Manda la tradición que, cada 20 de junio, día de la plantà de las Hogueras de San Juan en Alicante, se debe comer en la ciudad y sus pueblos la famosa Coca de Sant Joan, también llamada de manera más común Coca en Tonyina, una empanada fina de ventresca de atún que, además, debe ir acompañada de bacores (brevas) frescas, el fruto de la higuera recién recogido.

El origen de la coca en tonyina en toda la zona, como en muchas otras partes de nuestro país, guarda relación con la Semana Santa, todo ello por ser una elaboración en la que hay ausencia de carne. Sin embargo, su popularidad y mayor consumo en Alicante se ha dado, desde hace tiempo y de manera tradicional, durante las Hogueras de San Juan.

Además de saborear este manjar culinario durante los días grandes de las Hogueras, existe también tradición festera y alicantina de degustar durante la gran fiesta de San Juan otros alimentos para almorzar/comer/cenar/resopón en racós, terrazas y barracas, productos típicos de toda la provincia como pueden ser los diferentes arroces tradicionales (principalmente un arroz con marisco), quesos del interior de Alicante, vinos alicantinos con uva Monastrell, salazones y encurtidos, figatells, verduras de la Vega Baixa o los famosos embutidos de Pinoso o Torremanzanas, entre muchos otros.

Por supuesto, destaca, además, el llamado esmorzaret alacantí, plato principal del buen festero alicantino y que también es conocido en muchas otras comarcas valencianas como paella de Guardia Civil, un plato compuesto, en Alicante, por sardina de bota en salazón, pimientos y tomates secos, ñoras y huevos fritos.

Sin embargo, como ya hemos mencionado, el producto estrella de les Fogueres de Sant Joan es la Coca en Tonyina, algo que ya podemos ver en una oda del gran arquitecto don Juan Vidal y Ramos (Alicante, 1888 -1975), autor de obras como el Palacio Provincial de Alicante, el Mercado Central, el Museo Arqueológico de Alicante, la Torre Provincial o la Casa Carbonell.

Demane a la Faz Divina
estar sempre en Alacant
en la nit de San Joan
y tenir coca en tonyina,
sistelleta de bacores
y vi de la condomina.

¡Coca en tonyina!… primeta…
después que ya ha reposat,
s’asentat la fritangueta,
y la pasta, clevillá
sembla eixos bancals de L’Horta
que se queden cuartechats
después que’ls rega la dula
y el sol nostre els va apretant.

¡Coca en tonyna!… La ceba
doraeta, no cremá
la tonyineta de tronc
en son punt de desalá
y els pinyonets asomanse
grasiosos per un costat.

¡Coca en tonyina! Que es talla
en gavinet afilat
y en tiretes apropòsit
per a poder-la agarrar
(cuidant que no se desgrune)
en tots els dits de la má.

¡Coca en tonyina!… famosa
d’abolengo patriarcal,
que ya m’aguela tenia
un cuadro, qu’era un encant,
en una coca en tonyina…
¡com si estaguera parlant!

Pues eixa coca en tonyina,
verdadera, alicantina
qu’en la olorosa foscor
del modest aparaor
guarda el bon alicanti
per a ferse un got de vi
al festechar la nit gran
de fogueres y de trons,
diu també qu’es Alacant
¡la millor terra del mon!

A pesar de lo mencionado, hornos y hogares alicantinos ya degustan días antes y posteriores esta famosa coca que va ligada, indiscutiblemente, a la fiesta de San Juan.

A continuación, os dejamos una receta que la misma página de Alicante Turismo proporciona:

  • Agua: 125 centilitros.
  • Aceite de oliva: 250 centilitros
  • Anís seco: 65 centilitros
  • Harina: 1/2 kilo
  • Sal: 5 gramos
  • Huevo batido para pincelar la coca.
    Para el RELLENO: Ventresca de atún, cebolla frita, piñones y pimentón dulce (es opcional).

En un recipiente se echa el aceite, el agua y el anís, que deben de hervir. Se le añade la harina y se mezcla bien en la batidora hasta que queda una masa consistente. Durante ese proceso, lo que más llama la atención es el agradable olor a anís que despide la masa.

Con un molde se amasa la base de la coca que es más fina que la que la tapa, para que se cueza bien lo que hay en el interior y no quede crudo. Se echa el relleno y se tapa con otra capa de masa. Se pinta con huevo batido para darle brillantez y color, y se mete al horno durante unos 40 minutos a 200 grados de temperatura.

 

 

 

 

Fuentes:

 

 

 

 

908 Compartir
Compartir908
Twittear
WhatsApp
Email