La provincia de Valencia está llena de decenas de pueblos bonitos, lugares dignos de visita donde sus costumbres, tradiciones y gastronomía merecen ser conocidas por todos nosotros, que debemos de ser grandes embajadores de toda nuestra tierra.

A continuación, os mostramos todos los pueblos bonitos que conocemos de la provincia de Valencia, donde podemos añadir aldeas y poblaciones dignas de mención si nos enviáis toda la información a nuestro correo info@valenciabonita.es

ANDILLA (VALENCIA):

Andilla

Andilla

Andilla es simplemente preciosa. Situado en las vertientes meridionales de la sierra de su mismo nombre, al extremo oeste de Valencia, consta históricamente de tres aldeas: La Pobleta, Osset y Artaj, y de numerosos núcleos diseminados de población como son la Masa grande o Dehesa, también conocida como las Bodegas de Pardanchinos, las Casetas de los Sepes, la Casa de la Señora o Casa de la Señora de Coleto y las Casas del Cerrito.

Su bella Iglesia y otros monumentos con son El Portal o la Ermita de Sta. Inés, acompañada por una caminata por su casco urbano lleno de casitas bajas y un entorno totalmente rural, harán de vuestra visita a esta pequeña población un día para disfrutar de sus lugares de interés. No dudéis en probar su gastronomía, donde destaca la olla churra.


LOSA DEL OBISPO (VALENCIA):

Losa del Obispo está considerada como puerta de entrada de La Serranía, comarca también conocida de la Serranía del Turia valenciana, Els Serrans o del Alto Turia. Una parada obligatoria para visitar la población es el restaurante asador Casa Anselmo, uno de esos rincones gastronómicos donde degustar un pan fresado de rosca, de los de toda la vida, acompañado de un mortero con ajo aceite, lugar donde degustas, sobre todo, embutido y chuletas a la brasa, entre otras opciones.

Losa del Obispo, la bella población que es puerta de entrada a La Serranía


ARAS DE LOS OLMOS (VALENCIA):

Quizás sea uno de los atractivos turísticos más desconocidos que tiene nuestra tierra, pero es, sin duda alguna, una de las razones por las que en el futuro muchos turistas visitarán el interior de la Comunitat Valenciana: su cielo.

Aras de los Olmos o el placer de disfrutar del mejor lugar de España para ver las estrellas

Además del reclamo mencionado, resulta que tiene diversas calles dignas de visita y un entorno muy bonito, además de que el mes de mayo es el mejor mes para visitarla por estar con el concurso de Aras en Flor.

Aras de los Olmos lleva, además, años sorprendiendo con la bonita iniciativa de llenar fachadas y rincones de la localidad con rosales, flores y plantas, premiando la creatividad, originalidad y el diseño relacionado con el área rural. Todo para hacer más bella la población, si cabe, durante su visita. 

Una de las preciosas calles de Aras de los Olmos. Foto valenciabonita.es


MAS DEL OLMO, SESGA Y VAL DE LA SABINA (VALENCIA):

Ademuz, una localidad de Valencia ubicada en la comarca del Rincón de Ademuz, esconde en su interior diversos encantos rurales cercanos que la hacen digna de visita. Hablamos de las tres aldeas ademuceras: Sesga, Mas del Olmo y Val de la Sabina, las cuales ofrecen al visitante un bello recorrido rural en el que observar el gran patrimonio arquitectónico de la zona.

Mas del Olmo, Sesga y Val de la Sabina, las tres bonitas aldeas de Ademuz


BENIMODO (VALENCIA):

Els Ullals del Riu Verd, un bonito rincón de alto valor ecológico

Pinchando aquí podréis ver fotos de nuestro paseo por Benimodo

Les Coves del Truig de Benimodo, un precioso paraje natural con un sendero local


ADEMUZ (VALENCIA):

Ademuz. Foto de Juan Carlos, https://www.flickr.com/photos/popsique/

La espectacular ruta del agua del río Bohílgues en el Rincón de Ademuz


CHULILLA (VALENCIA):

Chulilla

Chulilla esconde encantos tanto en su población como en sus alrededores, donde podemos decir que es apta para todo tipo de visitante, desde el escalador o senderista hasta el que busca un rincón donde refugiarse en una población bella con sus casas, en su gran mayoría con tonalidades blancas, y calles pedrizas. No me negareis que no os encantan las poblaciones con casitas bajas y alejadas de la costumbre que vemos en ciudades y poblaciones más grandes. No te puedes perder la subida a su castillo para divisar toda la población y alrededores, así como tampoco puedes perderte “La ruta de los puentes colgantes” (PINCHA AQUÍ PARA CONOCER LA RUTA DE LOS PUENTES COLGANTES) o visitar el Charco Azul, un magnífico paraje apto para senderistas y bañistas en época calurosa.

ENLACE PARA ESCALADORES: PINCHA AQUÍ, PERFECTO PARA CONOCER TU SU ENTORNO Y EL PRECIOSO CAÑÓN DEL TURIA

ENLACE SOBRE QUÉ VER Y VISITAR: POBLACIÓN o ALREDEDORES


CORTES DE PALLÁS (VALENCIA):

Cortes de Pallás esconde numerosos sitios para disfrutar de toda la naturaleza que ofrece, tantos que podríamos tardar semanas en describirlos todos y cada uno de ellos. A continuación, además de un bonito paseo por el pueblo y los alrededores, os enseñamos los puntos más llamativos.

El embalse de Cortes de Pallás, uno de los rincones más bonitos para montar en kayak o paddle surf

El Barranco de la Barbulla, la espectacular ruta del agua de Cortes de Pallás

La muralla de Bujete, el impresionante mirador de Cortes de Pallás para ver Rambla Seca

El Mirador del Carrascal, uno de los miradores más espectaculares de la Muela de Cortes

La senda Cavanilles o de La Cortada, la preciosa senda histórica de Cortes de Pallás

La huerta morisca mejor conservada de toda Europa está en la provincia de Valencia

Las Charcas del Ral: las bellas pozas de agua de Cortes de Pallás

La subida del Tol, el espectacular mirador del paso de La Franca

El Puntal de Crespo, un precioso mirador natural con vistas al castillo de Chirel


LA PUEBLA DE SAN MIGUEL (VALENCIA):

La Puebla de San Miguel, puerta de la cima más alta de la Comunitat Valenciana


OTONEL (VALENCIA):

La preciosa y pequeña aldea de Otonel, perteneciente al término municipal de Cortes de Pallás, Valencia, es un reducido caserío que se emplaza sobre un promontorio que delimita el barranco del mismo nombre, tratándose en la actualidad de una pequeña colonia de verano -pocos vecinos viven durante todo el año, así como también los hay que pasan los fines de semana, etcétera-.

La preciosa aldea de Otonel, uno de los últimos reductos moriscos del Reino de Valencia

Los Chorradores de Otonel, una de las cascadas más grandes de la Comunitat Valenciana


ALPUENTE (VALENCIA):

big_e3e33e_collage_1044891

Alpuente

Es sin duda alguna uno de los pueblos más bellos y con más historia de la Comunidad Valenciana. Todavía se pueden encontrar varias torres y restos de la antigua muralla, así como una bella aljama, la Iglesia Arciprestal de Nuestra Señora de la Piedad o los restos de lo que un día fue un castillo en lo alto del pueblo. Además, en los alrededores se encuentra, en dirección a La Yesa, el acueducto medieval de Los Arcos, un bello vestigio del pasado que servía para abastecer de agua a los habitantes que por allá vivían por aquel entonces. Para más inri, uno de los mayores atractivos culturales de Alpuente es la paleontología, donde cobran protagonismo el Museo Paleontológico y diversos yacimientos de icnitas (huellas fosilizadas) de dinosaurios. Imaginaos la mezcla entre culturas y restos de la existencia de dinosaurios, de la edad de Bronce, de la época Ibérica, de la Romanización o de la época musulmana hasta llegar a la conquista de Jaume I y a nuestros días. Alpuente es por tanto, junto con sus aldeas, un lugar para hacer “ruralismo” y disfrutar.

Por cierto, si os encanta el senderismo os gustará el recorrido que han hecho los amigos de “Caminando hacía las alturas” en los alrededores de Alpuente. Atención a las fotos (Pincha AQUÍ).


MILLARES (VALENCIA):

Millares, un pequeño pueblecito de unos 350 habitantes aproximadamente, es la gran desconocida de la comarca de la Canal de Navarrés -además de la población con menos habitantes-. Esconde, entre sus calles, numerosos tesoros que esperan ser descubiertos por el visitante. Pero no solo la población, cargada de historia, ofrece un bello recorrido para descubrir, ya que en las inmediaciones y en su término municipal pueden encontrarse verdaderas joyas dignas de visita.

Millares, la gran desconocida de la Canal de Navarrés


TITAGUAS (VALENCIA):

Titaguas es un precioso pueblo de la provincia de Valencia, en la comarca de Los Serranos. El término municipal de Titaguas limita con Aras de los Olmos, Alpuente, Chelva y Tuéjar. Vale la pena su visita cuando hacen la Noche de las Velas.

Titaguas y Aras de Los Olmos

Tal y como dicen desde Valencia Turisme, la villa se asienta sobre una suave ladera, protegida de los vientos del norte por una frondosa loma en la que destaca el perfil oculto del pico de la Lámpara. El núcleo original, alquería de época musulmana, se sitúa en la parte más alta de la ladera en torno a las calles Calderona y Cerrito.

Pajares, graneros y las eras forman calles y manzanas a las afueras de la villa, tanto en el camino de Alpuente como en el camino de Tuejar. Las eras, espacios circulares de tierra apisonada donde se lleva a cabo la trilla, en torno a los que se sitúan los pajares, son uno de los elementos más singulares y valiosos de la arquitectura tradicional serrana. Son también singulares en Titaguas las cuevas abiertas en la villa. Estas se utilizan frecuentemente como graneros. Es el caso de la cueva de la Casa Abadía, que guardaba los diezmos.

La Senda Los Felipes, un precioso recorrido entre Titaguas y Tuéjar

La antigua Piscifactoría de La Tosquilla, paraje de aguas cristalinas en Titaguas


DOS AGUAS (VALENCIA):

¿Conocéis Dos Aguas, una pequeña población de Valencia, y todo su entorno? Si ya de por sí la población es bonita para recorrer, llena de cuestas y pendientes pronunciadas en su casco histórico, el entorno donde está enclavada, entre montañas, así como las rutas de senderismo y de pinturas rupestres que ofrece, harán de vuestra visita un bello recuerdo de la zona.

Dos Aguas, una pequeña población llena de calles con pendientes pronunciadas y pequeñas escaleras


CASAS DEL RÍO (VALENCIA):

Descubriendo Casas del Río, una pequeña y encantadora aldea de Requena


MACASTRE (VALENCIA):

Macastre: una de las joyas de la Hoya de Buñol


OTOS (VALENCIA):

Otos, el pueblo de los relojes de sol


CASTELLÓ DE RUGAT (VALENCIA):

Castelló de Rugat, cuna de la alfarería y puerta del Benicadell


ONTINYENT (VALENCIA):

Ontinyent: una de las joyas de la Vall d´Albaida


SUMACÁRCER (VALENCIA):

Pueblos con encanto de la provincia de Valencia: Sumacàrcer


ANNA (VALENCIA):

Descubre Anna: la joya de la Canal de Navarrés


LA YESA (VALENCIA):

La Yesa, un pequeño municipio en la comarca de La Serranía, Valencia, de menos de 300 habitantes -menos de 100 en invierno-, es una encantadora población rural digna de visita. De ella ya os hablamos en otro artículo, ligeramente, destacando que es Reserva Starlight junto a las vecinas Aras de los Olmos, Titaguas y Alpuente, además de ser Destino Turístico Starlight y poder “presumir de cielo” limpio de contaminación lumínica.

La Yesa, una pequeña y bella población rural digna de visita


LOSILLA (VALENCIA):

Dentro del término municipal de Aras de los Olmos, una pequeña población de la comarca de La Serranía de Valencia, se encuentra la aldea de Losilla, también llamada Losilla de Aras, un rincón rural con encanto a unos 6 kilómetros de Aras y muy cerca de los límites de la Comunidad Valenciana con Aragón.

Losilla, la encantadora aldea rural de Aras de los Olmos


REQUENA (VALENCIA):

Requena

Requena, fotos valenciabonita.es

Requena, población vinícola y agrícola en su gran mayoría, tiene numerosos atractivos para ver y decenas de cosas que ver.

Entre ellas destaca el precioso barrio de La Villa, el conjunto histórico de Requena que mantiene su encanto con casitas bajas, portales de entrada de otras épocas y decenas de señales que nos hablan de los antepasados de la población. En ella encontraremos las cuevas de la Villa de Requena, hoy recuperadas del olvido, las cuales recomendamos enormemente su visita. Además, muy cerquita podéis visitar los túneles de Requena, un atractivo turístico que se suma al Museo de San Nicolás (reformada iglesia), el Palacio del Cid o Museo del Vino y otros tantos puntos de interés turístico de Requena.

El inicio de estos túneles, que está documentado en el gran asedio austracista sobre la ciudad de Requena efectuado desde el 13 de junio al 1 de julio de 1706 en el contexto de la Guerra de Sucesión a la corona española, hará que se conviertan en obligada visita por la historia que en ellos se ha vivido. No os olvidéis de la ruta del vino, y mucho menos de degustar la gastronomía de la zona. En definitiva, Requena es única.


UTIEL (VALENCIA):

Utiel está lleno de encantos, al igual que Requena. Tierra de viñedos, destaca sus cuevas, un paseo por su casco antiguo, la celebración de la Noche de las Velas o su gastromía.

Cueva-Bodega de Rosario y Nicolás Utiel. Foto Josmaz, José Mª Zambrano

Utiel Velas 2019

Fotografías cedidas por la Asociación Cultural Serratilla de Utiel

Fuente: www.valenciaturisme.org


BOCAIRENT (VALENCIA):

Fotografía valenciabonita.es

Fotografía valenciabonita.es

big_bhteh_collage_2419183

Bocairent

Os preguntaréis ¿Qué tiene de especial Bocairent? Pues tiene muchas cosas y para nosotros, una de ellas, que la hace única, es la subida a la ermita del Santo Cristo que recuerda a la “ruta de los 6000 escalones” de La Vall de Laguar (PINCHA AQUÍ PARA CONOCER LA RUTA DE LOS 6000 ESCALONES). Además posee la plaza de toros más antigua de la Comunidad Valenciana y una de las más viejas de España, que a pesar de que no os guste esta afición, es digna de visitar por su arquitectura: Es de piedra. Sus encantos de villa medieval, sus paseos por los alrededores de la Sierra de Mariola, visitar el Pou Clar, que esta cercano, El Toll Blau o el Vinalopó, sus calles históricas y las famosas Covetes dels Moros, hará que os enamoréis de uno de los pueblos más bellos de la Comunidad Valenciana.


XÀTIVA (VALENCIA):

Xàtiva

Xàtiva

Históricamente, Xàtiva fue una de las poblaciones más importantes del Reino de Valencia, rivalizando incluso con Valencia y Orihuela, las otras dos ciudades más importantes en la época foral.

La ciudad, expresa a través de sus monumentos el lugar destacado que ha ocupado desde siempre en la historia. Sede episcopal en la época visigótica, vivió una etapa de esplendor cultural durante la dominación musulmana. Posteriormente, tras la conquista cristiana, fue la segunda ciudad del Reino de Valencia y cuna de renombrados personajes; la familia Borgia, que dio dos papas, o el pintor Josep de Ribera, El Espagnoletto. Fue baluarte de los Austrias en la Guerra de Sucesión española. Su incendio ordenado por Felipe V, el primer borbón entronizado en España, ha quedado grabado en la ciudad y en la memoria de los xativins, conocidos desde entonces con el sobrenombre de socarrats. Todavía hoy le guardan especial cariño (su cuadro cuelga boca abajo).

El núcleo antiguo fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1982. Su Castillo, uno de los más impresionantes de la provincia de Valencia, es una doble fortaleza situada en la sierra del Castell, situado en una situación estratégica de la ciudad que ha sido escenario y testimonio de numerosos conflictos.

Desde el castillo bajan las murallas que abrazaban la Xàtiva altomedieval. Nos encontramos ante una de las joyas de la ciudad, de arquitectura imponente, declarada Bien de Interés Cultural. A pesar de sus raíces ibéricas y romanas, la mayor parte de las murallas y torres conservadas son de origen islámico o gótico. Una vez en Xàtiva es imprescindible realizar el recorrido por esta fortaleza, desde la cual se observan unas espléndidas panorámicas de la población y su entorno.

El Hospital Reial, la plaça de la Trinitat, la iglesia de Sant Domènec, la de Sant Pere, Sant Feliu o la de Sant Francesc, la ermita de Santa Anna o la del Puig, el Real Monasterio de Santa Clara, la Casa Natalicia de AlejandroVI o el Palau de los Borja, son algunos de los lugares que tenéis que visitar si vais a Xàtiva, además de las rutas interesantes de la Cova Negrala ciudad de las mil fuentes, la Xàtiva antigua o la ruta de los Borja.

Fotos:


SAGUNTO (VALENCIA):

Sagunto

Sagunto

Sagunto es tierra de leyendas, y mucho más cercana en el tiempo, la ciudad del Acero. Capital de la comarca del Camp de Morvedre, se sitúa a los pies de un cerro de la Sierra Calderona, quedando divida por dos núcleos urbanos: Sagunto, situada entre el monte del Castillo y el río, y el núcleo de Puerto de Sagunto, desarrollado entre el llano litoral, junto al Mediterráneo.

Un día en Sagunto, a través de sus visitas guiadas, hará que conozcáis la arqueología industrial, la Judería, Vía del Pórtico o el Sagunto Romano, con su teatro romano. Sus playas, sus calles llenas de historia y cultura y sus diferentes opciones de ocio, harán que visitéis con calma la población para admirar todo su patrimonio del que podríamos añadir que destaca su Castillo. También podéis observar los valores patrimoniales de Sagunto a través de Fundación Sagunto Renascitur.

Fotos:


CHELVA (VALENCIA) Y CALLES (VALENCIA):

Chelva tiene su ruta del agua uno de los mayores encantos de la localidad. La ruta del agua de Chelva es un itinerario turístico, de gran interés, de trazado circular que combina naturaleza y cultura en un agradable paseo de aproximadamente tres horas de duración con áreas de descanso. En el trayecto, nunca os abandonará el rumor del agua de las numerosas fuentes, lavaderos, acequias y sobre todo del río Tuéjar o también llamado río de Chelva.

Chelva, elegida una de las maravillas rurales de España

La ruta, que se inicia en la Plaza Mayor de Chelva, es un recorrido guiado por señales y panales informativos que facilitan el recorrido. Cabe decir que podéis iniciar también este recorrido desde Calles, tal y como indicamos posteriormente. Esta iniciativa, promovida por el ayuntamiento de Chelva en colaboración con la Agencia Valenciana de Turismo, discurre por el centro histórico de la localidad valenciana y por parajes singulares del río de Chelva. Una ruta que os encantará, donde se mezcla cultura histórica y naturaleza.

Recorrido por los barrios históricos de Chelva, de los más bonitos de la provincia de Valencia

Iglesia Arciprestal de Nuestra Señora de los Ángeles de Chelva, uno de los tesoros de la población. Fuente: Falconaumanni (CC-BY-SA-3.0).

Durante el recorrido podréis observa recorrer el Barrio Árabe de Benacacira, construida en el siglo XI sobre un promontorio (elevación del terreno o monte de poca). La medina musulmana que se halla en el barrio conserva en la actualidad su trazado urbano intacto, todo un lujo. Paseando por sus callejones, el susurro del agua y la blancura de sus casas, os evocarán a las raíces históricas de esta villa para transportaros a este lugar. En el centro del barrio se alza la bella Ermita de la Soledad, que data del siglo XVII, construida sobre la que fue la primera mezquita musulmana del lugar.

Sin salir de la ciudad y a otro extremo, se sitúa el Barrio Judío del Azoque, donde la aljama judía permanece intacta en su trazado y ambiente, recogida y cerrada al exterior a través de sus callejones estrechos y soportales, como el de la Parra, Camote o la antigua Cuesta del Onsal, ahora llamada Cuesta de misa.

La ruta del agua de Chelva: una ruta llena de cultura histórica y naturaleza

Muy cerca se encuentra el Barrio Morisco del Arrabal, de origen mudéjar. El Arrabal surge a partir del siglo XIV, extramuros, con un trazado sinuoso y descendente. Actualmente conserva tres de las muchas joyas arquitectónicas del municipio: la Ermita de Sta. Cruz, antigua mezquita del arrabal de Benaeça (s. XIV), que ha mantenido su estructura interna original; la Ermita barroca de los Desamparados (s. XVII), y el Consejo de la Villa o Antiguo Ayuntamiento, (s. XVI), situado en la plaza del Arrabal, centro histórico neurálgico de la Villa, lugar de mercado y punto de encuentro de la vida medieval, del barrio morisco y los barrios judío y cristiano.

Por último, dentro de la villa, tenemos el precioso Barrio Cristiano Medieval, un barrio construido después de la conquista de Jaume I. Algunos de estos barrios, como Murtera, Ollerías o Moreras, crecieron en torno al barrio de árabe de Benacacira y el palacio, orientados hacia el río y ampliándose la muralla para ir acogiendo las nuevas disposiciones y que no se quedaran extramuros. Cabe destacar, y resaltar, como los antepasados de la villa siguieron como patrón al agua para que hoy los que visitan Chelva puedan disfrutar de la maravillosa ruta del agua.

0002

Villa de Chelva

Abandonando la villa por las indicaciones de la ruta, se dirige uno hacia a seguir el camino del río de Chelva, el Túejar, principal afluente del río Turia. Este precioso río será vuestro acompañante perfecto en esta preciosa ruta que os acompañara a un paseo por su orilla donde podréis disfrutar de vegetación típica de ribera (chopos, baladres y cañares). Las aguas de este río han servido, a la largo de la historia, al hombre en todo tipo de tareas útiles además de abastecer como principal recurso y necesidad. Recursos como la obtención de energía, la molinería o el riego, donde nuestros antepasados árabes nos dejaron su gran legado dispuesto en numerosas partes de nuestra Comunidad.

FotorCreated

La Ruta del Agua desde Calles o desde Chelva, es de obligada visita para los amantes de la naturaleza.

Junto al Río de Chelva. Fuente: Ayuntamiento de Chelva.

Junto al río de Chelva. Fuente: Ayuntamiento de Chelva.

Pero si algo tiene de especial el recorrido por el río o sus alrededores, además de la vegetación y un entorno magnífico en plena naturaleza, son los numerosos legados arquitectónicos y lugares con un gran patrimonio para preservar, tales como el acueducto romano de Peña Cortada, restos de antiguos molinos harineros y bataneros de origen árabe o por ejemplo, mucho más actual y con valor anecdótico, una antigua central eléctrica que irrumpe en el camino como si estuviera fuera de época.

En el camino hallaremos restos de antiguas ruinas, zonas recreativas donde descansar, miradores o, por ejemplo, cruzaremos por diversos túneles o pasos que darán, aún más si cabe, un atractivo añadido a este precioso paraje que podéis, sin embargo, iniciar el recorrido a la inversa desde Calles, tal y como nos indica pacosubeybaja en su magnífico artículo ilustrado (pincha aquí).

ruta-del-agua_pc3a1gina_2

Ilustración de la ruta del río de Chelva, ya que está comúnmente mal usada la toponimia “Río Chelva”.

Lo primero que os llamara la atención, sin ninguna duda y antes de adentraros de lleno en para poder alcanzar el Molino Puerto, será la impresionante obra arquitectónica del acueducto romano de la Peña Cortada, obra que os marcará el inicio para la visita de diversos lugares ya en plena naturaleza. A este acueducto se le considera especial por ser uno de los cuatro principales acueductos de la Península. Un lugar precioso y único en nuestra Comunidad Valenciana. Resulta que el Sendero de la Peña Cortada, es uno de los más espectaculares de toda la Comunidad Valenciana, ya que el hecho de caminar por dentro de un viaducto y pasar por encima de un acueducto romano, no es una práctica habitual que se pueda hacer todos los días. Además, entre uno de sus preciosos encantos está el de poder caminar por túneles iluminados de este paraje, el de Peña Cortada.

Tras pasar por el acueducto nos dirigimos hasta, el Molino Puerto, que son los restos de un antiguo molino de la época medieval que se mantuvieron en funcionamiento hasta mediado el siglo XX. A escasos metros del área recreativa de Molino Puerto se encuentra La Playeta. Paraje singular del río de Chelva, sus cascadas, saltos y remanso lo convierten en una zona tradicional de baño, una más de las que os hablamos en nuestro artículo de “las mejores zonas de baño de la Comunidad Valenciana (pincha aquí). Recibe su nombre de la arena de arrastre acumulada en la orilla. El encajonamiento del río aguas arriba y la abundante vegetación, forman rincones de gran belleza con claras connotaciones de origen árabe, como por ejemplo la a Mozaira, Orán u Olinches. Nos detenemos en este último, muy cerca de La Playeta, para resaltar sus características. El Paso de Olinches es un túnel, de 107 metros de longitud excavado con pico y barrena en la roca, que os permitirá adentraros en uno de los parajes más extraordinarios del río. Por él discurría el agua desde la presa de Olinches, último tramo de la ruta, hasta la fábrica de la luz.

Caminando sobre parte del canal, el rumor de las cascadas no os abandonará. En la presa, área de descanso, podréis contemplar aún el tradicional mecanismo de compuertas que regulaba el caudal desviado para suministra de luz a Chelva y los pueblos vecinos.

Al otro extremo de la ruta circular, os encontraréis, como ya os hemos comentado, la Fábrica de la Luz, un lugar con historia ya que Chelva fue el primer pueblo de la Comarca de la Serranía que dispuso electricidad, gracias a las dos centrales generadoras que se construyeron aprovechando la energía hidráulica. La primera “Hidroeléctrica Chelvense” se ubicó en el Molino del Peludo, cerca de La Playeta. Años más tarde se construyó una segunda central, de la que os estamos hablando, ampliada en la década de los años 20 para crear la hidroeléctrica “Luz y Fuerza del Chelva”, y que abasteció durante tiempo atrás a los municipios de Calles, Domeño, Loriguilla, Villar del Arzobispo y Chelva. Esta central continuó su expansión construyéndose en 1952 el canal principal que desde el paraje de Olinches, junto a la Playeta, recogía el agua hasta el Salto de La Luz, excavado en la roca. Un lugar que se mantuvo hasta 1981 y que forma parte del boom y auge que tuvo la importancia del agua en nuestro país, del que todavía puede verse reflejado en presas y otras disposiciones, por poneros un ejemplo.

Muy cerca del este último lugar tenemos las Cuevas del Montecico, desde donde se disfrutan de una panorámica privilegiada, pudiendo apreciarse parte de la histórica villa de Chelva, el Pico del Remedio (1054) y la Torrecilla, una torre vigía de origen musulmán utilizada hasta las guerras carlistas (siglo XIX). Resultan de especial interés las curiosas formaciones calcáreas de las terrazas fluviales del río, así como las cuevas excavadas en las paredes. También se encuentran cuevas similares río abajo, en la zona de la central eléctrica “Luz y fuerza del Chelva”. Cabe destacar de que hay constancia de que estas cuevas estuvieron habitadas hacia finales de la dominación árabe (siglo XII – XIII), utilizándose muchas de ellas como almacén de grano y refugio en enfrentamientos.

Rutas para realizar.

Por último, podéis ver imágenes más detalladas de nuestros amigos de mundoxdescubrir.com en su artículo de Chelva: Acueducto de Peña Cortada y Ruta del Agua” o del Restaurante La Aldea de Calles.

En cuanto a Calles, son numerosos sus encantos urbanos que se añaden el acueducto romano de la Peña Cortada, formado por tres arcos sobre pilares escalonados, cimentados directamente sobre la roca viva del cauce del barranco y construido con bloques de piedra cortados minuciosamente a escuadra, según la técnica romana del opus quadratum, tiene una anchura de 2,10 metros en una parte alta.

Así, tras la obligada visita al Acueducto de Peña cortada, Calles invita al visitante a permanecer en el municipio; sus angostas y blancas calles, el paso del Río Turia por el propio municipio y las diferentes áreas recreativas que éste deja a ambos lados  a su paso por el pueblo, permiten el mejor de los paseos después de una merecida degustación gastronómica tras la caminata. La Ollica de Calles, un plato eminentemente Serrano, seguro que no pasa inadvertido, el cual os ayudará a reponer fuerzas tras recorrer lugares como la plaza que fue restaurada en el año 1996; la calle Empedrado para acceder hasta el Ayuntamiento y para después continuar hacia la Iglesia de la Inmaculada Concepción; el barrio morisco de la petrosa, muy singular por sus calles estrechas y sus escaleras que conservan de alguna manera su estado natural; la bodega Vegamar o una serie de rutas que propone la localidad.

OLIVA (VALENCIA):

Oliva, una pequeña población de 25.000 habitantes situada en la comarca la Safor (provincia de Valencia), esconde en su interior rincones dignos de visita, ya que no solo el mar es uno de sus mayores atractivos turísticos.

El casco antiguo de Oliva, uno de los más desconocidos, pero bonito, de la provincia de Valencia


TITAGUAS (VALENCIA):

Titaguas es un precioso pueblo de la provincia de Valencia, en la comarca de Los Serranos. El término municipal de Titaguas limita con Aras de los Olmos, Alpuente, Chelva y Tuéjar.

Tal y como dicen desde Valencia Turisme, la villa se asienta sobre una suave ladera, protegida de los vientos del norte por una frondosa loma en la que destaca el perfil oculto del pico de la Lámpara. El núcleo original, alquería de época musulmana, se sitúa en la parte más alta de la ladera en torno a las calles Calderona y Cerrito.

Pajares, graneros y las eras forman calles y manzanas a las afueras de la villa, tanto en el camino de Alpuente como en el camino de Tuejar. Las eras, espacios circulares de tierra apisonada donde se lleva a cabo la trilla, en torno a los que se sitúan los pajares, son uno de los elementos más singulares y valiosos de la arquitectura tradicional serrana. Son también singulares en Titaguas las cuevas abiertas en la villa. Estas se utilizan frecuentemente como graneros. Es el caso de la cueva de la Casa Abadía, que guardaba los diezmos.


CASTIELFABIB (VALENCIA):

Fuente: www.escapadarural.com

Fuente: www.escapadarural.com

Castielfabib, también conocido popularmente como Castiel, pertenece a Valencia, en concreto a la comarca del Rincón de Ademuz. Este pequeño pueblo, de apenas 300 habitantes, tiene como aldea a Arroyo Cerezo, del que os hablamos en el artículo de “la ruta de la Cruz de los Tres Reinos” (PINCHA AQUÍ PARA LEER NUESTRO ARTÍCULO DE LA RUTA DE LA CRUZ DE LOS TRES REINOS).

Podéis visitar en las cercanías sus bellos parajes o, por ejemplo, el Río Ebrón. Entre sus monumentos arquitectónicos más importantes se encuentran: la Iglesia parroquial de Nuestra Señora de los Ángeles; la Ermita de la Virgen de Gracia; el Convento de San Guillermo; la Ermita de San Marcos; la Ermita de San Sebastián; la Ermita de San Diego; la Iglesia Parroquial de San Joaquín y Santa Bárbara; sus casas características; su Castillo; el Molino de la Villa o varios caseríos, casas y corrales dispersos por su término municipal (PINCHA AQUÍ PARA LEER TODO SU CONJUNTO PATRIMONIAL).

Castielfabib, uno de los pueblos más bonitos de la provincia de Valencia


SIMAT DE LA VALLDIGNA (VALENCIA):

Simat de la Valldigna tiene en su monasterio el mayor reclamo de visita, población que la hace digna de recorrer por tener, además, una pequeña ermita con restos de mezquita como en Chelva.

Real Monasterio de Santa María de la Valldigna: una de las joyas históricas del Reino de Valencia

Tesoros de Valencia: las dos únicas mezquitas medievales de la Comunidad Valenciana


VALLADA (VALENCIA):

Recorriendo pueblos de Valencia con encanto: Vallada


POTRIES (VALENCIA):

Potries, patrimonio vivo en la provincia de Valencia


TORREBAJA (VALENCIA):

Torrebaja es un pequeño municipio situado en la comarca del Rincón de Ademuz, provincia de Valencia. Tal y como dice www.valenciaturisme.org, vale la pena una visita por sus calles, así como monumentos. El monumento más destacado es la Casa de los Picos o Torreón, en la plaza del pueblo. Junto a la plaza, se encuentra la Iglesia Parroquial de Santa María de Jerusalén (S.XIX).

 

El molino de San José (S.XIX) y la Ermita de San José, además del Molino del Señor, completan el patrimonio monumental de Torrebaja. En el casco urbano, se puede visitar la Casa de la Abuela (casa-museo) y la Ermita de San Roque (patrón del pueblo), además de visitar el parque escultórico del Rincón de Ademuz (siete esculturas al aire libre).

Entre sus parajes naturales, destacan la Presa del río Ebrón, el sendero de La Loma, el sendero botánico de corto recorrido, y el Punto de Interpretación Geológica del Rincón de Ademuz.

En su gastronomía, son muy apreciadas las carnes de cerdo y cordero, los embutidos artesanales, y el jamón. Entre los platos típicos, los más apreciados son el puchero de pueblo, el arroz empedrado y las gachas. De los dulces, el pastel de manzana, la carne de membrillo y la tarta de almendras son los más apreciados.


VALLANCA (VALENCIA):

Fuente: Álvaro Sanchez. http://www.minube.com.br/fotos/sitio-preferido/193580/615903

Fuente: Álvaro Sanchez. http://www.minube.com.br/fotos/sitio-preferido/193580/615903

Vallanca es otra de esas poblaciones que dejan huella cuando se visitan. Sus casitas con aire rural, su paz y tranquilidad, además de su gastronomía y alrededores vegetales, como por ejemplo el Parque Natural de Puebla de San Miguel, harán que vuestra visita sea única a este pequeña población de la comarca del Rincón de Ademuz que apenas tiene 200 habitantes.

fuente-urbanismo_50x35_traz-2

Vallanca


CASTELLÓ DE RUGAT (VALENCIA):

Fuente: Mick Hadley (FLICKR)

Fuente: Mick Hadley (FLICKR)

Castellón de Rugat, anteriormente llamada Castellón del Duc y Castellón de les Gerres, es un pequeño y precioso municipio de Valencia, en concreto de la comarca de la Vall d´Albaida. La historia de este lugar se remonta a Jaume I, que una vez conquistado el lugar, la población pasó a manos de la baronía de Rugat, ostentada por la familia Bellvís, pasando a manos del duque de Gandía en 1499.

Una de sus particularidades es que quedó prácticamente deshabitada tras la expulsión de los moriscos en el siglo XVII pero que años después, en 1611, obtuvo una nueva carta puebla. Entre sus diversos monumentos se pueden encontrar: la bella Ermita de San Antonio; la Iglesia de la Asunción, que data del siglo XVI; una Mezquita musulmana situada en el núcleo histórico del pueblo; el Palacio Ducal con los restos de un palacio construido por la familia Bellvís en los siglos XIV-XV y que pasó posteriormente a la familia Borja; el Horno de la Alfarería, que data del siglo XVIII; las Neveras o cavas de Nieve; la Font; la Casa Frasquet o Farmacia y la Torre.


CARRÍCOLA (VALENCIA):

Fuente: http://elordenador.eu/

Fuente: http://elordenador.eu/

Carrícola es un pequeño municipio de la Valencia en la comarca del Valle de Albaida. Apenas tiene 100 habitantes y basa su economía en la agricultura. Sus orígenes se remontan a una alquería musulmana que el rey Jaime I cedió junto con la torre del Castellet, que hoy se encuentra en el término de Palomar, a Berenguela Alonso en 1270. Rodeado de un verde valle y bajo su imponente Castillo, la población es un soplo de aire fresco, tranquilidad y paz para aquellos quienes la visitan. Sus multiples rutas de senderismo y/o posibilidades, como las que nos indica nuestro amigo elordenador.euhacen de este lugar una visita obligada si todavía no lo conocéis. No os perdáis sus fuentes, ermita e iglesia.

Carrícola o la población valenciana que fusiona arte y montaña en plena naturaleza


CULLERA (VALENCIA):

FotorCreated

Cullera (Valencia)

Cullera es única por su encanto, siendo el faro y las letras de la montaña de Cullera, de las cuales ya os explicamos su origen, el emblema de esta población pesquera que dio un gran cambio en los 60 para convertirse en el rincón turístico que es a día de hoy.

Entre sus múltiples atractivos, además de sus 6 playas con Bandera Azul (El Dossel, El Far, Los Olivos, Cap Blanc, Sant Antoni y Racó), destaca su imponente Castillo desde donde lo más alto puede verse toda la población y el mar; el Faro, símbolo de Cullera desde las míticas postales que dieron fama en los 60; las letras de Cullera, el emblema al más puro estilo Hollywood que da la bienvenida a los turistas; el parque acuático aquópolis, aún conocido como aquasol por muchos; la cultura del chiringuito, arraigada ya más de una década en la arena de la población; o el barrio del Pozo, situado en las inmediaciones del Mercado, donde las estrechas calles blancas de la antigua judería te transportarán a otra época. En definitiva, Cullera es única.

Fotos:


PATERNA (VALENCIA):

Paterna al descobert: detalles del patrimonio de Paterna y de los restos de la muralla árabe


GANDÍA (VALENCIA):

FotorCreated

Gandía (Valencia)

Gandía es uno de los mayores reclamos turísticos de la provincia de Valencia donde, para muchos, es todavía a día de hoy una auténtica desconocida. De todos es conocida su fama por sus playas, gastronomía y ocio nocturno, pero pocos saben que existen barrios bellos, monumentos como el Palacio Ducal de Gandía, el Real Monasterio de San Jerónimo de Cotalba, o lugares tan históricos como el castillo de Bairén, una fortificación en ruinas visitable que guarda la historia de la batalla entre los almorávides (1097), en un bando contra El Cid y Pedro I de Aragón en el otro. Además, son recomendables las visitas a sus marjales y la Alquería del Duque o por ejemplo probar su plato estrella y autóctono: la Fideuà de Gandia. Por supuesto no podemos olvidarnos de personajes históricos y leyendas de Gandía, tales como los Borja (o Borgia), el Tío de la Porra o la Delicá de Gandía, una mujer que murió al caerle un pétalo de jazmín, aunque este pétalo en realidad era uno de los ornamentos del rosetón de la Colegiata de Gandía.

Fotos:

 

 

 

 

 

 

7K Compartir
Compartir7K
Twittear
WhatsApp
Email