El Besamanos a la Virgen de los Desamparados 2019 tiene lugar 10 días después del Día de la Virgen, la festividad de la patrona de Valencia. Este año será el miércoles 22 de mayo, día en el que miles de valencianos harán cola en la plaza de la Virgen para participar en este acto de tanta devoción.

Este año se venderán pañuelos confeccionados para la ocasión por un precio de 2 euros, todo ello para que sea la propia ciudadanía quien limpie la mano de la Virgen con el pañuelo que compre para la ocasión. Lo recaudado se destinará a la fundación Mare de Déu dels Innocents i Desemparats, una fundación que ayuda a personas en riesgo de exclusión social y con graves enfermedades mentales.

De la misma manera, se repartirán en torno a 7.000 botellas de agua de manera gratuita para los que hagan la espera en las colas, para que puedan hidratarse, así como también habrá un puesto de atención sanitaria de la Cruz Roja, y un amplio dispositivo de seguridad y de vallado a cargo del Ayuntamiento de Valencia.

El Besamanos a la Virgen 2019 comenzará a las 07:00 horas del miércoles 22 de mayo, momento el que las puertas de la Basílica se abrirán para recibir a todas las personas que acuden al acto. La Basílica permanecerá abierta, hasta altas horas de la madrugada si es necesario, hasta que pase la última persona de la cola, donde tan solo ya el año pasado acudieron más de 30.000 devotos al Besamanos.

Hasta que pase la última persona que esté en la cola:

Las puertas de bronce se abrirán a las 7 de la mañana “y cerrarán cuando pase la última persona que esté en la cola, sea la hora que sea, sin hora determinada”, según Albiach, que ha recordado que el año pasado el cierre fue a las dos y media de la madrugada.

Durante el besamanos, que con esta edición cumple 17 años, los devotos podrán besar la mano de la imagen peregrina de la Mare de Déu, que será ubicada en el centro del altar mayor de la Basílica, a la misma altura que las personas que se acerquen. Por su lado, la imagen original de la Virgen que preside el altar mayor quedará girada hacia su camarín, donde tendrá lugar el culto ordinario durante todo el día.

Además del acceso principal por la puerta de bronce, el besamanos contará con otro acceso reservado para personas discapacitadas. Al igual que en ediciones anteriores, todas las personas que participen, en una cola o en otra, “deberán guardar su turno por orden de llegada y recibirán una de las 35.000 estampas que se han editado”, ha precisado el presidente de la Hermandad, entidad que coordina el paso de fieles y organiza los turnos.

Seguridad:

Debido al elevado número de asistentes -cerca de 30.000 el año pasado-, la cola se distribuirá en forma de zig zag en la plaza de la Virgen, donde miembros de la Hermandad de Seguidores de la Virgen repartirán botellines de agua y donde estarán disponibles efectivos de Cruz Roja, según José Luis Albiach, presidente de la Hermandad, que ha señalado que en total se repartirán 7.000 litros de agua.

Asimismo, la organización ha recordado que al no estar aun disponible con el toldo en la plaza de la Virgen, los asistentes deberán protegerse del sol así como mantener el orden en la cola, que se organizará en la plaza con unas vallas instaladas por el Ayuntamiento.

Accesos silla de ruedas y carros de bebés:

El acceso reservado para personas en sillas de ruedas y para carros con bebés en el besamanos público a la Mare de Déu tendrá lugar mañana, miércoles, por la puerta de la Basílica de la calle de la Leña, recayente a la Plaza de la Almoina, y no por la puerta habitual de la Plaza de la Virgen.

Con este cambio a la puerta de la calle de la Leña se pretende que “las personas que hacen la cola por el acceso reservado a sillas de rueda y carros de bebé puedan tener sombra, a partir de las 11 horas, aproximadamente, y no padezcan el sol que habrá en la entrada de la Plaza de la Virgen”, según ha indicado José Luis Albiach, presidente de los Seguidores de la Virgen.

Además, “de esta forma habrá más fluidez en ambas colas, ya que las personas que entren por el acceso reservado de la calle de la Leña saldrán por la puerta de la Plaza de la Virgen más cercana a la sacristía, y las que entren por el acceso principal, por las puertas de bronce, saldrán por la otra puerta que recae a la Plaza de la Virgen”.

La apertura de las puertas de acceso para el besamanos, tanto las de bronce como la de la calle de la Leña, tendrá lugar este miércoles a las 7 horas. En el acceso para sillas de ruedas y carros infantiles será instalada una rampa.

Solidaridad con la labor de la fundación MAIDES:

Los Seguidores de la Virgen, la Corte de Honor de la Mare de Déu y la Fundación Mare de Déu dels Innocents i Desamparats (MAIDES) instalarán en la plaza de la Virgen, durante el besamanos, puestos con artículos a la venta cuya recaudación se destinará a la labor de MAIDES.

Igualmente, la Escolanía de la Virgen de los Desamparados también instalará en el exterior de la Basílica una mesa informativa para informar para dar a conocer su oferta académica y musical a las familias interesadas.

Así mismo, el besamanos público recogerá donativos para colaborar con las obras de caridad de la Basílica a través de Villa Teresita y la asociación valenciana Provida, así como a obras de caridad propias de la Basílica, de atención a personas sin recursos y ayuda a misioneros, entre otras.

La imagen de la Virgen de los Desamparados lucirá este miércoles en el Besamanos un manto regalado por una devota anónima:

La imagen peregrina de la Virgen de los Desamparados lucirá este miércoles un manto de seda de color de fondo de tonos grises con flores durante el besamanos público que se celebrará en la Basílica, desde las 7 de la mañana y hasta la madrugada, de forma ininterrumpida.

Este año, la imagen peregrina llevará “un manto nuevo, muy bonito, que será bendecido hoy en un acto privado y que ha regalado para el besamanos una señora que quiere permanecer en el anonimato”, ha explicado la Camarera de la Virgen, Mª Dolores Alfonso Gallent, nueva en el cargo.

Mª Dolores Alfonso Gallent, vinculada a la Basílica desde hace 25 años, ha sustituido como Camarera de la Virgen a Mª Ángeles Serrano, a la que ayudó durante muchos años, y ante la proximidad del besamanos se ha mostrado “muy emocionada, no me lo creo cada vez que la tengo cerca”.

La imagen “está preparada y preciosa, para que cada persona que venga al besamanos, con su intención y devoción, la vea porque seguro que obtiene una respuesta, porque es nuestra Madre y siempre nos ayuda”, ha asegurado.

Durante la jornada, los devotos podrán besar la mano de la imagen peregrina de la patrona, que será ubicada en el centro del altar mayor de la Basílica, a la misma altura que las personas que se acerquen. Por otro lado, la imagen original de la Virgen -que preside el altar mayor- quedará girada hacia su camarín, donde tendrá lugar el culto ordinario durante todo el día.

 

 

 

2K Compartir
Compartir2K
Twittear
WhatsApp
Email