• La playa para perros de Pinedo, una playa de uso compartido donde hay una zona habilitada para los canes (solo perros, no ningún otro animal), vuelve a abrir sus puertas el sábado 1 de junio de 2019 hasta el 15 de septiembre de 2019 tras el éxito de años anteriores.
  • La playa cuenta con caseta de vigilancia que entrega estacas para atar al perro, kiosco con venta de bebidas, zona habilitada para canes y alquileres de hamacas y sombrillas.

La playa can de Pinedo vuelve a abrir sus puertas el próximo 1 de junio. Para este 2019, la temporada de apertura de esta playa habilitada para perros es todos los días del 1 de junio al 15 de septiembre, ambos inclusive, en horario de 09:30 a 19:30 horas. Fuera de ese horario, y de esas fechas, no encontraréis a nadie en la caseta de información, además de que os exponéis a una multa (algo que explicamos más adelante en la ordenanza municipal que adjuntamos).

La ciudad de Valencia, que repite por cuarto año consecutivo bandera azul en 7 de sus playas, mantiene un año más la excepción de la playa de Pinedo, que queda fuera de concurso para ofrecer el servicio playa para canes, algo que en otros años ha creado controversia con vecinos y los restaurantes de la zona.


Sin embargo, el buen resultado de la playa para perros de Pinedo en los tres años anteriores ha hecho que el consistorio vuelva a apostar por este servicio público que considera fundamental en detrimento de la bandera azul.

Los visitantes de la playa can de Pinedo, como en otros años hemos indicado, deben saber que los perros deberán estar controlados y sujetos en todo momento dentro de la zona acotada y señalizada, resaltando que los PPP (perros potencialmente peligrosos) deberán llevar en todo momento bozal. Si no respetáis esta norma, y os ve un Policía Municipal, os puede sancionar, así como también puede hacerlo si no disponéis de una estaca (que os facilitan en la caseta) para dejar al perro en ella mientras no esté en el agua o lo paseáis, recordando que dentro del agua tampoco se puede soltar.

De la misma manera, no tenéis que causar molestias al resto de usuarios y debéis saber que en todo momento se deberá de respetar un paso de 6 metros desde el borde de la playa y el agua, hasta la zona habilitada, todo ello para facilitar la convivencia de bañistas y animales en esta playa de uso compartido.

En todo caso, los propietarios están obligados a recoger los excrementos y depositarlos en la papelera, igual que se comprometen a ser responsables de los daños causados por el animal y de llevar la documentación necesaria. y en regla del perro siempre consigo por si se les requiere por la autoridad municipal.

La playa solamente esté habilitada para perros (NO NINGÚN OTRO ANIMAL). Al igual que el año pasado, se instalará un quiosco de helados, hamacas y sombrillas, todo ello para dar un mayor servicio a la ciudadanía que utiliza esta playa de uso compartido.

CARACTERÍSTICAS DE LA INSTALACIÓN DE LA PLAYA:

  • Caseta de vigilancia con atención para el usuario
  • Entrega de estacas para atar el perro
  • Papeleras con bolsas
  • Manguera para ducha de perros
  • Señalización
  • Lectura de chips
  • Quiosco
  • Venta de bebidas
  • Hamacas y sombrillas

La playa está situada en la zona más cercana al puerto en Pinedo, junto a la desembocadura del río. Para llegar a la playa con coche tienes que entrar por Pinedo, viniendo desde el puerto o desde Valencia, y girar la primera salida a la izquierda tras pasar Ambulancias La Peña y Llar Román. En ese camino, tras continuar y dejar atrás el motor de San Pascual, llegarás hasta el final de una zona con aparcamiento habilitado. La primera playa que hay junto a la desembocadura y espigón es la de canes.

Así mismo, resaltamos, a continuación, la normativa municipal en cuanto a la presencia de animales en las playas durante todo el año

ORDENANZA MUNICIPAL DE UTILIZACION DE LAS PLAYAS DE VALENCIA Y ZONAS ADYACENTES (ACTUALIZADA EN 2016):

TÍTULO VI, DE LA PRESENCIA DE ANIMALES EN LAS PLAYAS

Artículo 34. Objeto.

El objeto del presente título es el de prevenir y controlar las molestias y peligros que los animales puedan causar, tanto a las personas como a las instalaciones.

Artículo 35.- Prohibiciones

Se prohíbe el paseo y la permanencia de cualquier tipo de animal en la playa en cualquier época del año. No obstante, queda autorizada expresamente la presencia de perros de salvamento o auxilio así como lazarillos o de asistencia, siempre que vayan acompañados por la persona que tenga acreditada la necesidad de su uso, debiendo estar acreditados e identificados estos animales debidamente y en el caso de estos últimos de la forma establecida en la normativa autonómica, sobre perros de asistencia para personas capacidades diferentes.

El Ayuntamiento de Valencia podrá habilitar mediante Resolución del Concejal/a Delegado/a competente en la materia, previo dictamen de la Comisión Informativa de Medio Ambiente y Cambio Climático una zona en la playa y zona de baño en la que se permita la presencia de perros, la cual estará geográficamente delimitada en el acuerdo que se establezca, en el cual asimismo se podrán especificar horarios y normas de conducta para su uso para su posterior información al público.

Artículo 36. Condiciones

En todo caso, la excepcional presencia de animales en las playas, zona de baño y paseos, estará sujeta al cumplimiento de las condiciones de seguridad, higiénico-sanitarias y de convivencia ciudadana establecidas en la presente Ordenanza y en la Ordenanza reguladora de la tenencia de animales, así como en la normativa que regula el régimen jurídico de perros catalogados como potencialmente peligrosos”.

Artículo 37. Responsabilidades.

En cualquier caso, el propietario o acompañante del mismo, se considera responsable de las actuaciones que el animal realice, y de los perjuicios que ocasione a las personas, cosas y al medio en general, con relación a lo sancionado en la presente Ordenanza y en lo no previsto en las misma, lo establecido en las disposiciones legales vigentes en esta materia.

En los casos permitidos, las personas que vayan acompañadas de perros y otros animales deberán impedir que estos realicen sus deposiciones en la playa. En cualquier caso, el dueño del animal está obligado a recoger y retirar los excrementos, incluso debiendo limpiar la parte de la vía pública que hubiera sido afectada.

En cuanto a procedimiento sancionador, será de aplicación la Ordenanza municipal sobre tenencia de animales y demás normativa sectorial.

 

 

 

1K Compartir
Compartir1K
Twittear
WhatsApp
Email