• El Arzobispado de Valencia comunica el aplazamiento de la celebración de la fiesta de la Virgen de los Desamparados por la permanencia del estado de alarma.
  • El obispo auxiliar Arturo Ros ha informado al Concejal de Fiestas del Ayuntamiento de Valencia, Carlos Galiana.

El Arzobispado de Valencia ha decidido el aplazamiento de la celebración de la fiesta de la Virgen de los Desamparados siguiendo las medidas excepcionales por la permanencia de la situación de alarma que impide la concentración de personas.

El obispo auxiliar Arturo Ros ha informado de esta decisión al Ayuntamiento de Valencia, a través del Concejal de Fiestas, Carlos Galiana, por la que se suprimen todas las celebraciones y actos públicos que supongan la congregación multitudinaria de fieles: la Salve solemnísima, Misa de Descoberta, Misa d´Infants, traslado, Misa pontifical en la Catedral, procesión, besamanos, y en definitiva, todos los actos que pudieran implicar la aglomeración de fieles.

El obispo Ros ha asegurado que “la Archidiócesis de Valencia está colaborando en todas sus acciones de atención social y caritativa a los más desfavorecidos, con los capellanes en los hospitales, la acción en las residencias de mayores, en los centros de menores en situación de vulnerabilidad, los centros de acogimiento para personas sin recursos a través de Cáritas y en la Ciudad de la Esperanza, y queremos que nuestra colaboración se extienda también a velar por todos, evitando la expansión de la pandemia en la previsible concentración de fieles que conllevaría la celebración de la festividad de la Virgen de los Desamparados. Por ello, se suprimen las celebraciones como se hubieran previsto, transformando su celebración en la Real Basílica de la Virgen de los Desamparados en las mismas fechas previstas pero sin actos públicos, a puerta cerrada, sin presencia de fieles”.

Así, el obispo Arturo Ros ha señalado que “sólo y cuando fuera posible, respetando siempre las indicaciones como hasta ahora, sería nuestra voluntad que la imagen peregrina de nuestra Patrona fuera llevada en su Mare-móvil, con la colaboración de los Seguidores de la Virgen, para el traslado por diferentes barrios de la ciudad de Valencia, acudiendo concretamente a los hospitales y zonas donde más se han sufrido las consecuencias de la pandemia. No obstante, es un deseo expresado, y que dependerá de la autorización de las autoridades gubernativas”.

Asimismo, el obispo auxiliar ha recordado que en la última reunión virtual del cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares y el alcalde de Valencia Joan Ribó, acordaron continuar el seguimiento de la evolución del estado de alarma para señalar posibles fechas futuras para la celebración de la solemne procesión general por su recorrido habitual y la tradicional “dansà”, siempre y cuando nuevas circunstancias así lo permitieran.

Galiana ha trasladado al obispo auxiliar de Valencia la voluntad del Ayuntamiento de celebrar algunos actos, como la Dansà, cuando el Arzobispado estime oportuno.

El Ayuntamiento y el Arzobispado de Valencia han convenido este miércoles en la necesidad de comunicar la suspensión de los actos festivos de calle en honor a la Virgen de los Desamparados que tendrían que haberse celebrado dentro de un par de semanas. El obispo auxiliar de Valencia, Arturo Ros, ha confirmado en una conversación telefónica con el concejal de Cultura Festiva, Carlos Galiana, que celebraciones multitudinarias como por ejemplo el traslado no se podrán celebrar por la coyuntura sanitaria actual provocada por la COVID-19.

Galiana ha explicado que desde hace semanas ha habido un diálogo fluido entre el Ayuntamiento de Valencia y el Arzobispado en relación con estas celebraciones en honor a la patrona de la ciudad y, “a pesar de que la inmensa mayoría de los indicadores apuntaban hacia una probable suspensión de los actos festivos hemos querido ser prudentes y anunciarlo sin precipitaciones cuando fuera algo ya seguro y el calendario lo aconsejara”. En este sentido, ha explicado que “la prioridad para las dos partes es garantizar la seguridad de los miles de personas que participan habitualmente en estos actos festivos y esto es incompatible con su celebración en la situación actual”.

El edil ha reiterado al representante de la Iglesia la voluntad del Ayuntamiento de recuperar algunos actos concretos cuando el Arzobispado estime oportuno. “Si finalmente la evolución de la pandemia permite celebrar algún tipo de acto de reparación, desde la Concejalía de Cultura Festiva  colaboraremos como siempre y rescataremos algunos otros actos, como por ejemplo la Dansà, que se celebraría en el momento del calendario en que el Arzobispado situara esa celebración”, ha explicado. Además, ha confirmado que ha habido conversaciones con las falleras mayores de Valencia, Consuelo Llobell y Carla García, para avanzarles esta posibilidad y “les hemos hecho llegar, tanto a ellas como a sus cortes de honor, unos vídeos tutoriales para que puedan ensayar durante el confinamiento”.

 

 

 

 

 

2K Compartir
Compartir2K
Twittear
WhatsApp
Email