Valencia contará un referente arquitectónico y sostenible, el que será uno de los aerogeneradores más grandes del mundo, apostando así por el medio ambiente y una de las energías renovables del futuro: el viento. Esto será realidad gracias a la gran Torre Eólica, una infraestructura que marcará el skyline de la ciudad del Turia para convertirse en el punto más alto de todo el cap i casal gracias a sus 170 metros de altura.

El proyecto, que nació en 2009, ha sido ideado por Fran Silvestre Arquitectos y cuenta con el apoyo financiero del grupo Net de Gerrers, todo ello en colaboración de la Universitat Politècnica de València (UPV) y el Instituto Tecnológico de la Energía (ITE), contando, por supuesto, con el beneplácito del alcalde Joan Ribó tras la aprobación del Consorcio 2007 para la instalación de la torre eólica en la Marina de Valencia, en la bocana del puerto.

Tal y como se ha manifestado en diferentes medios de prensa, la cesión de la parcela donde se levantará este mega proyecto se hace bajo una fórmula de concesión a finalizar en 2048, si bien todavía quedan algunos flecos pendientes.

Tras la reciente aprobación del Consorcio 2007 por unanimidad, próximamente el proyecto saldrá a exposición pública en el BOPV, el Boletín Oficial de la Provincia de Valencia. Una vez expuesto, habrá un plazo de 30 días para que, quien lo desee, pueda presentar un proyecto similar. A partir de ahí, existen dos opciones: la primera es que si hubiera más proyectos, la torre eólica tendría que sacarse a concurso; en el caso de que nadie se presentase para competir con el proyecto de Silvestre, éste se llevaría a cabo sin licitación.

Se ha planteado que, además, sea un atractivo turístico, ya que que los promotores quieren aprovechar -lo están estudiando- la torre eólica para crear un mirador en la parte superior. ¿Os imagináis gozar de unas vistas únicas frente al mar y poder divisar toda Valencia?

Torre Eólica Valencia

El proyecto, que está detallado al completo en fransilvestrearquitectos.com, cuenta con un presupuesto de 13 millones de euros, todos de iniciativa privada, y al parecer tendría un plazo de ejecución de obras en torno a 12 meses. Sorprende, además, que contaría con hasta 1000 molinos verticales y placas fotovoltaicas para autoabastecerse, una torre producirá tres megavatios (3 MW), cantidad de energía más que suficiente para abastecer al completo a la Marina de Valencia.

 

 

 

764 Compartir
Compartir764
Twittear
WhatsApp
Email