• Valencia, a 4 de diciembre de 2018. Tenemos el placer de anunciaros que, dentro de muy poco, parte de la espina del circo romano de Valencia, ubicada en el interior del Patio Sur de San Juan del Hospital, se podrá visitar y ser admirada. Hasta ahora su acceso estaba cerrado y tan solo podía verse una línea imaginaria. Muy pronto daremos más detalles.

La emperatriz Constanza II de Hohenstauffen, mujer que trajo a la ciudad de Valencia la devoción por Santa Bárbara -patrona de mineros o pirotécnicos, entre muchos otros patronazgos-, dispuso ser enterrada en el hoy llamado Patio Sur o antiguo Cementerio Medieval de San Juan del Hospital -calle Trinquete de Caballeros, Valencia- en una cripta que mando construir, rechazando por entonces -en vida y a través de su testamento- que sus restos descansarán una vez muerta -falleció el 15 de abril de 1307- en el panteón real del monasterio de Sijena.

De doña Constanza ya os hablamos con todo lujo de detalles en nuestro artículo de la arqueta de la Real Capilla de Santa Bárbara de San Juan del Hospital de Valencia, texto donde también os hablamos muy por encima de lo que hay dispuesto en el subsuelo del patio.


Hablamos de elementos pertenecientes a culturas anteriores, como una pequeña fuente islámica y el pozo descrito en la monografía de principios del s. XX sobre San Juan del Hospital escrita por Fernando Llorca Die, yerno de Vicente Blasco Ibañez; o parte de la espina del circo romano de Valencia, uno de los pocos restos que quedan de la Valencia romana, protagonista del artículo y cuya entrada se sitúa a través de la llamada cripta de Santa Bárbara, recibiendo la cripta dicho nombre por la devoción que la misma emperatriz guardaba y por traer dicha devoción al cap i casal.

A pesar de que la cripta, ubicada en el interior de la visita guiada que hay en la entrada del Patio Sur –y junto a la mole que forma la capilla de Santa Bárbara que podéis visitar en el interior de la iglesia- fue el lugar donde estuvieron enterrados los restos de la emperatriz Constanza II de Hohenstauffen (1230-1307) una vez fallecida, hace siglos que dejó de albergar los restos de la devota Constanza.

En la actualidad, y desde el siglo XVII, el lugar ya no alberga nada, pues la Real Cofradía de Santa Bárbara trasladaría sus restos mortales a una urna de madera en la ya por entonces reformada Real Capilla de Santa Bárbara -hasta entonces, además de albergar los restos, en su parte exterior se ubicaba una fuente a la que el pueblo valenciano podía acceder todos los 4 de diciembre, festividad de Santa Bárbara, fuente recuperada-.

Por desgracia, en dicha capilla mencionada -situada en el interior de la iglesia en un lateral- solo se puede admirar una arqueta o reproducción de ésta, tras los hechos ocurridos durante la Guerra Civil, cosa que os explicamos la arqueta de la Real Capilla de Santa Bárbara de San Juan del Hospital de Valencia.

Tenemos el placer de anunciaros que, próximamente, los restos de la espina del circo romano dejarán de estar sellados para poder ser visitados, donde hasta ahora tan solo podía verse una línea imaginaria.

Volviendo a lo que nos concierne, la cripta que hay situada en la entrada del antiguo Cementerio Medieval dispone de un pudridero -lugar donde estuvo enterrada la emperatriz- y parte de la espina del circo romano de Valencia, ambos restos recuperados pero que no eran visitables hasta hace poco, cosa que va a cambiar dentro de muy poco, a corto plazo según nos han confirmado, tras las pequeñas obras de adecuación que se van a realizar -añadiendo una escalera de acceso o andamio, y realizando un último acondicionamiento del subsuelo de la cripta-. 

Fotografía de © Valenciabonita.es – Por favor, si compartes esta imagen indica la fuente :)

Entrada de acceso a la cripta donde está el pudridero y parte de la espina del circo romano de Valencia. Fotografía de © Valenciabonita.es

Pudridero que hay junto a restos de la espina del circo romano de Valencia. Foto valenciabonita.es

Restos de la espina del circo romano de Valencia. Foto valenciabonita.es

Y es que esta gran noticia era ya un secreto a voces -a pesar de que se ha hecho de rogar-, puesto que su restauración y apertura al público formaba parte de la completa recuperación del antiguo cementerio medieval, algo que ya se notificó en 2016 tras su apertura.

De la espina ya nos hablaron los amigos de Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural, quienes además de aportarnos fotografías de ella, nos comentaban que “el circo iba desde la actual Plaza Nápoles y Sicilia (Edificio de CCOO) hasta prácticamente la iglesia del Patriarca. Un circo de más de 300 metros de longitud por unos más de 70 metros de ancho”.

Otra persona que nos hablaba muy bien del circo es Luís de Manuel a través de su artículo L’ESPINA DEL CIRC ROMÀ DE VALÈNCIA, quien como nosotros, también visitó la cripta hace muy poquito, donde nos comenta que:

“la linea imaginaria forma parte de la delimitación de la espina del Circo romano de Valencia, es decir, del muro medianero que separaba las dos calles por las que corrían las cuadrigas. Las carreras de cuadrigas, muy popularizadas a través de, por ejemplo, la famosa película de Ben-Hur, eraN el espectáculo más multitudinario que se celebraba en los circos de las ciudades del imperio romano.

 

Valencia tenía el suyo, un circo de 350 metros de largo por 75 de ancho, con capacidad para unos 10.000 espectadores. Fue construido en el siglo II d.C, y permaneció en activo probablemente hasta el siglo V, durante 300 años. Su ubicación en la Valencia actual estaría entre las calles Almirante y de la Paz, aproximadamente. La iglesia de San Juan del Hospital fue construida precisamente sobre este circo, por lo que su espina atraviesa completamente su conjunto monástico. Fue durante las obras de restauración de dicha cripta, en la década de 1990, cuando estos restos fueron descubiertos”.

A continuación, podéis ver una animación de Pep Valencia sobre la situación donde se ubicaba el circo romano de Valencia:

via GIPHY

 

 

 

 

4K Compartir
Compartir4K
Twittear
WhatsApp
Email
4K Compartir
Compartir4K
Twittear
WhatsApp
Email