• Tras los éxitos de las autopistas realizadas en Londres y Alemania, el ayuntamiento de Valencia da el paso para trasladar la idea a la ciudad con una gran autopista que recorrerá Valencia al completo y que, con el tiempo, será ampliable.
  • La medida traerá consigo la creación del impuesto municipal sobre vehículos de propulsión humana, la obligatoriedad de matricular todas las bicicletas, la contratación de un seguro obligatorio y un nuevo carné específico por puntos exclusivo para bicicletas.

El concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, tras diversos meses de estudios en secreto, dio a conocer en el día de ayer el gran proyecto que será llevado a cabo a lo largo de 2018: la primera autopista para bicicletas de España. 

Para ello, según palabras del concejal, se ha tenido en cuenta la opinión e informes detallados de expertos en materia de movilidad sostenible que han participado en grandes proyectos europeos, como las autopistas realizadas en Londres y Alemania, o grandes tramos de carriles bici realizados en Holanda o Francia. 


Tras la aceptación en el pleno del consistorio con los votos en contra de Ciudadanos y del Partido Popular, quienes han manifestado estos últimos públicamente que el proyecto provocará grandes atascos durante su ejecución y tras su apertura, la ciudad de Valencia sigue en la línea de construir más y más kilómetros de carril bici.

Si hace falta derribaremos fincas y expropiaremos terrenos, nadie nos va a parar. Debemos sí o sí realizar este gran proyecto para dar un paso más allá en nuestra política de transporte sostenible en favor de nuestro proyecto de 2023: Valencia, la ciudad con el aire más limpio de toda España. Hay que empezar a concienciar a la gente aún más, y al que no sepa ir en bici, que aprenda o se ponga ruedas laterales de aprendizaje, ha manifestado Grezzi.  

Así mismo, dado que el consistorio presupone que tras la gran construcción de la autopista para bicicletas aumentará considerablemente el número de ciclos, se ha trasladado una propuesta que, si nada cambia, será aprobada casi con total seguridad con los votos al completo del tripartito, que ve con buenos ojos una nueva manera de recaudar dinero. La medida comprende la obligatoriedad de matricular todas las bicicletas -las cuales contarán con una placa identificatoria que será colocada en la parte trasera- así como también la contratación de un seguro obligatorio, además del pago de un nuevo impuesto que irá a parar a las arcas del ayuntamiento de Valencia y que tendrá el nombre de “impuesto municipal sobre vehículos de propulsión humana”.

El proyecto para la construcción de la autopista, con un presupuesto cercano a los 240 millones de euros, contará un total de 79 kilómetros distribuidos en 4 carriles bici, 2 para cada sentido, que recorrerán la ciudad de Valencia; estaciones de servicio especializadas para el mundo de la bicicleta con avituallamiento necesario; señalética adecuada para la circulación exclusiva de bicicletas; arbolado para hacer más bonito el recorrido; y paneles informativos con las noticias y los memes más destacados del día.

Imagen de la autopista para bicis situada en Alemania. Fuente: bromontbiking.com

Por último, Grezzi ha querido dejar claro que la velocidad máxima para circular por la autovía será de 45 km/h para las bicicletas, tal y como dicta el Reglamento General de Circulación, y que a lo largo de la autovía se instalarán radares especiales para bicicletas aprovechando la medida comentada anteriormente sobre la introducción de placas de identificación obligatorias para todas las bicicletas. Vamos a crear, además, un carné específico por puntos solo para bicicletas. Hemos trasladado a tráfico la medida y, tras frotarse las manos, la ven con buenos ojos, decía por último el concejal.

A continuación, un vídeo con uno de los tramos de la autopista de Londres que sirve como ejemplo de la idea que se ejecutará en Valencia.

 

 

Foto de portada:

 

 

 

Compartir12K
Twittear
+1
WhatsApp
12K Compartir