El 14 de febrero de 1768 el rey Carlos III creaba en Valencia la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos, institución académica, que desde su fundación, impartió las enseñanzas de las tres Nobles Artes: Pintura, Escultura y Arquitectura. Los estudios se organizaban bajo la denominación de menores y mayores. Los primeros eran denominados “Principios y Estampas” o “Primeros rudimentos” y los segundos constituían las especialidades de Pintura, Escultura, Arquitectura y Grabado.

En 1784 se añadieron los  “Dibujos de Flores y Ornatos aplicados a los tejidos”, debido a la importancia adquirida por la industria de la seda durante las últimas décadas del siglo XVIII.


En el período comprendido de 1768 a 1846, la Real Academia de San Carlos tuvo las facultades para expedir títulos de Arquitecto y de Maestro de Obras, y desde 1789 hasta 1860 ejercía además el control de la arquitectura pública y religiosa, mediante su “Junta de Comisión de Arquitectura”, extendiéndose  estas facultades a todo el ámbito de la geografía valenciana. De estos ejercicios dan fe más de 2.500 láminas conservadas entre los fondos de la Academia (planos, dibujos, diseños y proyectos de Arquitectura), además de las importantes colecciones de ilustraciones y de libros sobre “Tratados de Arquitectura”.

José Vergara Gimeno (Valencia, 1726 – 1799), el pintor valenciano más destacado de la segunda mitad del siglo XVIII, es el fundador de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos en 1768.

 

Sus antecedentes se encuentran en la petición al rey Fernando VI por parte de artistas valencianos para que se crease una Academia. El rey concedió el permiso y se creó la Academia de Santa Bárbara (inaugurada el 7 de febrero de 1753) en honor a la esposa de Fernando VI, Bárbara de Braganza, en la sede de la Universidad de Valencia.

 

Con la muerte del monarca y las dificultades económicas, el centro desapareció. Fue más tarde cuando, retomando la idea original, el rey Carlos III otorga por Real Cédula el reconocimiento de la academia el 14 de febrero de 1768, siguiendo el modelo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando dentro de la corriente del periodo ilustrado español y siguiendo la tradición francesa. La denominación oficial fue la de Real Academia de las Tres Nobles Artes de San Carlos.

Aunque en 1868 el Estado suprimió todas las Escuelas de Bellas Artes, excepto la de Madrid, la Diputación Provincial confió a la Academia de San Carlos la dirección de los estudios de Pintura y Escultura y por Real Decreto de 11 de septiembre de 1903, se daría validez oficial a los estudios realizados en ella.

Desde su fundación la Academia ocupaba los espacios que el “Estudi General” de la Universidad le había proporcionado y en 1850 se trasladaría al desamortizado Convento del Carmen, en el que desde 1837 se venía configurando lo que más tarde sería el “Museo de Pinturas de Valencia”, con alrededor de 600 obras pertenecientes al Estado, que provenían de los conventos expropiados de Valencia y provincia, quedando bajo control y custodia de la Real Academia de San Carlos. Es en este lugar donde permanecerán unidos Academia, Museo y Escuela desde 1850 a 1946. La institución académica aportaba a ese conjunto, además, su propio patrimonio. Ambas instituciones se trasladarán en 1946 al Palacio de San Pío V, donde desde entonces tienen su sede.

ACTIVIDAD

En la actualidad es reconocida en la Ley de Patrimonio Cultural Valenciano como una Entidad Consultiva de la Generalitat Valenciana en materia de patrimonio cultural y colabora en el estricto cumplimiento de la legislación vigente, en materia de defensa, conservación y restauración de monumentos y bienes artísticos  de dicha Comunidad. Asimismo, facilita informes, dictámenes y asesoramiento a las autoridades, corporaciones públicas y órganos de la Administración Pública.

Desde el 1 de diciembre de 1987 está asociada al Instituto de España, manteniendo contactos con las restantes academias, en particular con las de Bellas Artes. La actividad de la Corporación se condensa en torno a tres funciones fundamentales: investigación, docencia y divulgación.

La primera de ellas, investigación, se concreta en:

  • El archivo histórico y bibliotecas (histórica y contemporánea), orientadas a investigadores, de acceso libre y consulta pública.
  • La edición de la revista científica Archivo de Arte Valenciano publicada desde el año 1915 y el Anuario que  la acompaña desde 2008, dedicado al puntual seguimiento de la propia vida de la Real Academia.
  • La colección de trabajos científicos publicados en la Col.lecció Investigació & Documents.
  • La convocatoria de premios: Premio Nacional de Pintura, ya en su 18ª edición y el Concurso Internacional de Composición Musical, 2ª edición.

En cuanto a la docencia, mantiene diversos convenios de colaboración con la Universitat de València, Universidad Politécnica de Valencia y la Universidad CEU Cardenal Herrera, lo que permite el desarrollo de prácticas formativas en su seno y la concurrencia de numerosos investigadores.

Asimismo, organiza conciertos, presentaciones de libros, conferencias y demás actividades sobre cultura valenciana, en un compromiso firme de divulgación del conocimiento con la sociedad.

EL PATRIMONIO ARTÍSTICO DE LA REAL ACADEMIA

La Real Academia de Bellas Artes de San Carlos, durante sus cerca de 250 años de existencia, ha reunido un patrimonio artístico, compuesto por más de 15.000 obras, entre las que se hallan piezas arqueológicas, mobiliario, pinturas, esculturas, bajorrelieves, retablos, planos de arquitectura, grabados, dibujos y medallas; un conjunto que se ha configurado con las donaciones de coleccionistas particulares, de los adelantamientos de los discípulos (ejercicios de concursos de premios, pruebas de repente y de pensado, revalidaciones,…) y del nombramiento de Académicos de Honor, de Mérito, de Número y Supernumerarios.

La colección de pintura constituye uno de los núcleos fundamentales y reúne en torno a 1.000 piezas, que abarcan desde el gótico al arte contemporáneo, entre las que se hallan obras de Il Pinturicchio, Juan de Juanes, El Greco, José de Ribera, Anton van Dyck, Francisco de Goya, El Greco, Velázquez, José Vergara, Mariano Salvador Maella, Luis Planes, Rafael Ximeno, Vicente Castelló, Vicente López, Antonio Muñoz Degraín, Salvador Abril, Ignacio Pinazo Camarlench, Cecilio Pla, Joaquín Sorolla, Gonzalo Salvá, Emilio Sala, Manuel Benedito, Ricardo Verde, José Benlliure, Julio Peris Brell, José Pinazo, Ramón Stolz, José Segrelles, Salvador Tuset, Francisco Lozano, Manuela Ballester, Genaro Lahuerta, Joaquín Michavila, José Mª Yturralde, Salvador Soria, Aurora Valero y Carmen Calvo, entre otros artistas plásticos.

La colección escultórica comprende desde piezas medievales hasta obras contemporáneas en un número próximo al centenar hallándose representados Ignacio Vergara, José Esteve Bonet, Mariano Benlliure, Vicente Beltrán Grimalt, Ignacio Pinazo Martínez, Carmelo Vicent, Francisco Marco Díaz-Pintado, Nassio Bayarri, Esteve Edo, Octavio Vicent, Manuel Silvestre, José Gonzalvo, Amparo Carbonell y Enric Mestre.

La colección de grabados y planchas acoge 9.467 piezas que corresponden a cinco centenares de autores tanto nacionales como extranjeros, adquiriendo singular importancia  la colección de 680 grabados de las “Antigüedades de Roma”, de Giovanni Battista Piranesi. Entre los burilistas figuran Manuel Monfort, Tomás López de Enguídanos, Pedro Pascual Moles, Vicente Capilla, Tomás Rocafort, Rafael Esteve Vilella, Fernando Selma, Francisco Jordán, Teodoro Blasco Soler y Antonio Pascual y Abad.

La colección de dibujos evidencia uno de los conjuntos de mayor interés del patrimonio académico, depositado en el Museo de Bellas Artes. Fueron los profesores de la Institución los que aportaron el grueso de estos fondos cercano al millar, que comprenden desde el siglo XVI al XXI, de temática religiosa y  profana, destacando además la colección de “Ornatos y Flores”, hallándose representados, entre otros, Juan de Juanes, Pedro de Orrente, Luca, Cambiaso, Francisco Ribalta, Esteban March, Mariano Brandi, José Vergara, Francisco Brú, Benito Espinós, Francisco de Goya, Vicente López, Rafael Ximeno, Manuel Monfort, Rafael Esteve, Andrés Crúa, José Zapata, Bernardo Llácer, José Romá, Miguel Parra, José Rosell y Luis Antonio Planes.

La Sección de Diseños y Planos de la Academia debe su recopilación a la Sección de Arquitectura, con un fondo estimado en 1.587 láminas, correspondiendo en su mayoría a ejercicios de docencia (órdenes arquitectónicos y detalles, proyectos, templos, capillas,…), expedición de los títulos de arquitecto y de maestro de obras, y de Concursos Generales, constando diseños de Antonio Rubio, Cristóbal Sales, José Ribelles, Joaquín Martínez, Antonio Marzo, Timoteo Calvo y José Z. Camaña y Burcet.

Y la colección fotográfica -parte de ella depositada y expuesta en el IVAM-, consta de diversos daguerrotipos, de varias impresiones de Talbot,  de fotografías de Charles Clifford y de monumentos valencianos de Pascual Pérez, y de una colección de fotograbados que corresponden a las ilustraciones de la revista Archivo de Arte Valenciano, hasta la contemporaneidad.

REAL ACADEMIA DE BELLAS ARTES SAN CARLOS

  • Calle de Sant Pius V, 9, 46010, Valencia
  • Teléfono: 96 369 03 38

 

 

Fuentes:

 

Compartir238
Twittear
+1
WhatsApp
238 Compartir