• El yacimiento de la Loma de Betxí -Lloma de Betxí en valenciano-, acoge este próximo fin de semana, sábado 14 de noviembre de 2020, nuevas visitas guiadas GRATUITAS de la mano del Museu de Prehistòria de Valencia. Se trata de una experiencia cultural inmersiva muy recomendable y que cada día gana más público. Las visitas saldrán de la estación del metro de Cañada a las 10:00 y a las 11:00 y es necesaria la inscripción previa a través de visiteslloma@gmail.com ya que el número de participantes es limitado.
  • Después de una treintena de campañas arqueológicas, el yacimiento ubicado en Paterna se ha convertido en un referente en los estudios sobre la Edad del Bronce y cómo se desarrollaba este poblado de hace 4000 años al lado del Turia.
  • Dentro de las actividades organizadas por el museo destacan las jornadas de puertas abiertas que dan a conocer en una jornada amena, para todos los públicos, la información de la que disponen los arqueólogos y el excepcional estado de conservación de La Lloma de Betxí.

El Museu de Prehistòria de Valencia celebra este próximo sábado, 14 de noviembre de 2020, una nueva visita a La Lloma de Betxí, un asentamiento ubicado a poca distancia del río Turia y en medio del paraje de la Vallesa de Mandor, en Paterna.

Este poblado de la Edad del Bronce conocido desde 1928, y excavado entre 1984 y 2013 bajo la dirección de Maria Jesús de Pedro, actual directora del museo, suma casi treinta campañas de trabajos realizados por el Servicio de Investigación Prehistórica (SIP) del área de Cultura de la Diputació de Valencia.

Dentro de las actividades organizadas por el museo destacan las jornadas de puertas abiertas para conocer en una mañana amena, destinada a todos los públicos, la información de la que disponen los arqueólogos y el excepcional estado de conservación de La Lloma de Betxí, que se ha convertido en un lugar de referencia como oferta cultural y patrimonial.

Gracias a este tipo de visitas guiadas, podremos situar sobre el mapa y conocer mejor las formas de vida y subsistencia de nuestros antepasados. Se trata de una experiencia cultural inmersiva muy recomendable, y que cada día gana más público, una tarea que el Museo de Prehistòria de Valencia sabe hacer muy bien.

La actividad que se hará el sábado 14 de noviembre de 2020 está orientada al fomento del conocimiento de la Edad del Bronce en estas tierras entre un público no especializado, preferentemente el familiar. Las visitas, que consistirán en una jornada de puertas abiertas al yacimiento con demostraciones, saldrán de la estación del metro de Cañada a las 10:00 y a las 11:00 y es necesaria la inscripción previa a través de visiteslloma@gmail.com ya que el número de participantes es limitado.

Lloma de Betxí Paterna

Tierras de cultivo cerca del agua

La Edad del Bronce es la etapa de la Prehistoria en la que se consolida la actividad metalúrgica, hacia el comienzo del II milenio antes de Cristo (a.C.). Entonces, las tierras que rodeaban el Turia estaban ocupadas por numerosos asentamientos situados en las vertientes y en la cumbre de las montañas. Los grupos humanos que habitaban eran comunidades campesinas y ganaderas unidas por lazos de carácter familiar.

La ocupación de la Lloma de Betxí empieza en los inicios de la Edad de Bronce, hacia 1800-1700 antes de Cristo (a.C.), cuando se construye el gran edificio y las construcciones externas. Después de sufrir un gran incendio, la casa quedó arrasada, pero el espacio se continuó utilizando hasta el abandono definitivo del asentamiento, hacia el año 1500 a.C. Su ubicación parece estar relacionada con la explotación de las tierras circundantes, aptas para el cultivo de los cereales y próximas a un curso de agua estable.

El Museu de Prehistòria de Valencia, dentro de su programa de excavaciones arqueológicas y de actividades complementarias, ha realizado intervenciones de excavación, limpieza y mantenimiento, así como de difusión, en el poblado de la Edad del Bronce de la Loma de Betxí (Paterna) desde 1984.

Las visitas anuales a este yacimiento siempre han tenido un gran éxito de asistencia y participación ciudadana y han despertado gran interés entre la población local, razón por la cual se han continuado haciendo.

Las obras de recuperación, mejora y mantenimiento del yacimiento; las tareas de señalización mediante la instalación de plafones divulgativos para favorecer la interpretación de los restos excavados; y la finalización de un sendero para hacer un recorrido adecuado del yacimiento, favorecen que las visitas continúen teniendo una alta demanda de público.

Durante la visita se verán los restos de una gran edificación con tres habitaciones y un pasillo lateral, el ajuar doméstico, un almacén, la zona de moler o el telar; y también dos enterramientos humanos, uno con un individuo senil junto al esqueleto de un pequeño cánido, y otro delimitado por una estructura de piedras de forma circular, en posición fetal con muslos y brazos doblados.

 

 

 

 

11 Compartir
Compartir11
Twittear
WhatsApp
Email