En pleno barrio de Ruzafa, Valencia, se encuentra un curioso local de copas muy peculiar y original: la Bella de Cádiz -calle Cádiz nº54-, una especie de museo de reliquias y antigüedades que más bien podría pasar por un rastro antes que por un bar de copas.

Para quienes se acerquen a la Bella de Cádiz, como nosotros hicimos, podrán encontrarse un local con aires barrocos y con un ambiente especial gracias a los elementos de atrezzo que allá se disponen, una especie de anticuario recargadísimo y súper bizarro, muy tranquilo para disfrutar conversando, que cuenta con música y luz tenue.

Destaca que allá uno se puede tomar un gin-tonic de la casa o un mojito de varios sabores a precio especial, 7 euros, además de que tienen agua de Valencia, vino, cerveza o refrescos, siempre acompañado de unas galletitas como snack.

Os podéis imaginar que al entrar a este local, que abre de miércoles a domingo en horario de 19:00 a 02:00 horas, puede parecer que estás en el rastro de Valencia, lugar donde puedes encontrar desde trajes de valenciana, muñecos y máscaras extrañas, lámparas antiguas, cuadros, televisores, mobiliario o radios de hace mucho tiempo, un sinfín de objetos curiosos y raros que conforman una decoración sobrecargada en este singular bar de copas -de hecho, cada cierto tiempo cambian la decoración porque los objetos están en venta-.

La decoración puede ser algo tétrica, sobre todo porque uno de los aseos está lleno de muñecas y un carrito de bebe que da un poquito de “yuyu”, pero en general, vuestra visita bien seguro que servirá para disfrutar de una copa observando los cientos de reliquias que tienen.

La Bella de Cádiz, Valencia. Foto valenciabonita.es

La Bella de Cádiz, Valencia. Foto valenciabonita.es

Por cierto, lo malo es que, según nos cuentan, se llena bastante -sobre todo en fin de semana-, por lo que es posible que no os podáis sentar o que tengáis que tener paciencia.

 

 

 

2K Compartir
Compartir2K
Twittear
WhatsApp
Email