar de su bolsillo el poder disfrutar del servicio de televisión cuando estén ingresados. Teniendo en cuanta que la estancia media ronda los 6 días, supone un ahorro medio para el paciente de 24 euros durante su estancia hospitalaria. 

Cabe recordar que las tarifas que estaban se estaban pagando de media por los usuarios a las empresas adjudicatarias ronda los 60 euros al mes (algo menos de cuatro euros al día, 17 euros a la semana, 30 la quincena). 

“Lo que se pretende no sólo es hacer más llevadera la estancia del paciente sino también reconocer la preocupación global por su bienestar y universalizar todos los servicios tanto sanitarios como complementarios de la estancia, terminando con cualquier necesidad de copago por parte del usuario”, detalló en octubre de 2018 la consellera. 

Según los cálculos realizados, convertir el servicio en gratuito supondría un coste para las arcas públicas cercano al millón doscientos mil euros anuales, para los 20 departamentos de salud de gestión directa (7.400 camas), obtenido a partir de un coste unitario del equipo de 300 euros, los costes de reposición, amortización y el mantenimiento necesario. 

Coste de la medida e implantación:

La medida implicará un coste cercano a los 1,2 millones de euros, en concepto de la gestión del servicio propiamente dicho y el mantenimiento integral de todos y cada uno de los 5.584 terminales implicados, incluyendo sus accesorios (mandos, pilas) y la instalación necesaria para su prestación. 

Esta medida se enmarca dentro del Plan de Dignificación de Infraestructuras y de la campaña de humanización de la sanidad, “buscando el mayor bienestar de usuarios y usuarias de la sanidad pública, y la universalización del servicio, público y gratuito”, en palabras de la consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló. 

Por tanto, a partir de la semana que viene, “los pacientes, tanto en su cama como en los puestos de hospitalización, y sus familiares en las salas de espera, no tendrían que pagar de su bolsillo el servicio de televisión mientras estén ingresados”. 

En total, Sanidad garantizará el visionado de casi 5.600 terminales con la siguiente distribución: 2.231 en habitaciones individuales de los hospitales valencianos, 2.749 en habitaciones dobles, 318 en las salas de espera para familiares y 286 en los puestos de hospitalización. 

Por departamentos, son un total de 119 televisores en el Hospital de Vinaròs, 257 en el Hospital de La Plana, 240 en el Hospital General de Castellón y 95 en la Magdalena (711 terminales en toda la provincia de Castelló). 

En el Hospital de Sagunto son 172 terminales, en el Hospital Clínico de València 245, 15 en el Hospital de la Malvarrosa, 336 en el Hospital Arnau de Vilanova, 139 en el Hospital de Llíria, 865 en el Hospital La Fe, 45 en el Hospital de Requena, 452 en el Hospital Doctor Peset, 278 en el Hospital de Gandia, 238 en el Hospital de Xàtiva, 70 en el Hospital de Ontinyent, 99 en el Dr. Moliner, 81 en el Pare Jofre, 58 en el Hospital de La Ribera (3.093 en la provincia de València). 

En Alicante son 163 en el Hospital de Alcoi, 227 en el Hospital de Sant Joan, 261 en el Hospital de Elda, 443 en el Hospital General de Alicante, 219 en el Hospital de Elche, 145 en el Hospital de Orihuela, 132 en el Hospital Marina Baixa, 62 en La Pedrera, 128 en San Vicent del Raspeig (1.780 en la provincia de Alicante) 

Barceló ha matizado que, en el caso de los consorcios hospitalarios (Hospital Provincial de Castellón y Hospital General de València), la medida se aplicará a partir de la finalización del contrato actualmente en vigor. 

Acceso a Internet:

Junto a esta medida, la conselleria está trabajando también en una ampliación de la red inalámbrica para poder ofrecer también acceso a internet desde dispositivos de pacientes y visitantes. 

De esta forma, se incluye también la posibilidad de utilizar el servicio de conexión a internet gratuito ofrecido por la Conselleria de Sanidad, con algunas limitaciones: sólo se contempla un número máximo de conexiones simultáneas de pacientes en cada punto de acceso. 

El ancho de banda de la conexión a internet dedicado a tráfico de navegación para el ciudadano estará anualmente a un máximo de un 3%, ya que la prioridad sigue siendo proveer de servicio de acceso a red de uso profesional.

 

 

37K Compartir
Compartir37K
Twittear
WhatsApp
Email
37K Compartir
Compartir37K
Twittear
WhatsApp
Email