• La Sagrada Familia de Barcelona amanece con una gran Senyera Valenciana en una de sus torres.

A primeras horas de la mañana, una parte de la ciudad de Barcelona se ha movilizado por completo por culpa de un acto calificado como grave por parte de la alcaldesa Ada Colau. De camino al trabajo, casi llegando, Pep L. G. observa que todo el mundo está mirando al cielo, incluso desde la carretera, donde puede verse a coches que están parados con personas asomadas desde la ventanilla para mirar por encima de sus hombros.

Ante la curiosidad de ver tanta gente alzando la vista, decide hacer lo mismo y dirigir su mirada a lo alto del que lleva siendo su trabajo durante años: la Sagrada Familia de Barcelona. Nada más alzar la vista, a Pep se le cae la carpeta que llevaba en su mano tras ver como en una de las torres de la Sagrada Familia se ve una gran Senyera Valenciana ondeando. “Déu n’hi do”, “Apa-l’hi!” o “Si em punxen no em surt sang”, son algunas de las frases que se oyen entre los que están al pie de uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad Condal.


Rápidamente se oyen sirenas acordonando la zona: son los Mossos d’Esquadra. La prensa no tarda en acudir. Es el propio Pep quien cuenta los hechos a la agencia LEFA tras unas breves declaraciones: “Ha sigut segur un capsigrany. Un vulgar mitja merda”. De repente empiezan a caer naranjas del cielo. Ante estos hechos, todo el mundo se pone a cubierto para refugiarse, entretanto que los allí presentes no salen de su asombro mientras escuchan gritos de terror por parte de algunas personas: “Són els valencians, ens estan invadint. ¡Salve’s qui puga!”.

La rápida intervención del GEI (Grupo Especial de Intervención) especializado en actuaciones de alto riesgo y de las unidades caninas que los acompañan, interceptan en lo alto de una de los torres al que al parecer estaba realizando los lanzamientos de naranjas. Se trata de Visent B. L., llauraor natural d´Algemesí de 50 años, que además, todo parece indicar, ha sido también el autor de la colocación de la Senyera Valenciana en lo alto del Templo Expiatorio.

A la salida de la Sagrada Familia y antes de subir al furgón de los Mossos d’Esquadra, Visent ha comenzado a gritar “la taronja era barberina, mal naixcuts. ¡Vixca lo Regne de Valéncia, moniatos!”.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha calificado el incidente de grotesco y atentado turístico en toda regla. Por su parte, Carles Puigdemont, President de la Generalitat de Cataluña desde Bélgica, ha restado importancia al hecho y no ha querido hacer declaraciones hasta que los Mossos interroguen y avancen la investigación de cómo pudo subir aquel hombre sin estar todavía abierto el monumento. Tan solo ha manifestado que es un leve hecho que no cambia en absoluto los planes de futuro de la república catanala. 

Por último, grupos de radicales independentistas, encabezados por militantes de la CUP y simpatizantes de Arran Països Catalans, se han manifestado exprimiendo zumo de naranja al poco de la detención del valenciano a las puertas de la Comissaria de los Mossos d’Esquadra de Ciutat Vella, donde, todavía, se encuentra el Visent. 

 

 

 

 

Compartir2K
Twittear
+1
2K Compartir