Al comienzo de la calle de la Visitación desde la ronda exterior, en el carrer del Pla de la Saïdia, sobre una pequeña plaza o semi-rotonda en la que confluye también la calle del Poeta Monmeneu, se encuentra un curioso arco que, seguramente, en más de una ocasión habréis observado al pasar con vuestro coche. 

Este arco pertenecía, en realidad, a una entrada que había junto a una antigua torreta, y no un molino harinero, situado en Tendetes, una barrio que existía donde ahora está Nuevo Centro, que muchos siguen denominando como Tendetes. 


El Arc, o Portalet, conocido como Portal de la Torreta, tal y como nos cuenta Juan B. Viñals Cebriá, es el único vestigio histórico que perpetua la ciudad de Valencia sobre la existencia del nombre de Tendetes, así como también es, además, uno de los pocos vestigios morunos conservados en nuestra querida Valencia. También puede encontrarse otro vestigio de Tendetes en el Museo de Bellas Artes de Castellón de la Plana.

Dado que este arco, hoy situado en una semi-rotonda que puede pasar inadvertida, se encontraba muy cerca de un molino harinero, del que éste último tomaba su nombre por hallarse junto a la torreta, de ahí la confusión de muchos en creer que pertenecía al molino, donde incluso esa confusión puede ser mayor si observamos el socarrat que hay a la izquierda del propio arco, donde está escrito en azul sobre fondo blanco las palabras: “Soc l´arc del Molí de la Torreta: Tendetes”, pero que debería poner, para que fuese correcto, “Soc l´arc de la Torreta de Tendetes”. Su actual emplazamiento se debe desde los años sesenta cuando el molino fue derribado, trasladándose al lugar que hoy podemos ver el arco de entrada. 

Arco de Tendetes. Archivo Municipal. Foto extraída de http://valenciablancoynegro.blogspot.com.es/

Año 1955. Arco de Tendetes. Archivo Municipal. Foto extraída de http://valenciablancoynegro.blogspot.com.es/

Sobre el socarrat, cabe decir que es obra de Jaume de Scals Aracil, un importante ceramista “xixonenc” que falleció en 1978. Este hombre se especializó en cerámica medieval valenciana y “socarrats”, dejando numerosos restos de sus obras por la ciudad de Valencia, tal y como nos cuenta jdiezarnal.com.

Destacan, además, las piedras del antiguo molino que hay en la base del arco y fragmentos de muralla en la parte derecha. El arco, almenado de influencia mudéjar, está compuesto por tres centros, de más de cuatro metros de altura y poco más o menos igual de alto, de ladrillo rojo -cara vista- con mucho tendel, cornisa formada por el canto de varias hileras de ladrillos con un bordón al centro de ella, y cuatro almenas de base y alzados rectangulares con remate piramidal, de tradición islamohispánica, sobre su recto extradós.

Arco de la Torreta de Tendetes. Foto valenciabonita.es

Para poder amar algo, primero debes de conocerlo. Solo así, quizás, podrás respetarlo. 

 

 

Fuentes:

Comparte, si te gusta, en alguna de las siguientes redes sociales: 

Compartir1K
Twittear1
WhatsApp
+1
1K Compartir