• El Ayuntamiento de Valencia suspende de manera definitiva la tasa de mesas y sillas durante los meses de 2020. Supone una ayuda indirecta al sector de la restauración por valor de 3 millones de euros.

EL ALCALDE JOAN RIBÓ ANUNCIA EL ESTUDIO PARA AMPLIAR Y BAJAR LAS TERRAZAS DE HOSTELERÍA DE LA ACERA A LA CALZADA EN TODOS LOS CASOS QUE SEA POSIBLE.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha anunciado hoy en la rueda de prensa posterior a la Comisión de Seguimiento de la crisis por la COVID-19 la agilización en la concesión de licencias de terrazas de hostelería, y la posible ampliación y bajada de la acera a la calzada, que se estudiará para todos aquellos casos posibles, con tal de dejar una amplitud en el espacio público suficiente para el paso de peatones con seguridad, a la vez que se dinamiza económicamente el sector. Además, el Ayuntamiento de Valencia suspende de manera definitiva durante 10 meses de 2020 la tasa de mesas y sillas. Hasta ahora solo se había abonado una sexta parte al Ayuntamiento, de manera que, como ha dicho Ribó “es una ayuda indirecta al sector de la restauración por valor de 3 millones de euros, que el consistorio dejará de ingresar”.

El alcalde de Valencia ha avanzado que mañana jueves, la concejala Lucía Beamud, responsable de Espacio Público, El alcalde de Valencia ha comunicado que el próximo viernes, la concejala Lucía Beamud, mantendrá una reunión con representantes de vecinos y hostelería para “planificar todo lo que tenga que ver con las terrazas, y especialmente la posible bajada de la acera a la calzada, que se hará siempre que sea posible, como ya se ha anunciado en la plaça de l’Ajuntament o como se hizo en su momento delante del Mercat Central”. “Estamos de acuerdo en hacerlo en otros barrios de la ciudad, bajar terrazas a zonas de aparcamiento o utilizar el lado de las zonas de los establecimientos de manera que se libere espacio para los peatones y a la vez los hosteleros puedan disfrutar del mismo espacio o más”, ha señalado. “Nuestro objetivo es doble: por un lado, dejar suficiente espacio en la acera para el tránsito de peatones con total seguridad y, por otro lado, posibilitar que los negocios que tenían una terraza puedan seguir adelante”, ha añadido Joan Ribó.

En este sentido, la concejala que desarrollará esta iniciativa, Lucía Beamud, ha explicado por su lado, que “la abordaremos desde el diálogo y el consenso, y el primer paso lo tendremos justo mañana, en la reunión que he convocado con los representantes vecinales y de la hostelería”. Asimismo, Beamud ha destacado que “tendremos que estudiar caso por caso, aunque nuestra voluntad es la de extender este consenso a los barrios de la ciudad donde sea posible. Tenemos que conciliar los estudios técnicos con las posibilidades que nos marcan las ordenanzas municipales, aunque desde la Concejalía ya llevamos semanas trabajando el asunto”.

SUSPENSIÓN TASA MESAS Y SILLAS

Aunque sobre la hostelería, el alcalde ha anunciado que “hemos decidido esta mañana suspender para el año 2020 definitivamente la tasa de mesas y sillas. En el presupuesto teníamos previsto unos ingresos de 3,6 millones de euros por este concepto, de los cuales en el primer trimestre hemos ingresado unos 600.000 euros. El resto, es decir, hasta 3 millones de euros, el Ayuntamiento los dejará de ingresar”, ha explicado Ribó, quien ha subrayado que de esta manera “queremos ayudar al sector de la hostelería: incentivar su trabajo, defender sus puestos de trabajo, y ayudarlos a salir lo más rápido posible de esta situación. Estamos orgullosos de esto”. En este sentido, el alcalde de Valencia ha puesto en valor la suspensión de la tasa durante 10 meses, en contraposición a otras ciudades como Madrid, donde solo se suspende durante 3 meses.

Así mismo, Ribó ha comentado que “se está trabajando mucho en la agilización de nuevas licencias de terrazas, siempre cumpliendo la normativa. Desde el 14 de marzo hasta el 24 de abril hay 31 nuevas resoluciones aprobadas, a pesar del Estado de Alarma, de las cuales 23 son de nuevas terrazas y 83 encargos de pintar terrazas”. “Estamos muy contentos de poder ayudar en el mundo de la restauración, un mundo que da mucha vida a los barrios”, ha puntualizado.

APOYO AL COMERCIO DE PROXIMIDAD

En cuanto a la vuelta del comercio, Ribó ha destacado “la importancia de los comercios de barrios, es clave la dinamización no solo por la creación de empleo sino porque los barrios sin comercios de proximidad dejan de ser barrios y son zonas para dormir sin ningún tipo de vida”. Por ello, ha remarcado que el consistorio ha triplicado este año las ayudas a los comercios de proximidad pasando de 400.000 euros a 1,2 millones de euros. En este sentido, el alcalde de València se entrevistó ayer con el presidente de Cambra València, Arturo Virosque, con la finalidad de potenciar el comercio de proximidad, así como su renovación con apuestas como el online.

Declaraciones del alcalde en la rueda de prensa posterior al Comité de Seguimiento de la crisis de la COVID-19, en una comparecencia en que ha sido acompañado de los vicealcaldes Sandra Gómez i Sergi Campillo, y que se ha retransmitido desde la Sala de Prensa Virtual del Ayuntamiento de Valencia y a través del perfil institucional de Twitter @AjuntamentVLC.

SEÑALIZACIÓN EN PARQUES Y JARDINES

Por su parte, el vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, ha advertido que el Ayuntamiento va a señalizar el interior de los parques y jardines de la ciudad con las normas básicas de uso de estos espacios durante la desescalada para “maximizar la seguridad de estas zonas en las que hay mucha afluencia. Son jardines muy amplios en los que se puede respetar perfectamente la distancia de seguridad, pero vamos a recordar la obligatoriedad, sobre todo, de respetar los dos metros de separación entre las personas”.

“Aunque la evolución de la pandemia en nuestra ciudad y en la Comunidad Valenciana es muy positiva, no ha finalizado y, por tanto, tenemos que evitar todos aquellos comportamientos que puedan suponer un peligro para que la curva descienda a cero”, ha apuntado Campillo. “Llegar a todas las fases de la desescalada para que todas las personas podamos retomar nuestra vida lo más pronto posible y volver a ver a nuestros seres queridos, a nuestras familias y a nuestros amigos”, ha añadido.

El vicealcalde ha valorado que aunque “el Gobierno Central hizo una regulación abierta para que las ciudades abrieran o no las zonas verdes, desde el gobierno municipal entendimos que no era razonable tener todas las zonas verdes cerradas, cuando además la gente se necesita después de tanto tiempo confinada en casa ver verde, ver árboles, escuchar a los pájaros que están en nuestros jardines y por eso no podíamos esconder la naturaleza a toda la población”. “Otras ciudades han tomado decisiones diferentes, por ejemplo Madrid, que es el caso paradigmático de la única gran ciudad que todavía mantiene los parques y jardines cerrados, pero en Valencia teníamos una obligación para que la ciudadanía pudiera disfrutar de estas zonas verdes”, ha concluido.

 

 

 

 

Foto de portada de 20minutos.es bajo licencia de atribución

 

 

 

5K Compartir
Compartir5K
Twittear
WhatsApp
Email