En el centro de la ciudad de Valencia, junto a la Basílica y frente a la Catedral -en la plaza de la Virgen-, se encuentra la Casa Vestuario, la cual se erigió con el fin de proporcionar a magistrados y personalidades públicas una antesala laica inmediata al recinto catedralicio en fechas de solemnidad religiosa.

La obra de esta casa, que se concluyó en el año 1800 y que fue iniciada en 1795, fue un proyecto realizado por Josef García, arquitecto mayor de la ciudad, pero que debido a su prematura muerte fue ejecutado, finalmente, por el arquitecto Cristóbal Sales.

De planta irregular debido a su ubicación en esquina, la fachada principal de la Casa Vestuario recae a la calle del Miguelete, siendo el edificio de estilo neoclásico con tres plantas. En la planta baja destacan los accesos adintelados con cornisas voladas que sustentan el balcón corrido mediante ménsulas. Este cuerpo es de piedra almohadillada.

La planta principal realizada en ladrillo cara vista, conectada a la de la fachada lateral mediante el balcón corrido, presenta en los ángulos cadenas de sillares, al igual que los huecos. En esta planta se abren al balcón tres ventanales rematados con frontones semicirculares en los dos vanos laterales mientras que el central se remata con un frontón triangular. Sobre el vano central se sitúa el escudo de la ciudad con alegorías alusivas a la prosperidad de la ciudad.

La tercera planta, también de ladrillo, se ordena con sencillas ventanas rectangulares, cuyo alféizar en saliente está sustentado por ménsulas. La fachada que da a la plaza de la Virgen sigue el mismo esquema que la principal reduciéndose el número de huecos a uno en cada una de las plantas. El edificio contiguo es posterior, y sigue el esquema de fachada en la cornisa y en las impostas.

El interior de la Casa Vestuario presenta un zaguán en el que se abren tres puertas con tres arcos de medio punto realizados con ladrillo. El interior de los arcos, presentan columnas toscanas que sustentan dinteles sobre los que se sitúan decoraciones escultóricas realizadas en estuco que presentan un medallón central sostenido por ángeles. Desde este zaguán se accede a la escalera principal que da paso al Salón de Honor, en la planta noble, con decoración al fresco en el cielo raso realizada por Vicente López, con temas alegóricos a la fama y fortuna de la ciudad.

Tuvo diferentes usos entre los que destaca ser juzgado municipal de distrito. Desde finales del siglo XX es la Biblioteca Popular Municipal Carles Ros, y ahora, en 2021, se convertirá en Museo del Tribunal de las Aguas de Valencia.

A CONTINUACIÓN, NOTA DE PRENSA DEL AYUNTAMIENTO DE VALENCIA SOBRE LAS OBRAS DE ADAPTACIÓN DE LA CASA VESTUARIO COMO MUSEO DEL TRIBUNAL DE LAS AGUAS DE VALENCIA:

Valencia, miércoles 18 de noviembre de 2020. Los trabajos de musealización del edificio de la Casa Vestuario de Valencia que tienen el objetivo de recrear, divulgar y describir la institución y el cometido del Tribunal de las Aguas de Valencia “están avanzando a muy buen ritmo”, tal y como responsable del área del Ayuntamiento de Valencia encargada de esta gestión.

“Con esta intervención haremos una labor de divulgación y didáctica sobre el Tribunal, muy necesaria y reivindicada, a través de una exposición fotográfica y cartelería explicativa de la historia, el funcionamiento y las características de la institución. La información se ofrecerá de manera impresa y visual”.

La responsable de Patrimonio y Recursos Culturales del Ayuntamiento de Valencia también ha destacado que el museo, concebido en dos plantas, contará con un área de archivo e investigación con un espacio específico donde investigadores del derecho e historiadores puedan desarrollar sus trabajos de estudio y continuar aportando información.

También habrá una parte de exposición permanente del mobiliario, vestuario y otros utensilios que se utilizan en las sesiones del tribunal. “Por supuesto, en este museo no podía faltar una proyección audiovisual de sesiones del Tribunal”, quien ha añadido que “es evidente que no todas las personas visitantes tienen el privilegio de poder asistir un jueves por la mañana en la puerta de los Apóstoles, por lo que las proyecciones tienen el propósito de evitar las limitaciones que inevitablemente imponen el espacio y el tiempo y permitir así que cualquier persona pueda ver con sus propios ojos cómo es exactamente una sesión del Tribunal”.

La concejala del Ayuntamiento de Valencia también ha dicho que “habrá un espacio UNESCO en el que se hará una profundización en los conceptos clave que fundamentaron la inclusión del Tribunal de las Aguas de Valencia como patrimonio inmaterial de la humanidad”.

El Ayuntamiento de València ha realizado el proyecto museográfico de las dos plantas de la Casa Vestuario y la ejecución de los trabajos. Todo esto se financiará a través del el convenio entre el Ayuntamiento de Valencia y Turisme CV por el que el consistorio recibirá una subvención de 30.000 euros y con fondos del mismo Tribunal de las Aguas. La concejala ha concluido que “el Tribunal de las Aguas aparece en todos los libros sobre Derecho, es un tribunal milenario que habla en valenciano y que ha resuelto problemas que son muy complejos en los sistemas de riego. Merecía un espacio donde explicar qué es y qué hace”.

 

 

 

Fuentes:

  • Artículo Ayuntamiento de Valencia
  • Este artículo, además, es una obra derivada de la disposición relativa al proceso de declaración o incoación de un Bien Interés Cultural según la Disposición Adicional Quinta de la Ley 5/2007, de 9 de febrero, de la Generalitat, de modificación de la Ley 4/1998, de 11 de junio, del Patrimonio Cultural Valenciano, texto que está libre de restricciones conocidas en virtud del derecho de autor de conformidad con lo dispuesto en el artículo 13 de la Ley de Propiedad Intelectual española.
  • Fotos de Giacomo Callaioli bajo licencia (CC BY-NC 2.0)

 

 

 

243 Compartir
Compartir243
Twittear
WhatsApp
Email