El Balneario de la Alameda, un edificio de época de la Exposición Regional de 1909, fue construido en 1908. De tradición constructiva del siglo XIX, academicista y modernista-historicista, es obra del arquitecto Ramón Lucini Callejo (1852-1939). En origen fue el Asilo de Lactancia para los “Hijos de las Cigarreras”, pero no destinado para las cigarreras hasta el traslado de la “Fábrica de Tabacos” en 1914, una vez que ya fueron terminadas las exposiciones y efectuadas las reformas necesarias para el uso destinado.

En la actualidad, el Asilo de Lactancia, fue convertido en el Balneario de la Alameda, siendo un balneario de propiedad municipal gestionado por una empresa privada (aunque en origen era propiedad de la Universitat de Valencia). Reabrió sus puertas en noviembre de 2006 tras haber permanecido cerrado durante 26 años. Hasta hace poco la empresa que lo gestionaba entró en liquidación tras no superar el concurso de acreedores, pero a finales de 2016 fue reabierto de nuevo. 

El manantial de las aguas mineromedicinales del Balneario de la Alameda, de origen magmático, surge a 632 mts. de profundidad. El hallazgo de estas aguas se produjo como consecuencia de una prospección petrolífera del Instituto Geominero en los años 20, detectándose la actual bolsa de agua termal mineromedicinal con una temperatura constante de 43º C, siendo estas aguas hipertermales Cloruradas Sódicas, Sulfuradas (moderadamente), Magnésicas y Sulfatadas (moderadamente), siendo declaradas de utilidad pública, por Orden Ministerial, el 30 de abril de 1951.

La historia de las aguas termales de este lugar nace en 1930, tal y como nos cuenta Julio Cob en la valenciablancoynegro.blogspot.com.es, donde todo fue a raíz del suspenso por una Real Orden un conflicto entre el Ayuntamiento de Valencia y los huertanos por un problema de aguas en 1927, motivo por el cual se decidió realizar perforaciones en los términos de Burjasot y de Valencia, siendo el lugar elegido en la capital los terrenos próximos a donde se habían celebrado la Exposición Regional de 1909. 

La perforación del suelo cercano a la Alameda comenzó en 1929, siendo sorpresa que al superar la profundidad de los seiscientos metros, en julio de 1930, comenzó a salir agua termal a una temperatura por encima de los 40º con un caudal de 25 litros por segundo. Y con tal fuerza, que alcanzó los quince metros de altura. Las fotografías que aporta Julio a su artículo relatan lo ocurrido por aquel entonces.

Balneario de la Alameda, Valencia. Foto valenciabonita.es

Sobre el edificio: 

El edificio se dispone sobre una planta curva, sensiblemente alargada, que muestra su concavidad en su fachada exterior en la que se subraya la presencia del acceso mediante un discreto pórtico de líneas neoclásicas. La distribución de las zonas de trabajo se realiza en torno a dos patios interiores que iluminan y permiten la adecuada ventilación de la estancia principal a la que se accede desde el exterior a través de un pequeño pórtico neoclásico: la Sala de Cunas, en donde los lactantes quedaban al cuidado de las religiosas mientras sus madres trabajaban en la fábrica.

Una pequeña zona de servicios y una capilla completaban la distribución del edificio. De marcado carácter ecléctico destaca su correcto tratamiento del ladrillo, vagamente historicista, con discretas entrecalles decoradas con azulejo blanco y azul, formando una agradable estampa decimonónica. En el frontis del edificio una cartela con una inscripción que dice:

“El Ateneo Mercantil perpetuando el recuerdo de la Exposición Regional Valenciana iniciada por su presidente don Tomás Trenor Palavicino construyó este edificio para Asilo de Lactancia y párvulos hijos de cigarreras, que fundó en 1873 el rey don Amadeo de Saboya. Año 1909”.

Balneario de la Alameda, Valencia. Foto valenciabonita.es

Actualmente el edificio se distribuye de la siguiente forma: en la planta baja, se encuentra la recepción. En la planta semi-sótano, se encuentra la piscina activa cuya cubierta es una gran claraboya, que permite la entrada de luz en todo el área. En el patio interior está situada la Terma Romana y diferentes instalaciones. En la planta superior, las cabinas de tratamientos de belleza, junto con una zona de descanso. Estas instalaciones se completan con un gimnasio y varias terrazas.

SI PINCHAS AQUÍ PODRÁS VER UN ÁLBUM DETALLE CON MÁS DE 20 FOTOGRAFÍAS DEL EDIFICIO

Intervenciones:

  • Rehabilitación por la promotora Onofre Miguel (2003).
  • José ramón de Miguel Giménez (2005-2006).
  • Carolina Tárrega Marques (2005-2006).

Otros usos del edificio además de Guardería y Balneario:

  • Cuartel de la Policía Nacional.
  • Taller.
  • Retén de bomberos.
  • Sede de la Policía Local.
  • Escuela Universitaria de graduados sociales.

 

 

Fuente:

Comparte, si te gusta, en alguna de las siguientes redes sociales: 

Compartir4K
Twittear
+1
WhatsApp
4K Compartir