• La Noche de los Sagatos de Cofrentes es una festividad llena de pólvora, de gastronomía, fuego, música y, sobre todo, muy buen rollo, la noche más especial para los cofrentinos.

Enero es un mes muy especial para Cofrentes, fecha en la que los cofrentinos, cada año, celebran sus fiestas patronales en honor a San Antón y a la Virgen de los Dolores, fiestas cargadas de un gran simbolismo festivo.

En este 2019 tuvieron lugar del 18 al 20 de enero y, por suerte, tuvimos el honor de vivirlas como si fuéramos un vecino más de la población, integrados por completo gracias a la hospitalidad de sus vecinos, quienes nos invitaron y recibieron con los brazos abiertos para contar nuestra experiencia y conocer la fiesta más especial para ellos, más incluso que la Maderada.


De los tres días de fiestas, más conocidas como las Fiestas de Los Sagatos, destaca la primera noche, la del viernes, llamada Noche de los Sagatos, cuya palabra significa hoguera para un cofrentino, una de las fiestas más sencillas pero a la vez más queridas del año por sus habitantes –según nos comentaron, tiene más de 100 años de antigüedad esta noche-.

La noche comienza después del atardecer, en torno a las 20:00 horas al sonido de las campanas, aunque antes, a lo largo del día, hay reunión festiva con almuerzos y algunos concursos. Pero es al caer la noche, como comentamos, cuando los vecinos prenden los sagatos y, alrededor de dichas hogueras, comienzan a charlar, a unirse amigos y familiares, vecinos y todo aquel que lo desee entre risas, charlas amenas, buen comer y, por supuesto, buen rollo.

Es típico ver mientras se hacen las ascuas, dependiendo del sagato, preparar cualquier comida que se desee o simplemente parrilladas de carnes, todas ellas al son festivo que impregna por doquier cada rincón, calle o esquina de Cofrentes, una fiesta que comienza a ir más allá cuando las charangas pasan por los sagatos para animar la fiesta.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Ayer disfrutamos del día grande de las fiestas patronales de #Cofrentes, la noche de los #Sagatos y del #Zurracapote, unas fiestas dedicadas a San Antonio Abad y la Virgen de los Dolores. Fue una gozada disfrutar del pasacalle, la cordà (con más de 20.000 cohetes para una población que no llega a 1000 habitantes) y de la gran hospitalidad de toda la población, que nos acogieron como unos vecinos más (toda la gente estaba en la calle). En la fiesta de los sagatos, con más de 100 años de antigüedad, se come como un rey, con torradas a la lumbre del sagato (hoguera), pastas típicas y con el acompañamiento del licor típico de la zona, el zurracapote. Fotos #valenciabonita @cofrentesactivo @turismo_cofrentes

Una publicación compartida de Valencia Bonita (@valenciabonita_insta) el


Sin parar de comer, porque podría decirse que es la noche del año donde más se come y se bebe por allá, seguimos al calor de la hoguera en una noche fría. Nos llamó poderosamente la atención el “brebaje” que nos sirvieron con pastas típicas de la zona tras las parrilladas, el cual recibe el nombre de Zurracapote de Cofrentes, un licor típico de la localidad que se bebe, sobre todo, en las fiestas en honor a San Antón.

Para quien no lo sepa, este licor se hace con el mosto de la uva que ha sido seleccionado en época de vendimia, elaborado entre septiembre y octubre (esto es muy importante para que fermente), un licor dulce de alta graduación en alcohol que se obtiene basándose en mosto, aguardiente, azúcar, granos de café, canela y matalahúva.

La receta que el propio ayuntamiento nos da es:

Para hacer cinco litros de Zurracapote se necesitan las siguientes cantidades o partes:

  • 4 litros de mosto
  • 1 litro de aguardiente
  • 3/4 de kilo de azúcar
  • 3 ramas de canela
  • 20 o 30 granos de café
  • Matalahúga (semillas de anís)

La elaboración puede variar dependiendo de la persona que lo haga manteniéndose el aroma y sabor que lo caracteriza.

Zurracapote y pastas típicas de la zona

La noche continúa y vemos que, tras el zurracapote y las pastas típicas que hay para todos en la carpa que hay a cargo de la Comisión de Fiestas, se prepara uno de los actos más especiales: el Corresagatos, el cual no es otra cosa que realizar un recorrido por los sagatos de Cofrentes, a modo de correfoc y con las charangas, con carretillas sujetas en la mano mediante tenazas, sin soltarlas, llenando las calles de Cofrentes de luz, sonido y música, siendo todo un espectáculo.

Las mismas personas que participan en el Corresagatos llenando de pólvora las calles de Cofrentes –todas ellas acreditadas con el CRE, título de Consumidores Reconocidos como Expertos en Artículos Pirotécnicos-, son las que, poco después, participarán en la gran noche de las carretillas, una cordà abierta y al aire libre en el parking que hay junto al local de la Sociedad de los Cazadores, donde antes de comenzar tan tradicional acto, de nuevo hay otro sagato junto con la degustación de zurracapote y dulces típicos, siguiendo la marcha de no parar de comer y beber, vamos.

La Cordà, si bien no tiene ni punto de comparación con la Bétera, cuna de la Cordà auténtica, o Paterna, es todo un espectáculo visual, pues resulta difícil de creer como en una población con menos de 1000 habitantes se puede realizar tal evento con esa magnitud, con más de 20.000 cohetes disparados.

Sorprende ver como se inicia y se desarrolla la Cordà, la cual comienza tras el disparo de una traca de trams de trons y, acto seguido, se inicia el ritual de la pólvora, observando todos los espectadores, desde la distancia, tan bello espectáculo de fuego valenciano. Algo que no habíamos disfrutado hasta ahora en ningún lado de esa manera.

Una vez acabada la gran noche de las carretillas, los participantes son recibidos y aplaudidos por el público, la gente sigue en los sagatos y, poco después, para terminar, se inicia una gran noche de discomóvil, para seguir la fiesta.

SI PINCHAS AQUÍ, PODRÁS VER UN ÁLBUM DE FOTOGRAFÍAS CON NUESTRA VISITA A LOS SAGATOS DE COFRENTES

Como os podéis imaginar, después de una noche así -la de los Sagatos-, los vecinos estarán sin ganas o simplemente dispuestos a realizar actos más tranquilos, pero no, todavía les quedan fuerzas para la Festividad de San Antón (sábado 19, día grande de las fiestas con la bendición de animales) y la de la Virgen de los Dolores (domingo), ambas llenas de misas, pasacalles, comilonas y todo tipo de actividades para unir a los vecinos de Cofrentes.

Seguramente os estéis preguntando, ¿y por qué nos contáis lo de los Sagatos a toro pasado? Pues para que os hagáis una idea de cómo se vive esta fiesta en Cofrentes y para que otro año, como se suele decir por acá, ¡NO FALTÍS!

Por último, queremos despedirnos con una reflexión de la Comisión de Fiestas de los Sagatos de Cofrentes, un pequeño párrafo que explica, y de qué manera, porqué son tan importantes estas fiestas:

Las “Fiestas de Los Sagatos” son fiestas sencillas, porque vienen de muy atrás, porque la gastronomía es sencilla, porque la ropa que usamos es sencilla, porque nos calentamos al fuego de la leña. Fiestas muy sencillas, pero que debemos de cuidar como un lujoso tesoro, pues hoy en día es todo un lujo reunirse con familia, vecinos, amigos, alrededor del fuego en la calle, en la puerta de tu casa, sin tráfico de coches, cenando carne y embutido asado en las ascuas, con pan “torrao” en la lumbre untado de ajo, compartiendo risas e historias acompañado de pastelicos de boniato y un buen trago de zurracapote y con la banda sonora de la pólvora, petardos y carretillas que aportan la chispa de emoción.

No dejen nunca de disfrutar nuestras “Fiestas de Los Sagatos”, nuestro lujo más sencillo. La vida está llena de momentos que la hacen maravillosa, sólo hay que estar en ellos y vivirlos siempre a tope. 

Comisión de Fiestas

 

 

 

476 Compartir
Compartir476
Twittear
WhatsApp
Email