• Las Hermanas de la Caridad y las asiladas de la Casa de Beneficència, establecimiento dependiente de la Diputació, se encargaron de encapsular los restos del tejido original en una red de seda valenciana.
  • La Senyera del siglo XVI se depositó en una vitrina del Archivo Municipal dada su fragilidad. El artesano Eduardo Sanchis Romero confeccionó 3 réplicas, una de ellas la de la Procesión Cívica.

Las hermanas de la Caridad y las asiladas de la Casa de Beneficència, establecimiento dependiente de la Diputació de Valencia desde 1858 y hoy convertido en centro cultural de titularidad provincial, restauraron entre diciembre de 1927 y mayo de 1928 la Real Senyera de 1545 que se conserva en una vitrina del Archivo Histórico Municipal de Valencia.

Esta pieza del siglo XVI fue entregada por el Ayuntamiento de Valencia a la Casa de Beneficència el 16 de diciembre de 1927 para que las especialistas del taller de bordados artísticos se encargaran de restaurarla. Los trabajos duraron cinco meses y consistieron básicamente en encapsular los restos del tejido original en una red de seda valenciana confeccionada expresamente para proteger la Senyera.

La devolución de la Senyera al Ayuntamiento se produjo el 11 de mayo de 1928, en un acto público que, al igual que la entrega, contó con la presencia, entre otros, del entonces presidente de la Diputació, José Mª Carrau; el Marqués de Sotelo, alcalde de Valencia; los secretarios de ambas instituciones, Francisco Monleón y Tomás Giménez Valdivieso; la superiora de la Comunidad, sor Juliana Blanc; y la directora del taller de bordados artísticos, sor Amparo Borredá, así como asiladas, concejales y diputados provinciales.

Este momento histórico lo captó el objetivo del fotógrafo valenciano Vicente Barberá Masip. Un artículo del diario ‘Las Provincias’ publicado el 17 de diciembre de 1927, el día después de la entrega de la Real Senyera a la Casa de Beneficència para su restauración, ha permitido conocer la autoría de las imágenes conservadas en el Archivo General y Fotográfico.

Las ‘gemelas’ de la Senyera

Una vez devuelta la Real Senyera tras pasar por el taller de bordados de la Casa de Beneficència, el Ayuntamiento decidió encargar una réplica del símbolo de las valencianas y los valencianos, dada la fragilidad de la pieza original tras la restauración. El trabajo se encargó al artesano Eduardo Sanchis Romero, al tiempo que la Senyera de mediados del XVI se depositaba en una vitrina del Archivo Histórico Municipal, donde puede verse en la actualidad.

Sanchis Romero confeccionó la Real Senyera que cada 9 d’Octubre protagoniza la Procesión Cívica entre el consistorio y la Catedral, pero también confeccionó dos ‘gemelas’ de la Senyera que recorre las calles del corazón de la ciudad el Día de la Comunitat Valenciana. Una de ellas se conserva en el Museo del Colegio del Arte Mayor de la Seda de Valencia y la otra, que se depositó sobre el féretro de Vicente Blasco Ibáñez, es propiedad de un partido político.  

Entrega de la Real Senyera a la Casa de la Beneficència el 16 de diciembre de 1927

Devolución de la Real Senyera al Ayuntamiento el 11 de mayo de 1928

 

 

¿Sabías que la Real Señera no se inclina ante nada ni nadie, solamente ante Dios?

 

 

 

 

Compartir435
Twittear1
WhatsApp
+1
436 Compartir