Las tortas, bollos o cocas, en general, son muy tradicionales en toda la Comunidad Valenciana, como por ejemplo el Bollo Requense, la Torta de Cortes de Pallás o la Coca de Fira, entre muchas más menciones que podríamos hacer.

En este caso, hablamos de la Coca a la Llumà, uno de los platos más tradicionales de la localidad de Altea, si bien podemos encontrarla, bajo otro nombre y muy parecida -por no decir similar- en alguna que otra zona alicantina.

Se trata de una coca valenciana -entiéndase por valenciana todo aquello que es de la Comunidad Valenciana, además de, en este caso, Alicantina- que, por tradición, se puede encontrar los jueves en casi todas las panaderías de Altea, donde además se asocia mucho a las reuniones familiares o las salidas al campo, la playa o, en general, a pasar el día con amigos.

Es, además, junto con la coca farcida, una coca muy típica por las diferentes fiestas populares de Altea, ya que se suele regalar o comprar durante las celebraciones festivas de los alteanos, en especial durante las Fiestas Mayores en honor del Stmo. Cristo del Sagrario y San Blas -que son en septiembre-.

Estas cocas reciben el nombre de “a la llumà” porque son cocas realizadas a la luz, en concreto a la lumbre y a gran temperatura, preferiblemente en hornos morunos, siendo presentadas con embutidos diversos, alguna que otra verdura y/o hortaliza -como puede ser el tomate, la cebolla, el pimiento o la alcachofa-, algún que otro encurtido y salazones -como por ejemplo anchoas-.

En nuestro caso, pudimos descubrirla y probarla en el restaurante La Capella de Altea, lugar donde también degustamos un espectacular arroz con costra, muy recomendable.

Una buena receta de esta coca la podéis encontrar en el blog de dulcesaladoydivertido.blogspot.com o también en www.alteablog.com

 

 

 

 

 

1K Compartir
Compartir1K
Twittear
WhatsApp
Email