Millares es, para muchos, la gran desconocida de La Canal de Navarrés, provincia de Valencia, una población de poco más de 350 habitantes que esconde, entre sus numerosos reclamos, un rinconcito digno de visita: la segunda cascada más grande de la Comunidad Valenciana, un salto vertical de más de 60 metros de altura.

Hasta hace no mucho, al llamado Tollo Jorge, más conocido por muchos como el Monstruo de Millares -su nombre viene dado por su gran rugido en la distancia, desde el pueblo, durante periodos lluviosos-, solo se podía acceder, de manera segura, de una forma, y era la de descolgarse practicando barranquismo acuático.

Había mucha gente, sin embargo, que intentaba acceder o bajar al Monstruo, a pie, por la llamada senda de Sansón, algo que a muchos les ha costado un disgusto, ya que ha habido mucha gente que ha tenido que ser rescatada por la peligrosidad del acceso.

Ahora, aunque acceder el Monstruo de Millares sigue entrañando algo de peligro y conlleva extremar la precaución, ha sido “habilitado” su acceso a pie desde mayo de 2019, por lo que muchos podréis intentar llegar hasta él a través de una bajada que os pondrá a prueba y, a de regreso, realizar su “duro” camino de vuelta de ascensión.

Para aquellos que quieran ir hasta el Monstruo, deben tomar el camino que conduce hacia El Castillet, un sendero de bajada -indicado como “El Castillet, 850 metros”-, que hay antes de la salida de la población, por la carretera principal, en dirección Bicorp, justo antes de la curva y el último paso de cebra. Desde ese punto, tenéis que bajar al lecho del barranco, el cual suele llevar agua, y seguir su curso a mano izquierda. Este barranco, sin embargo, no es el que da caudal al Monstruo, ya que la gran cascada recibe agua de numerosas fuentes de la Muela de Cortes, del llamado Barranco del Nacimiento.

Durante el recorrido dejaréis atrás la Fuente de las Donas (una fuente que hay junto a una bifurcación a la derecha) y un antiguo molino -en concreto el Molino del Señor Pere-, además de un pequeño puente arqueado que hay casi a los pies del castillo con vistas a la antigua primera fábrica de la luz de Millares. Después del puente, veremos el Molino de los Moros y un pino casi derribado y, junto a él, el comienzo de la bajada de la senda del Sansón, donde su primer tramo es unos 20 escalones de cemento y, después, sendero hasta llegar a la llamada pedrera, lugar donde debéis extremar la precaución por ser una empinada cuesta de piedras amontonadas, un camino que está mejor habilitado que años anteriores por muy difícil que parezca su bajada.

Una vez lleguéis al pie de la base de la cascada, solo os queda disfrutar de uno de los mejores rincones de la Comunidad Valenciana con conocimiento (por favor, recoged los residuos que generéis y respetad la fauna). Para volver, tenéis que retroceder por vuestros pasos.

Vista desde la base de la cascada del Tollo Jorge, el Monstruo de Millares.

Si en algún tramo observáis dificultad, armaros de paciencia y pensad con cabeza para bajar o ascender, además de tener mucho cuidado con las caídas.

PINCHA AQUÍ PARA VER FOTOGRAFÍAS DE NUESTRA VISITA AL MONSTRUO DE MILLARES

 

 

 

 

1K Compartir
Compartir1K
Twittear
WhatsApp
Email