José Julián Martí Pérez, nacido en La Habana el 28 de enero de 1853 -cuando aún Cuba estaba bajo el dominio español-, fue un político republicano democrático, masón, pensador, escritor -perteneciente al movimiento literario del modernismo hispanoamericano-, periodista, filósofo, poeta cubano, simpatizante del alzamiento de 1868 -siendo deportado en 1871 a España por conspirador, además de ser expulsado nuevamente a finales de los 70, en 1879 a Santander-, y mártir revolucionario, creador del Partido Revolucionario Cubano y organizador de la Guerra del 95 o Guerra Necesaria, llamada así a la Guerra de Independencia de Cuba.

Para los cubanos está considerado como un Héroe Nacional, a pesar de que el dominicano Máximo Gómez Báez (18 de noviembre de 1836 – 17 de junio de 1905), militar de la Guerra de los Diez Años y General en Jefe de las tropas revolucionarias cubanas en la Guerra del 95, está considerado, comúnmente, como el libertador cubano.


A pesar de esta última información, el propio José Martí es conocido de manera popular como el apóstol de la independencia de Cuba. El título de apóstol se debe al paralelismo que se encuentra en su vida con la de los apóstoles cristianos, no por el hecho de hacer milagros, sino por el nivel de sacrificios que Martí hizo en su vida en aras de la libertad de la patria cubana.

La relación de los dos personajes citados es que Máximo Gómez firmó con José Martí el Manifiesto Montecristi el 25 de marzo de 1895, mediante el cual asumieron el compromiso de ir a Cuba a luchar por la Independencia, donde ya un mes antes, el 24 de febrero de 1895, por órdenes de Martí, se levantan 35 aldeas en el Oriente de Cuba en lo que se ha dado en llamar el Grito de Baire.

El Manifiesto de Montecristi es un documento oficial del Partido Revolucionario Cubano en el que se exponen las ideas en las que se basó José Martí para organizar la guerra de independencia cubana de 1895. Fue firmado por José Martí y Máximo Gómez el 25 de marzo de 1895 en la localidad de Monte Cristi (República Dominicana).

Fue al morir José Martí el 19 de mayo de 1895, al caer en una emboscada en Dos Ríos, cuando el liderazgo de la Guerra contra el poder colonial de España fue encabezado por Máximo Gómez.

Martí fue uno de los iniciadores del movimiento modernista en el nuevo continente en la prosa y en el verso, hacedor también de una nueva forma de periodismo, gestor de una revolución heredera de los pensadores más avanzados y de las luchas redentoras que le precedieron, cuyos principios esenciales conservan indiscutible validez en la Cuba actual.

 

Palabras de Yazmina Rozas en un artículo publicado en “Diario de Avisos”, en Cuba. 

José Julián Martí Pérez, foto de dominio público.

Cuba se mantuvo como colonia española hasta finales de los años 60 del siglo XIX, donde en 1868 y al grito de “¡Viva Cuba Libre!” en la localidad de Yara, estalló la primera revuelta. Fue provincia española hasta la Guerra hispano-estadounidense de 1898, desatada a partir de la intervención de Estados Unidos en la guerra de Independencia cubana.

La existencia política de Cuba como provincia española es una verdad profundamente arraigada en todos los corazones“. Editorial del Diario de la Marina del 15 de diciembre de 1868.

JOSÉ MARTÍ, HIJO DE ESPAÑOLES, PASO PARTE DE SU INFANCIA EN VALENCIA:

José Martí fue hijo de una familia de pocos recursos económicos. Su madre era la tinerfeña Leonor Antonia de la Concepción Pérez y Cabrera, conocida como Leonor Pérez Cabrera, de La Orotava, siendo nieto de grancanario. Según palabras del artículo nacionyemigracion.cu, el propio Martí siempre decía que era mitad cubano y mitad canario –al ser cuna de su madre-, algo que destaca Ulises Barquín, cónsul de Cuba en Canarias. 

También los valencianos podemos presumir de cierta relación con nuestra tierra, puesto que su padre era Mariano de los Santos Martí y Navarro (Valencia, España, 31 de octubre de 1815 – La Habana, Cuba, 2 de febrero de 1887), conocido como Marià Martí Navarro -hijo de Vicente Martí Guillot y Manuela Navarro Beltrán-, un militar valenciano destinado en Cuba desde 1850, el cual ingresó en el Cuerpo de Artillería de su ciudad natal, Valencia, en la década de los cuarenta (1844), pasando con destino a La Habana con el grado de sargento primero al ser trasladada a la capital de la colonia la compañía de que formaba parte. Establecido en la capital, contrajo matrimonio con Leonor Pérez Cabrera el 7 de febrero de 1852 -a la que conoció en un baile-, donde justo un año después nace su hijo, el único varón, casualidades de la vida, de sus ocho hijos. 

Los padres de José Julián Martí Pérez

Mencionar, además, que el valenciano, padre del libertador cubano, tiene una escuela, bajo el nombre de Escuela Primaria de Don Mariano Martí Navarro, en la calle Paula, entre Egido y Picota, en el municipio de La Habana Vieja, considerado como Patrimonio de la Humanidad. En ese mismo municipio, estaría la casa donde nació el libertado cubano, hoy conocida como “La Casita de Martí” o Museo Casa Natal de José Martí, ubicada en la calle Leonor Pérez Nº 314. Esta casita de dos plantas con patio interior, construida a principios del siglo XIX con paredes de argamasa y techo de tejas a dos aguas, fue alquilada en el año en el que contraen matrimonio los padres de José Martí, recién casados en 1852, quienes ocuparon la planta alta del inmueble hasta 1856. Durante el período en que habitaron la vivienda nacieron en ella sus tres primeros hijos: el propio José Martí, Leonor Petrona y Mariana Matilde, donde más tarde deciden mudarse a otra casa, en la calle Merced, por la necesidad de ampliar el espacio porque la familia crecía.

convoca-la-casa-natal-de-jose-marti-a-concurso-de-artes-visuales

Casa Natalicia de Cuba de José Martí

Justo un año después del traslado, tienen que viajar a Valencia. El motivo de traslado y viaje a nuestra ciudad, de la familia al completo, fue por motivos de salud del padre de José Martí (entre 1857-1859), momento en el cual se establecen en una casa de la plaza del Miracle del Mocadoret -donde nace una de sus hermanas durante la estancia en la capital del Turia, María del Carmen Martí y Pérez, el 2 de diciembre de 1857-, que por entonces era conocida como calle del Milagro de San Vicente hasta el 4 de septiembre de 1940. Según también texto extraído de mcnbiografias.com, fue causa del traslado el trabajo de celador de policía, mal retribuido, además de la recuperación de la salud del padre e intentar mejorar la situación económica familiar. Dos años después, en 1859, retornaron a La Habana solicitando el padre ser readmitido en la administración colonial en la que desempeñó distintos empleos.

Casa donde paso dos años de su infancia (entre 1857 y 1859), el libertador cubano José Martí, en la plaza del Miracle del Mocadoret. Foto valenciabonita.es

Placa conmemorativa de la casa donde paso dos años de su infancia (entre 1857 y 1859), el libertador cubano José Martí, en la plaza del Miracle del Mocadoret. Foto valenciabonita.es

Hoy, aquel lugar que fue casa de la familia Martí-Pérez, es la parte trasera (cocina) del Restaurante Tapineria, ubicado en carrer de la Tapineria nº16. Fue en este rincón de la ciudad de Valencia, en la propia plaza del Miracle del Mocadoret y en la casa donde vivió el héroe cubano, donde desde enero de 2003 -tal y como se lee en la propia placa-, se le recuerda gracias a un pequeño homenaje y a la colocación de una placa conmemorativa. 

 

 

 

 

Compartir122
Twittear
+1
WhatsApp
122 Compartir