Dentro del término municipal de Segorbe (Castellón), y en pleno Parque Natural de la Sierra Calderona -además de estar dentro de la llamada ruta de las Masías-, se encuentra una de las joyas naturales más importantes de la Comunitat Valenciana, un olivo milenario que ha sobrevivido al paso del tiempo, los humanos y otros factores.

Se trata de la Morruda, una olivera de la que aseguran que tiene una edad aproximada de 1500 años y que es propiedad de los Hnos. Cortés. Esta joya se encuentra situada en el Mas de Ferrer o Masía Ferrer, bajo las coordenadas de Google Maps 39.770076, -0.459755, siendo rehabilitada y recuperada en abril de 1995.

Se cuenta que antiguamente, esta olivera, era mucho más grande de lo que es ahora, pero que, con el paso del tiempo, las podas han mermado su altura y envergadura hasta los casi 8 metros de altura desde el suelo hasta la punta de la copa, los casi 15 metros de diámetro de la copa o los casi 7 metros de diámetro del tronco.

Un curioso texto junto a la olivera, apenas legible, nos sugiere la historia vivida y el respeto que a lo largo de los años han tenido nuestros antepasados por este gran árbol milenario, testigo mudo de los siglos pasados.

Mis primeros recuerdos quieren ser romanos, aunque mi niñez ya fue visigoda y, muy pronto, mora. Por aquí pasó Jaume I camino de la conquista de Valencia.

 

He visto pasar siglos de la historia de los humanos, con sus alegrías y penas. Y, generación tras generación, todos me han cuidado por considerarme el padre de todos sus olivos.

 

Como dice uno de mis más antiguos amigos, un anciano que me visita cada día: “es ahí donde uno descansa tranquilo a pensar como antes, con el alma y sin mirar atrás”.

PINCHA AQUÍ PARA VER FOTOS DE NUESTRA VISITA A LA MORRUDA DE SEGORBE.

La Morruda de Segorbe. Foto valenciabonita.es


 

 

 

4K Compartir
Compartir4K
Twittear
WhatsApp
Email