• Las Cuevas del Canelobre, ubicadas en Busot (Alicante), albergan en su interior una de las bóvedas más altas de España, con una altura de 70 metros, similar a la de una catedral. Allí el visitante puede conocer caprichosas formas, como ‘La Sagrada Familia’, un precioso e imponente conjunto rocoso del cual destaca una columna de más de 25 metros de altura.

A unas dos horas de Valencia capital, se encuentra una de las maravillas naturales de la Comunidad Valenciana: las Cuevas del Canelobre, una espectacular cavidad kárstica ubicada a las afueras de la población de Busot, Alicante, a 700 metros de altitud y en la falda septentrional del Cabeço d´Or. Allí el visitante podrá ver, en el interior de la gruta, una de las bóvedas más altas de toda España, con una altura de 70 metros. Para que lo entendáis: similar a una auténtica bóveda de una catedral.

La cueva, o mejor dicho la sala visitable -dado que existen otras zonas solo para la práctica de la espeleología y los amantes de este deporte- es un enorme espacio de más de 80.000 m2 al que se accede por un túnel de 45 metros, siendo uno de los escasos relieves jurásicos del Prebético en la provincia. Allí, en el interior de las Cuevas del Canelobre (canelobre significa candelabro en valenciano), el agua y la roca han dado lugar a extraordinarias y caprichosas formas de estalactitas, estalagmitas, columnas, órganos, candelabros, coladas, microgours, excéntricas y medusas, entre muchas otras configuraciones que se han ido formando con el paso de los años y que conoceréis gracias al guía que, con la entrada, os hará una visita guiada por la cueva que, de forma bella, ha sido iluminada con diversos colores.


Como elementos destacados de la cavidad podemos mencionar el conocido como ‘La Sagrada Familia’, un conjunto en el que destaca una columna rocosa de más de 25 metros de altura -impresona, y de qué manera-; una gran colada que cubre casi todo el lateral de la sala; o ‘El Canelobre’, una impresionante estalagmita, ubicada en el centro de la sala, que tiene una antigüedad de más de 100.000 años.

Visitar la sala al completo, una cavidad de 145 millones de años de la que poco se conoce hasta prácticamente el siglo XIX -aunque el descubrimiento ha sido atribuido a los árabes, allá por el X-, es conocer la historia del lugar, muy ligada al agua, que aún sigue siendo la causante de las caprichosas formas que allí podréis ver y que, con el paso de los años, y siglos, seguirá creando nuevas figuras. Como curiosidad, cabe decir que durante la Guerra Civil española la cueva fue utilizada como taller de reparación de aviones del bando republicano.

La cueva está situada en el llamado “Cabezón de Oro” –Cabeço d´Or en valenciano-, pero dicho vocablo no hace referencia a la antigua mina de oro que existiría en el lugar, sino al agua. De hecho, en época del Al-Ándalus, los árabes mantuvieron el vocablo íbero “Ur” para denominar a esta sierra, que significa “Agua”, ya que en su interior, en las Cuevas del Canelobre, fluía agua.

 

Es tras la conquista cuando se transliteró fonéticamente (y no semánticamente) al valenciano “Or” y al castellano “Oro”. Así, “Cabezón de Oro” vendría a significar algo parecido a “Cabezo de Aguas”. Curiosamente, existe una leyenda popular local, probablemente de origen mudéjar, en la que se ridiculiza la inteligencia de los conquistadores cristianos porque creyeron que había oro en el lugar, cuando en realidad era agua.

Cuevas del Canelobre, Busot (Alicante). Foto valenciabonita.es

Cuevas del Canelobre, Busot (Alicante). Foto valenciabonita.es

Cuevas del Canelobre, Busot (Alicante). Foto valenciabonita.es

Cuevas del Canelobre, Busot (Alicante). Foto valenciabonita.es

Cuevas del Canelobre, Busot (Alicante). Foto valenciabonita.es

Por cierto, resulta que, además de su interés geológico y turístico, las cuevas son utilizadas en numerosas ocasiones para la realización de conciertos y actuaciones musicales aprovechando su espléndida acústica. Todo un lujo, visual y auditivo, para los asistentes.

¿Os animáis a visitarla como nosotros hicimos? Os podemos asegurar que la visita, de unos 40 minutos, vale la pena. ¡Es espectacular!

PRECIOS: 

ENTRADA COMBINADA CUEVAS + MUSEO DE MÚSICA ÉTNICA (EL MUSEO ESTÁ EN LA POBLACIÓN):

  • Adultos (a partir de 14 años): 7 euros.
  • Grupos Organizados (mínimo 20 personas), jubilados, Carné Jove o TIU: 4.50 euros.
  • Niñ@s de 5 a 14 años (en grupos o individualmente): 3.50 euros.
  • Niñ@s menores de 5 años gratis.
  • Venta de entradas en taquilla y en Instanticket.

HORARIOS:

HORARIO DE INVIERNO:

Del 1 de septiembre al 30 de junio
  • Lunes cerrado.
  • De Martes a Viernes de 10:30 a 16:50 horas.
  • Sábados, Domingos y Festivos de 10:30 a 17:50 horas.

HORARIO DE VERANO:

Del 1 de julio al 31 de agosto y Semana Santa

  • Todos los días de la semana de 10:30 a 19:30 horas.
  • En Semana Santa el cierre será a las 18:30 horas
  • Sábado y domingo después de Pascua, abierto hasta las 15:00 horas.
  • Cerrados los días de San Vicente (lunes posterior a Lunes de Pascua), 25 de diciembre y 1 de enero.

PARA CUALQUIER DUDA O MÁS INFORMACIÓN, AL TELÉFONO: 965 69 92 50

 

 

 

 

Compartir2K
Twittear
WhatsApp
+1
2K Compartir