El Ayuntamiento de Valencia, a través de la Concejalía de Cultura, ha finalizado la restauración de cuatro esculturas del artista tardobarroco Giacomo Antonio Ponzanelli, que ya pueden visitarse en el Museo de la Ciudad (plaça de l´Arquebisbe, nº3, Valencia).

Se trata de las esculturas originales ‘Apolo’, ‘Venus’, ‘Diana’ y ‘Plutón’, realizadas en mármol de Carrara por el artista italiano Giacomo Antonio Ponzanelli (Carrara 1654 – Génova 1735) para decorar la desaparecida Alquería de Pontons, construida a finales del siglo XVIII en Patraix, que debe su nombre al que fuera su propietario, el canónigo de la catedral de València Antonio Pontons.


Las obras pasaron a ser propiedad municipal cuando se quemó la casa solariega del eclesiástico, se instalaron en la Glorieta en 1818 y posteriormente se ubicaron sobre unos pedestales en los Jardines del Real en 1925. Ahora vuelven a estar las cuatro juntas en el Museo de la Ciudad.

En el año 2012, tras sufrir actos vandálicos (‘Venus’, ‘Plutón’ y ‘Apolo’ estaban decapitadas y a ‘Diana’ le faltaba el brazo derecho), las figuras se trasladaron a los almacenes municipales para repararlas. Primero se trabajó con las de ‘Apolo’ y ‘Venus’, que se encuentran en el Museo de la Ciudad desde 2014. Ahora, en el recinto expositivo de la plaza del Arzobispo les acompañan ‘Diana’ y ‘Plutón’, recientemente restauradas.

El conjunto, de gran belleza y serenidad clásica, está al alcance y disfrute de todos aquellos ciudadanos y ciudadanas que visiten este contenedor artístico y cultural que es el Museo de la Ciudad, situado en el mismo corazón de Valencia.

El coste de los trabajos de restauración de ‘Diana’ y ‘Plutón’ es de 6.225,46 euros y su traslado e instalación ha ascendido a 4.598 euros. Por otra parte, a petición del vecindario de Patraix, se realizaron réplicas de las cuatro esculturas, que desde el pasado mes de octubre se encuentran en el jardín de este barrio, donde estaba el antiguo Huerto de Pontons, su ubicación original.

El maestro italiano, tras el encargo del canónico Pontons, es autor del Tritón de la Glorieta; el Neptuno del Parterre; las figuras de Santo Tomás de Villanueva y San Luis Beltrán del Puente de la Trinidad; o las llamadas “Cuatro Estaciones” del jardín de Viveros: ‘Apolo’, ‘Venus’, ‘Diana’ y ‘Plutón’ (se les llama de las falsas estaciones porque se consideraban representaciones de las cuatro estaciones, cuando en realidad son esculturas independientes que representan a Venus, Diana, Plutón y Apolo).

A excepción de las estatuas de los santos ubicadas en el Puente de la Trinidad, todas ellas ocuparon un espacio destacado en el desaparecido huerto de Pontons, saliendo al espacio público en el año 1818.

 

 

182 Compartir
Compartir182
Twittear
WhatsApp
Email
182 Compartir
Compartir182
Twittear
WhatsApp
Email