El pasado sábado 6 de junio de 2020, la asociación Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural visitó los Baños del Almirante de Valencia -los únicos baños medievales visitables de la ciudad-, pudiendo comprobar que existen numerosos daños, humedades y desperfectos en este BIC y que han aumentado considerablemente en los últimos meses y lo han hecho de manera muy preocupante, habiendo agujeros y desprendimientos de tamaño considerable en los muros interiores.

Además, varias estancias y zonas que hasta hace dos o tres años era visitables (audiovisual situado en la zona superior de la leñera, sala de la caldera y escaleras de acceso a la cubierta para ver la parte superior de las cúpulas de los baños), PERMANECEN CERRADAS, POSIBLEMENTE, PORQUE HAY DAÑOS O UN DETERIORO GRAVE Y SU CIERRE A LOS VISITANTES SE DEBA A UN INTENTO DE OCULTAR ESTOS GRAVES PROBLEMAS A LA CIUDADANÍA.

Ante la desconfianza absoluta que produce la Conselleria de Cultura, la asociación se dirigió directamente al Síndic de Greuges para buscar una solución urgente e inmediata para evitar que los daños en este BIC vayan a más y para que se proceda a su rehabilitación inmediata. Esta desconfianza total hacia la Conselleria de Cultura está plenamente justificada ante el silencio administrativo crónico que aplica una y otra vez, a pesar de las numerosas recomendaciones llevadas a cabo en todas y cada una de las denuncias que tramita la asociación con esa administración pública. No se puede esperar tres o cuatro meses para obtener una respuesta, cuando se sabe que no la va a haber.

La Conselleria de Cultura, de forma irrespetuosa e inapropiada, alegó que “la presunción o presunciones que se expresan a lo largo del escrito no están basadas en hechos objetivos, sino en juicios de valor, por lo que esta conselleria se va a abstener de hacer comentario alguno”, en referencia a nuestra teoría de que HUBIERA DAÑOS O UN DETERIORO GRAVE Y SU CIERRE A LOS VISITANTES SE DEBIERA A UN INTENTO DE OCULTAR ESTOS GRAVES PROBLEMAS A LA CIUDADANÍA. Tras las fotos obtenidas el pasado 14 de agosto, tras solicitar acceso a la zona cerrada al público, ha quedado PLENAMENTE probado que la zona está muy deteriorada y dañada (cubiertas abovedadas), con presencia de humedades, desprendimientos de material, etc. en la zona de la leñera, además de haberse convertido la zona en un “almacén” improvisado.

Almacén improvisado en los Baños del Almirante de Valencia. Foto de Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural.

Graves daños en los Baños del Almirante de Valencia foto 1. Foto de Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural.

Graves daños en los Baños del Almirante de Valencia foto 2. Foto de Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural.

Graves daños en los Baños del Almirante de Valencia foto 3. Foto de Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural.

Graves daños en los Baños del Almirante de Valencia foto 4. Foto de Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural.

Graves daños en los Baños del Almirante de Valencia foto 5. Foto de Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural.

Graves daños en los Baños del Almirante de Valencia foto 6. Foto de Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural.

Graves daños en los Baños del Almirante de Valencia foto 7. Foto de Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural.

Sobre este punto, la Conselleria de Cultura se empeña en justificar que “La leñera, la sala de la caldera y las escaleras de acceso a la  cubierta permanecen cerradas al público en general  en la medida en que no se puede garantizar la accesibilidad universal ni la seguridad de las personas visitantes”, obviando que desde el año 2005, cuando abrieron al público los Baños del Almirante, hasta hace apenas 2-3 años ese espacio estaba permanentemente abierto y se cumplía perfectamente con la accesibilidad universal y la seguridad, a excepción de la escalera que baja a la leñera. Por lo tanto, no han cambiado las condiciones ni existe justificación alguna para alegar, ahora, unos problemas que no había en origen y que no impiden subir y usar las escaleras de acceso a la cubierta.

Evidentemente, el motivo era otro. Y se ha querido ocultar al público el deterioro evidente y comprobable de las cúpulas de las salas fría, templada y caliente del recinto, cosa que además ha quedado patente con la presencia de las humedades y filtraciones que podían verse perfectamente en las fotografías que adjuntamos en la primera denuncia y que ahora ampliamos con el reportaje del pasado día 14 de agosto.

La Conselleria de Cultura ha pretendido, además, desviar torpemente la atención del problema con la excusa de que “los Baños del Almirante forman parte del complejo edilicio del Palau dels Almiralls d’Aragó”, que están siendo objeto de una completa y compleja rehabilitación, etc. Sin embargo, los daños que denuncia la asociación están en los Baños del Almirante y no en el Palacio de los Almirantes de Aragón e independientemente que este último esté en proceso de rehabilitación, los desperfectos a subsanar son los del BIC objeto de esta queja. Si la Conselleria de Cultura contara con suficientes inspectores de patrimonio y cumpliera con sus obligaciones legales de inspección patrimonial e invigilando, no sería necesaria la denuncia ni que otra Conselleria informara sobre la existencia de los mismos. Las imágenes aportadas a la denuncia son más que evidentes y prueba fehaciente del deterioro del BIC.

La Conselleria de Cultura, de nuevo, pretende desviar la atención alegando que “la consellería titular está llevando a cabo un ambicioso proyecto de rehabilitación integral que permitirá mejorar la accesibilidad y visitabilidad de los Baños”, cuestiones que no son objeto de nuestra denuncia. La denuncia era clara y concisa, indicando que EXISTEN NUMEROSOS DAÑOS, HUMEDADES Y DESPERFECTOS EN ESTE BIC Y QUE HAN AUMENTADO CONSIDERABLEMENTE EN LOS ÚLTIMOS MESES Y LO HAN HECHO DE MANERA MUY PREOCUPANTE, HABIENDO AGUJEROS Y DESPRENDIMIENTOS DE TAMAÑO CONSIDERABLE EN LOS MUROS INTERIORES, APORTANDO PARA ELLO NUMEROSAS PRUEBA FOTOGRÁFICAS.

Por todo ello, el Síndic de Greuges, vuelve a ser contundente en las recomendaciones, considerando algunas cuestiones como que: Pudiendo no ser la actuación descrita de la administración lo suficientemente respetuosa con los derechos de la persona afectada, le solicito que considere los argumentos que le expongo a continuación, como fundamento de las consideraciones con las que concluimos (por el tono y las formas en respuestas del tipo: “la presunción o presunciones que se expresan a lo largo del escrito no están basadas en hechos objetivos, sino en juicios de valor, por lo que esta conselleria se va a abstener de hacer comentario alguno”). Y RECOMENDANDO, además, que se adopten todas las medidas que sean necesarias para impulsar la reparación y rehabilitación de los Baños del Almirante de Valencia (BIC) y garantizar la apertura al público y el normal acceso de los visitantes a la Sala de la Caldera.

Las excusas y alegaciones de la Conselleria de Cultura han sido desmontadas una a una, poniendo en evidencia la incapacidad de esta administración pública para hacer frente a los numerosos problemas del patrimonio cultural valenciano, que se empeña en usar las mismas excusas y los mismos argumentos absurdos que ya usaron los predecesores en el cargo.

Por último, añadir que los Baños del Almirante permanecerán cerrados desde el día 15 de agosto, incluido, hasta finales de mes por falta de personal. La Conselleria de Cultura tiene solo a una persona para ocuparse de este BIC y si la misma cae enferma o coge sus vacaciones, no pone a ninguna persona para relevarla.

 

 

 

 

 

303 Compartir
Compartir303
Twittear
WhatsApp
Email