La Ruta a la Presa de Isbert es una pequeña ruta ideal para realizar con los niños, un corto paseo que, sin embargo, es un agradable trayecto en un entorno único como son las gargantas del río Girona o el Barranc de l’Infern, éste último conocido la llamada catedral del senderismo que muchos conocen como la ruta de las Escalas de los Moros, 6.873 escalones excavados en la roca.

Para quien no lo sepa, la Presa de Isbert se sitúa en el paso más estrecho del río Girona, a su paso por el Barranc de l’Infern, y pertenece al municipio de Vall de Laguart (Marina Alta, Alicante). La presa, una pequeña construcción abandonada en la actualidad, fue proyectada a finales del siglo XIX, aunque se construyó entre 1928 y 1944, abandonándose por problemas de filtración al presentar problemas de permeabilidad del terreno derivados del material edáfico que podemos encontrar en la zona, lugar donde predominan los terrenos calcáreos favoreciendo la formación de acuíferos.

Al lado de la presa, a unos 200 metros, se excavó un pozo, llamado el Pozo u Hoyo Lucifer, y aunque en 2013 se estudió la posibilidad de construir una segunda presa de Isbert, para disminuir el riesgo de inundaciones del río Girona, está abandonada y sin uso alguno, tan solo hace de retención de aguas torrenciales.

La construcción de esta presa siempre ha estado en la cabeza de los regantes de la zona, pero por motivos económicos y geológicos el proyecto se ha desechado durante numerosas ocasiones, hasta que en 1939, gracias a una subvención del Estado del 80% del importe, se reinició el proyecto y se llevó a cabo. Sin embargo, todos los estudios realizados del terreno no fueron suficientes para darse cuenta que, debido a la permeabilidad del terreno (muy kárstico), la presa no tenía ningún sentido, puesto que el agua se infiltra en en suelo y a través de las paredes y no se acumula.

 

masalladelaciudad.com


La mejor forma de acceder a esta ruta, de la manera más sencilla, es la que proponen desde masalladelaciudad.com con numerosas fotografías, un recorrido de apenas 600 metros que os llevará a la presa por su acceso Este desde Orba, por lo que es perfecta para realizar toda la familia y se puede hacer en menos de una horita ida y vuelta por el mismo trayecto.

Se trata de realizar un pequeño trayecto a través del PR-CV 181 del sendero de Vall de Laguart – Serra del Penyo Roc, donde para llegar al punto que nos indican desde el blog de masalladelaciudad.com tendremos que tomar la avenida de Pego del pueblo de Orba en dirección a la población de Tormos, tomando poco después la CV-721 en dirección La Vall de Laguar, a la izquierda de la carretera hacia Tormos. Poco después, al rato, dejaréis a vuestra izquierda una urbanización, para más adelante meteros en un camino que sale hacia abajo, a la derecha y sin indicación alguna, camino que será el que os conduzca a una casa semiabandonada donde podréis dejar el coche y comenzar el trayecto de los 600 metros de ida hasta la presa.

Si podeu anar quant el Girona es desborde, es impresionant vorer la cascada que es crea. No oblideu baixar al toll blau. Un petit llac que hi ha molt prop (OJO CON IR CUANDO HAYAN TORRENCIALES, NO ES MUY RECOMENDABLE).

 

A. Miralles

Tenéis que saber que el último tramo, el de la pasarela de acceso a la presa, está vallado, además de que hay una puerta con candado que prohíbe el paso, evitando así que la gente entre por la zona alta de la presa. Sin embargo, podéis acercaros a la parte baja de la presa, siempre con sumo cuidado y nunca después de lluvias, sobre todo torrenciales.

Llegaréis a un punto donde tendréis marcas de sendero blanca y amarilla, donde por arriba, la izquierda, os encontraréis el camino cortado, y por abajo, por donde sí podéis ir, el cauce del río.

Por cierto, para llegar a la presa, en los 600 metros, se accede andando tras pasar un túnel desde Orba, cavidad en la que casi se hace imprescindible llevar linternas para pasar por él.

La idea de la construcción de una presa viene de lejos, concretamente del siglo XVIII. Ya Cavanilles, en 1792, en las célebres “Observaciones”, hablaba de la hipotética construcción de un pantano en la zona: “…uno de los mayores barrancos del reyno es el llamado Infierno (…) Sería largo describirlo sume curso con los precipicios, quebradas y abismos que presenta. No he visto en el reyno sitio más oportuno para hacer un pantano. Es el Estrecho de Isbert y tiene en la base 4 metros y en la superior 8,35…”.

 

auntirdepedra.com

Otro artículo que cuenta la historia de la Presa de Isbert, aporta fotografías y ofrece un trayecto para conocerla es la web de alicantediferente.com, así como también se ofrece otra opción algo más complicada para realizar, una variante, desde auntirdepedra.com, quien explica muy bien su historia.

La Presa de Isbert, abandonada y sin uso alguno, en la actualidad sólo hace de retención de aguas torrenciales, lo que ya le da cierto valor, pero como comentábamos la falta de mantenimiento hace que genere muchas dudas ante una posible rotura de la presa.

 

alicantediferente.com

También podéis seguir las indicaciones de planeamoverte.com donde recomiendan el restaurante Venta El Collao, la ruta de Wikiloc de TRIKINEITOR o las del www.elgatho.com, quien también ofrece otra alternativa para llegar a conocer la Presa de Isbert. Ojo, recordad que hay una puerta con candado que impide el paso en el último tramo, por lo que NO debéis hacer caso omiso a la prohibición y que, en todo caso, es vuestra responsabilidad actuar de manera ilegal si, finalmente, se os ocurre pasar por el lateral para evitar dicha puerta.

Una variante muy chula de unos 13 kilómetros, ya más exigente y sin niños, puede ser la de geoelx.blogspot.com, un recorrido por la Presa de Isbert y la Cova Santa de la Vall de Laguart.

 

 

 

 

Fotos del collage de portada de Fco Javier Alonso Martín

 

917 Compartir
Compartir917
Twittear
WhatsApp
Email