Entre las múltiples fiestas que se hicieron en España por la proclamación de Carlos IV, no podían faltar las de la ciudad de Valencia, convertida durante el mismo siglo, tras el Decreto de Nueva Planta que abolió las leyes e instituciones propias del Reino de Valencia, en una ciudad más de la Monarquía Hispánica al servicio, por desgracia, de los borbones. 

Por entonces, se fijaron mencionadas celebraciones para los días 13, 14 y 15 de febrero de 1789 -viernes, sábado y domingo-, pero hubo que retrasarlas por unas incidencias a los días 19, 20 y 21 -jueves, viernes y sábado-.


En el dibujo que aquí se presenta -uno de los tres grabados que han quedado como testigo de aquella celebración, todos ubicados en la Biblioteca Digital Hispánica de la Biblioteca Nacional de España-, se reproduce los ornatos que se hicieron en el Ayuntamiento de nuestra ciudad -conocido aquel desaparecido edificio como Casa de la Ciudad de Valencia- para una de las salas que se decoraba, en este caso la Sala del Real Pendón de la Casa de la Ciudad de Valencia, que coincide con la descripción recogida en la “Relación de las fiestas celebradas en Valencia (1789)”.

Sala del Real Pendón del Ayuntamiento de Valencia -Casa de la Ciudad-, grabado anónimo de 1789.

La Sala del Real Pendón estaba cubierta de cortinajes de damasco pajizo. Sobre ellos, varios colgantes de flores, primorosas estatuillas, cinco espejos y muchas lumbreras. Pendían del techo doce arañas de cristal de varios tamaños; en su frente, un rico dosel de damasco carmesí con franjas de oro formado a modo de pabellón, donde debía colocarse el Real Pendón; bajo del dicho dosel, el retrato de su Majestad con traje de corte –haciendo referencia a Carlos IV-, en la parte inferior un sitial de tres gradas, y sobre ellas una almohada de terciopelo carmesí; a un lado estaba el baúl donde se conserva el Real Pendón, aforrado también de terciopelo carmesí, y cerrado con tres llaves con las Armas de la Ciudad en los Escudos. El suelo estaba cubierto con una magnífica alfombra.

 

Descripción que aparece en “Relación de las fiestas celebradas en Valencia en los días 19, 20 y 21 de febrero de este año 1789 con motivo de la proclamación del rey Carlos IV”.

Sobre el retrato que se lucía en mencionada estancia, con descripción de Carlos IV con traje de corte, se desconoce su autoría, bien pudiera ser de José Vergara, que pintó los de la fachada, aunque también es cierto que la subida al trono de Carlos IV dio ocasión a que se realizaran numerosos retratos suyos.

Para quien no lo sepa, la Casa de la Ciudad -lo que hoy llamaríamos Ayuntamiento de Valencia-, fue uno de los edificios civiles más importantes de la ciudad de Valencia. Fue sede del consejo municipal desde el siglo XIV hasta mediados del XIX, época en que el Consistorio se traslada y decide su demolición. El edificio estaba situado en el jardín que hay al lado del actual Palacio de la Generalitat, y en el que gobernaban los juristas de la ciudad.

La primera sede de justicia del municipio valenciano fundado tras la conquista de Jaime I en 1238, fue un edificio situado entre las plazas de la Almoina y del Arzobispo, junto a la catedral, pero en 1311 el rey Jaime II autorizó la venta de esa casa y la inversión de lo obtenido en la construcción de otra nueva. La Casa de la Ciutat se edificó frente a la puerta de los Apóstoles, al otro lado de la Catedral, al principio de la calle llamada de las Cortes, por los tribunales que tenían su sede también en el Palacio Municipal. Hoy el solar está ocupado por los jardincillos del palacio de la Generalitat, frente a la plaza de la Virgen, pero en la Edad Media, la Casa de la Ciudad estaba delimitada por las calles de las Cortes (desaparecida con las reformas modernas de la plaza), de la Bailía (que la separaba del palacio de la Generalitat), de los Hierros de la Ciudad y del Reloj Viejo. Tras una etapa de construcción lenta, comenzó su uso, el 27 de octubre de 1342, como ayuntamiento, tribunal y cárcel.

Dado que a mitad del siglo XIX el edificio municipal amenazaba ruina, fue derribado entre 1859 y 1860, y sus dependencias se trasladaron al actual edificio del Ayuntamiento, por entonces conocido como Casa de Enseñanza de niñas, creada por el arzobispo Mayoral en el siglo XVIII.

 

 

Fuentes:

  • Relación de las fiestas celebradas en Valencia en los días 19, 20 y 21 de febrero de este año 1789 con motivo de la proclamación del rey Carlos IV. Autor Josef Estevan y Cervera, edición en Valencia en la Imprenta de Josef Estevan y Cervera, que se hallaba en la Librería de Justo Pastor Fuster. Se encuentra de manera digital en bdh.bne.es.
  • El dibujo está titulado como “Salón del Ayuntamiento de Valencia, adornado con el solio real, en la proclamación de Carlos IV y María Luisa”, obra anónima del siglo XVIII. Catálogo de la colección de dibujos de arquitectura y ornamentación de la BN. S. XVIII. 2009, n. 274. Se encuentra de manera digital en bdh.bne.es.
  • Grabado extraído de “Carlos IV, Rey de España, Proclamación
  • La Desaparecida Casa de la Ciudad de Valencia, Jaime Ramos Grimaldos. Grado hª del arte 3ºB, alojado en mupart.uv.es.

 

 

 

Compartir33
Twittear
+1
33 Compartir