• La Cervecería Río Mundo es un auténtico templo de las cervezas, un referente en Torrent y en la provincia de Valencia gracias a sus 34 años de historia y sus más de 500 referencias de cervezas europeas que hay en su local.
  • Durante muchos años, ha sido considerada como una auténtica referencia en el mundo de las cervecerías, siendo reconocida como tal dentro y fuera de nuestro país.
  • Cuentan con la particularidad de que son los únicos que hacen un auténtico maridaje al completo, donde te explican la cerveza, su procedencia y la historia que tiene, todo ello en el momento en que te la sirven.
  • Recomendable reservar en el teléfono 96 157 36 99, ya que es un local pequeño, aunque cuenta con terraza durante el verano. Horarios de apertura de martes a sábado desde las 20:00 horas (llamar a partir de ese horario para reservas). 

Para muchos, Cervecería Río Mundo, ubicada la calle del Juez Angel Querol nº2 de Torrent (Valencia), es el templo por excelencia de las cervezas en Valencia, el lugar donde buscar el Santo Grial de las cervezas, sobre todo porque es en este rincón donde aquellos que se dejen llevar, disfrutarán de una experiencia única para disfrutar de cervezas de importación y, lo más importante, conocer al detalle la cerveza que están tomando.

Este templo cervecero cuenta, en estos momentos, con 34 años de historia -local fundado por don Carlos Muñoz-, lugar donde podréis degustar alguna de sus más de 500 referencias de cervezas europeas -en especial las belgas, consideradas las mejores cervezas del mundo por su tradición, proceso de elaboración y grandes sabores-.

Cervezas dulces, amargas, negras, tostadas, rubías, añejas, de trigo, afrutadas, multicereales, de cebada…el sabor y el tipo de cerveza que imagines, está en Río Mundo gracias a que disponen de cientos de las mejores cervezas del mundo.

Y todo ello junto con un maridaje culinario de la variada carta de tapas que dispone, contando con montaditos, tablas salchichas gigantes, costillas, codillo y alguna que otra sugerencia más, siendo todo un lujo disponer de un local tan histórico y cerquita que, próximamente, renovará un poco más su carta, según nos comentó su nuevo dueño en nuestra visita.

Lo que realmente destaca de este rincón donde sirven el llamado oro rubio espumoso es, sin duda alguna, la experiencia de maridaje, ya que cuentan con la particularidad de que, podría decirse, son los únicos que realizan un maridaje de cerveza al completo, donde te explican paso a paso la cerveza que te vas a tomar, la procedencia y su historia o alguna anécdota, todo ello en el momento de servirla.

La cervecería, como dato curioso, cuenta con la peculiaridad de haber sido elegida el local número 100 hermanado con la Abadía de Nuestra Señora de Scourmont, donde un propio monje del monasterio trapense de Chimay, Bélgica, fue quien se personó en Torrent para dicho nombramiento honorífico.

Algunas de las tapas que degustamos en Río Mundo

Fotos de nuestra visita a Río Mundo

En la actualidad, don Carlos Muñoz, fundador y antiguo propietario de la cervecería Río Mundo, se ha jubilado, pasando el testigo a uno de sus discípulos que, durante años, ha preparado para la continuidad de Río Mundo. Junto a este joven gran conocedor del mundo de la cerveza se ha unido uno de los clientes habituales de toda la vida, un empresario valenciano, quienes decidieron quedarse la cervecería para seguir con la tradición familiar de la familia Muñoz y así intentar seguir sorprendiendo a los clientes, día a día, con las mejores cervezas y una buena comida para hacer un buen maridaje.

LA HISTORIA DE RÍO MUNDO, UN HOMENAJE A CARLOS Y SU FAMILIA, LOS MUÑOZ:

  • La historia los Muñoz, una familia con gran tradición cervecera, abarca tres generaciones, quienes han dedicado su vida a satisfacer paladares sirviendo grandes cervezas.

La historia de la Cervecería Río Mundo cuenta con una tradición cervecera de más de 100 años, una historia que se remonta allá por el año 1909, momento en el que Juan Muñoz Rodríguez, el abuelo de Carlos Muñoz Gabaldón -el que fuera anterior propietario-, buscó la vida entre barriles de cerveza espumeante.

De Jumilla (Murcia) pasó por Valencia, trabajando en la ya famosa y desaparecida Casa Balanzá. Después de años de aprendizaje y experiencia, don Juan llegó a Barcelona. Rápidamente, destacó dentro de su profesión, llegando a ser un servidor del Hotel Ritz, teniendo el honor, entre otros, de servir a sus majestades los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia, donde podrían contarse numerosas anécdotas la familia hostelera.

Posteriormente, y después de casarse con Ramona Antón Polo y tener dos hijos, Juan hijo y Ramona, deciden volver otra vez a Valencia, donde Juan se consolidará como un auténtico cervecero.

Más tarde, y por problemas de salud de su hija, marcharon a Jumilla donde construyeron la cervecería más emblemática de la familia, la mítica Cervecería Bar Alhambra, lugar donde trabajaron y se iniciaron varios miembros de la familia Muñoz.

Con el tiempo, Juan hijo continuó la saga en Jumilla y, posteriormente, en Hellín. Años después, ya en Valencia, doña Primitiva Gabaldón Rueda, madre de Carlos Gabaldón, continúa la tradición hostelera montando una hospedería.

Después de 1976, la mujer de Carlos, María Concepción Anaya, y el propio Carlos, comienzan su etapa hostelera cervecera, quienes años más tarde montarían Río Mundo. Otros familiares, como su hermano Diego Muñoz, cantante de profesión, también se incorporaron a la tradición familiar, todo ello en el montaje de primero en un pub y luego una bocatería, Don Diego, donde también existe tradición con el hijo de una tía de Carlos o el primo por parte de un tío abuelo.

 

 

 

 

856 Compartir
Compartir856
Twittear
WhatsApp
Email