A las afueras del núcleo urbano de la villa de Altura, Castellón, el visitante puede encontrar una auténtica joya de la naturaleza, conocida tan solo, en su gran mayoría, por los vecinos de la población -de hecho, no aparece ni marcada en Google Maps-.

Hablamos de los Pocicos -que es así como los conocen en la población-, unas piscinas naturales también llamadas Pozos de la Mena o pozos de la Rambla de la Mena, rambla más correctamente dicha Rambla Seca O de Uñoz.

El paraje, habilitado con diversas mesas en la zona, en pozas más arriba de la caída del barranco, y un par de accesos a las pozas de formaciones naturales -hay unas pequeñas escaleras, aunque el puente ya desapareció- es una formación kárstica configurada por el agua dando lugar a unas bonitas piscinas naturales que, durante todo el año, son alimentadas por los diferentes manantiales que emanan de las montañas colindantes para formar parte del curso de la rambla.

La curiosidad del lugar es que, tal y como indica un cartel que hay en la zona, se encuentra en pleno corazón de la Serra Calderona, en uno de sus límites, por lo que se trataría de unos de los rincones más desconocidos del que es uno de los parques naturales más bonitos de la Comunitat Valenciana.

SI PINCHAS AQUÍ, PODRÁS VER MÁS DE 40 FOTOGRAFÍAS DE LOS POCICOS DE ALTURA.

Como este lugar no está marcado en el GPS, nosotros nos hemos encargado de localizarlo en las coordenadas 39.830143, -0.561962, tal y como podéis ver a continuación. Os pedimos, además de máximo respeto por el entorno -si generáis basura, os la lleváis con vosotros- y prudencia, pues no debéis de saltar desde lo alto de una de las pozas para evitar accidentes, en una de las más profundas.

Los Pocios del Barranco de la Mena de Altura. Foto valenciabonita.es


 

 

 

2K Compartir
Compartir2K
Twittear
WhatsApp
Email